27.7 C
Bahía Blanca
jueves, febrero 22, 2024

Juntos negocia armar un interbloque en la Legislatura para disimular su ruptura

A pocas horas de jurar en sus bancas, la interna que atraviesa la alianza Juntos la lleva a querer armar un interbloque en la Legislatura bonaerense, una figura que no existe en la Provincia.

Tras la derrota en las elecciones generales y el posterior acercamiento de un sector del PRO a La Libertad Avanza (LLA), Juntos por el Cambio (JxC) atraviesa una fuerte crisis interna que pone en jaque su continuidad como alianza, e incluso su propia existencia.

La buena relación que los radicales mantienen con el gobernador bonaerense, Axel Kicillof, y su oposición a la entrante gestión que encabezará Javier Milei desde el 10 de diciembre, son dos hechos que también suman tensión puertas adentro de la alianza.

Por ahora, la idea que gana fuerza es la conformar un interbloque con el PRO, la UCR y quizás la Coalición Cívica, al igual que funciona en el Congreso de la Nación. Cada partido tiene su bloque, con presidente y vice, y a la vez, el interbloque nombra a sus autoridades.

Ahora bien, ocurre que en la Legislatura bonaerense la figura del interbloque no existe como tal al no estar contemplada en el reglamento, por lo que parece más una jugada para tapar el impacto de una ruptura. Sería en todo caso, una interacción informal entre varios bloques.

VOS PODÉS HACER TU APORTE
Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestro medio y porque buscás fuentes de información alternativas a los medios corporativos que expresen otras voces. Ayudanos a construir más y mejor periodismo.

Colaborar

Sobre la superficie asoman algunas diferencias inmediatas que podrían frustrar los intentos de disimular la ruptura: hay legisladores del PRO de perfil duro con intenciones de articular con los libertarios. En tanto, el radicalismo parece posicionarse como el sector político que le garantizará a Kicillof la gobernabilidad en la provincia.

El tiempo corre y las definiciones no llegan. Los diputados juran este miércoles y apenas quedan algunas horas para definir una síntesis de funcionamiento. Falta definir presidencias de bloques y cargos importantes como las vicepresidencias tanto en el Senado como en Diputados.

En el PRO reina el caos. Los legisladores responden a un amplio abanico de referentes que ahora quedaron posicionados en lugares muy diferentes. Diego Santilli controla cuatro bancas, Cristian Ritondo quería lugares de relevancia en la Legislatura, pero tras quedar afuera de la presidencia de Diputados tendrá que pelear por esos cargos. Jorge Macri quedó fortalecido, pero su prioridad está en arrancar su gestión en la Ciudad.

Adrián Urreli también quiere espacios de poder, aunque la derrota de Néstor Grindetti en la provincia y de Diego Kravetz en Lanús dejaron a ese espacio debilitado. Fabian Perechodnik también pelea por esos espacios. En tanto, Fernando Rovello también pide lugares en Diputados, impulsado por Daniel Angelici y Jorge Macri.

El espacio radical, en cambio, parece más ordenado. El senador nacional electo y líder de la UCR bonaerense, Maximiliano Abad, le ganó la pulseada a Facundo Manes, por lo que Diego Garciarena estará al frente del bloque boina blanca en la Legislatura. En la vice quedará Pablo Domenichini, un diputado que responde a Martín Lousteau.

Podría interesarte:

Las últimas noticias

Latest Posts

.links span { display:none }