Hundimiento del Belgrano: Nino Benvenutti analizó la responsabilidad de Thatcher y el contexto en el que se desató la guerra

El Ágora Digital
El Ágora Digital
Hundimiento del Belgrano: Nino Benvenutti analizó la responsabilidad de Thatcher y el contexto en el que se desató la guerra
Loading
/

Héctor «Nino» Benvenutti visitó los estudios de Taboo Multimedios y conversó con Juan Ignacio Guarino, en un nuevo aniversario del hundimiento del crucero ARA General Belgrano en el marco de la guerra de las Islas Malvinas.

El profesor de Historia habló de «una descoordinación total» dentro del gobierno de facto argentino, y analizó la responsabilidad de Margaret Thatcher en el ataque, así como su relación ideológica con Javier Milei.

El contexto del hundimiento

El 2 de mayo de 1982 se produjo el hundimiento del ARA General Belgrano tras un ataque del submarino británico HMS Conqueror fuera del área de exclusión militar de 200 millas de radio establecida en torno a las Islas Malvinas.

En el marco de un nuevo aniversario del trágico acontecimiento, Benvenutti analizó el contexto en el que ocurrió el hecho, y recordó que en la previa del conflicto:

Margaret Thatcher, anteriormente diputada nacional, economista liberal de derecha, toma el poder a través de elecciones en Gran Bretaña y se convierte en la primera ministra del Reino Unido«.

«La política económica liberal a ultranza tomada por Margaret Thatcher«, fue similar a la «de Ronald Reagan, en ese momento presidente de los de los Estados Unidos». Entre tanto:

«La Dictadura Civico-militar argentina, a través de la burguesía terrorista que implementó el terrorismo de Estado, también implementó un modelo económico muy similar, que está repitiendo el actual gobierno de Javier Milei«.

«La tablita cambiaria de Martínez de Hoz terminó fracasando y Martínez de Hoz, ya por el año 80, fines del año 80, debió renunciar al cargo y fue reemplazado», manifestó el profesor Benvenutti.

Los medios y el conflicto

Más adelante, recordó que «cuando Galtieri asume como presidente de facto, yo en ese momento trabajaba en el diario» y «tenía en ese momento 29, 30 años, estamos hablando del año 82».

«En las viejas teletipos, a través de cables en papel, recibíamos informaciones«, agregó, al tiempo que explicó:

«La mayoría de la gente se sorprendió, nosotros no tanto. Los que estábamos en el mundo del periodismo no nos sorprendimos tanto por la represalia tomada por la ministra Margaret Thatcher, comandante en jefe de las fuerzas militares de Gran Bretaña, segundo miembro en importancia de la OTAN».

Por otro lado, indicó que desde los medios de comunicación locales «se intentó frenar de alguna manera» la información. Sin embargo, «era imposible hacerlo porque los diarios y las noticias de las agencias y diarios europeos, inclusive norteamericanos y también ingleses estaban dando la noticia«.

«Se lo califica como un acto de guerra porque el hundimiento se da por fuera de la zona de guerra«, aclaró, «se había marcado una zona de exclusión«.

«Los medios de comunicación intentaban minimizar y ocultar ciertas informaciones que nosotros, por casualidad, porque trabajábamos en el diario, leíamos a través de los cables», agregó, y comentó: «Había órdenes de no publicar la verdad«.

«Las órdenes eran ir, tomar las islas y no disparar»

Más adelante, Guarino recordó una de las infames frases de Galtieri en el marco del conflicto: «Si quieren venir que vengan, les presentaremos batalla«. «Esa frase hecha por un general de la nación, presidente de facto, fue absolutamente desatinada incorrecta, política y militarmente«, comentó Benvenutti.

«Estaba la creencia en la junta militar argentina de que como Argentina estaba alineada con Estados Unidos, Estados Unidos iba a apoyar a esta incursión bélica» a pesar de su alianza con Gran Bretaña.

«Intentaron decir eso porque Galtieri, previo al desembarco en Malvinas, en diciembre del 81 había viajado a los Estados Unidos«, comentó, al tiempo que expresó que «las órdenes eran ir, tomar las islas y no disparar».

Sin embargo, «había una descoordinación total» entre «el Estado Mayor Conjunto del Ejército, el Estado Mayor Conjunto de la Marina y la Fuerza Aérea, que tuvo una intervención menor».

«Yo creo que la intención original de Galtier y el Estado Mayor Conjunto, pero el hundimiento del General Belgrano trastocó eso, era tratar de negociar con Gran Bretaña«, agregó. Al respecto, recordó que:

«A lo largo de la historia, distintos gobiernos, el del mismo Rosas, Roca, Yrigoyen, el tercer gobierno de Perón... Intentaron llegar a un acuerdo con el primer ministro laborista de Gran Bretaña. El último fue un acuerdo entre el canciller de Perón y el ministro de Relaciones Exteriores de Gran Bretaña en el año 1974, que habían llegado a una especie de… Un pre-acuerdo para la ocupación compartida de Malvinas, que se frustró por la muerte de Perón«.

«Después vino la dictadura cívico militar y cuando Galtieri desembarca en Malvinas el 2 de abril la intención, repito lo que dije antes, era intentar llegar a un acuerdo», añadió, aunque aclaró: «Recordemos también que la dictadura cívico-militar argentina estaba en su ocaso«.

Milei y Thatcher

Sobre el final de la entrevista, el periodista le consultó a Benvenutti por su opinión acerca del Presidente Javier Milei, y las relaciones entre la ideología libertaria que profesa y la de los representantes de la ultraderecha que el mandatario admira. Entre ellos, Thatcher.

Al respecto, comentó: «Se llaman libertarios, lo que es una broma de mal gusto y es un absurdo, en realidad son totalitarios, dice Noam Chomsky«. Además, señaló que cuando se habla de esta ideología:

«Debemos remitirnos a los economistas austríacos, liberales conservadores de ultraderecha, von Hayek, von Mises, siempre los nombra Javier Milei. Bueno, él es un economista aliado en estos últimos tiempos, aliado a esa ideología anarco-capitalista».

Sin embargo, remarcó que «hasta se opone a lo que le dijeron los liberales clásicos como Adam Smith y David Ricardo«. «Se opone al mismísimo liberalismo tradicional, lo cual es una contradicción en sí misma», indicó.

«Margaret Thatcher representó dentro de lo que era Europa, de lo que era Gran Bretaña y el poder hegemónico de Estados Unidos e Inglaterra, la derecha liberal conservadora, digamos, más ultra, pero sin llegar al extremo del anarcocapitalismo«.

«Yo lo digo como profesor de historia, en realidad no son anarco-capitalistas, son neo-fascistas«, completó, «entre el neoliberalismo conservador y el neofascismo no hay muchas diferencias«.

Mencionadas en esta nota:

Las últimas noticias

Seguinos en redes

Offtopic: