• 25 de septiembre de 2022

Los halcones del albertismo organizan un 1º de mayo sin trabajadores

Mientras continúan los reclamos internos al presidente Alberto Fernández para vuelva a convocar a la mesa política del Frente de Todos, donde se sentaban también Cristina Fernández de Kirchner y Sergio Massa, el mandatario hace oídos sordos, al tiempo que los halcones del albertismo aseguran que “responderán con gestión” y organizan una marcha para el 1 de mayo con movimientos sociales y sin el movimiento obrero.

En el albertismo sostienen que dejaran de pronunciarse sobre la tensión oficialista y la falta de unidad en sus discursos públicos. Desde los círculos más cercanos al presidente aseguran que sólo se hablará de gestión y de la situación económica. Esta es la respuesta de los halcones albertistas a las críticas vertidas ayer por el ministro de Desarrollo de la Comunidad bonaerense, Andrés “Cuervo” Larroque, quien dijo este martes que al ministro de Economía Martín Guzmán “nadie lo votó” y que el resultado negativo de las elecciones legislativas fue un plebiscito de la gestión albertista. Críticas que enojaron y mucho a los dirigentes más cercanos al mandatario.

Sostuvieron que los únicos voceros del gobierno serán aquellos que hablen de la gestión, como Matías Kulfas o Cecilia Todesca. “No se responde”, fue el mensaje unificado dentro los halcones del albertismo.

A pesar de esta consigna, en off the record, siguieron afirmando que las críticas a Guzmán, en teoría, no son acompañadas por propuestas claras para frenar la inflación y que provienen de sectores a los que consideran “alejados de la realidad” y que están “encerrados en sí mismos” (sic).

Todavía sigue muy marcada la línea divisoria en el albertismo entre quienes van a sostener la posición del propio Alberto, de mantener la unidad a pesar de todo, y los que quieren expulsar a los referentes kirchneristas del gobierno.

La respuesta de unidad bonaerense

Mientras que el albertismo hace oídos sordos al reclamo de reconstituir la mesa política del FdT, para dotar de mayor representación al frente, del otro lado de la General Paz, el PJ bonaerense que encabeza Máximo Kirchner anunció que avanzarán con lo que llamaron “la institucionalización del Frente de Todos de PBA”.

Referentes de las distintas corrientes del FdT se reunieron para coordinar acciones que consoliden el trabajo que se viene realizando en territorio bonaerense.

El encuentro tuvo lugar en la Casa de Gobierno provincial, donde el gobernador, Axel Kicillof, y la vicegobernadora, Verónica Magario, recibieron al presidente del PJ bonaerense; a Malena Galmarini, en representación del Frente Renovador, a Mario Secco, por el Frente Grande; a Carlos Castagneto, por Kolina; a Mónica Macha, de Nuevo Encuentro, y a Cristina Álvarez Rodríguez y Martín Insaurralde.

“El Frente de Todos provincial continuará desarrollando una serie de reuniones con todos los actores que conforman la coalición para fortalecer el espacio de discusión y debate interno y las definiciones en torno a la realidad de nuestra provincia”, comunicaron.

Y adelantaron que habrá una “institucionalización de mesas provinciales en varias jurisdicciones del país”. Este proceso que anunció el kirchnerismo bonaerense también cayó mal en Casa Rosada. Sucede que, si el albertismo continuará sin escuchar el reclamo de unidad, entonces los sectores mayoritarios del frente lo harán de todas formas. Esa reunión para “institucionalizar al FdT”, es la versión provincial de la mesa política nacional que tanto se reclama.

Un 1º de mayo sin el movimiento obrero

Este domingo 1 de mayo, los movimientos sociales que respaldan a Alberto marcharán para mostrar su apoyo al mandatario. El Movimiento Evita está a la cabeza de la organización de esa marcha, que contará también con la participación de la UTEP, que conduce Juan Grabois -quien recientemente se había alejado del Evita y acercado más al kirchnerismo-. Aún no se descarta que el presidente pueda llegar a aparecer en la marcha del domingo.

La organización del acto se empezó a gestar hace varias semanas, cuando el FdT atravesaba uno de los momentos de mayor tensión interna. Los referentes de las organizaciones sociales que se identifican con el Presidente pensaron en la marcha como una muestra de respaldo contundente para Fernández frente a lo que se preveía como una ruptura.

Ese fue el espíritu que le transmitieron a la cúpula de la Confederación General del Trabajo (CGT), que su mayoría también se alinea con el Presidente -a diferencia de las bases obreras, mucho más identificadas con la figura de Cristina Fernández de Kirchner, como quedó demostrado en las elecciones internas de la UOM-.

Pero la CGT decidió no adherir a la convocatoria, a la espera de la reapertura de las paritarias y de resultados de las medidas contra la inflación, además de la decisión de no alinearse en la calle en función de la interna del FdT.

Convidame un Matecito

Esto podría interesarte:

Read Previous

Juicios por la verdad para la Masacre de Napalpí

Read Next

Ruralista desmintió a Bullrich por sus dichos sobre el tractorazo