• 25 de septiembre de 2022

Gustavo Petro asumió como primer presidente de izquierda de Colombia

Gustavo Petro tomó juramento este domingo como presidente de Colombia, ante cientos de miles de personas que acompañaron la ceremonia de investidura en Bogotá. Fue una jornada histórica porque el exsenador se convirtió en el primer Jefe de Estado colombiano de izquierda. Alberto Fernández fue a la asunción y se reunió con el flamante mandatario.

Juro a Dios y prometo al pueblo cumplir fielmente la Constitución y las leyes de Colombia“, dijo Petro ante el jefe del Congreso en la céntrica Plaza de Bolívar.

A Petro le colocó la banda presidencial la senadora María José Pizarro, hija de Carlos Pizarro, compañero del mandatario en la guerrilla del M-19 y asesinado por el terrorismo de Estado en 1990, cuando era candidato a la Presidencia.

Minutos después, el flamante mandatario tomó el juramento a su compañera de fórmula, Francia Márquez, que ocupará el cargo de vicepresidenta. En ese preciso momento se llevó a cabo la primera decisión presidencial de Petro, cargada de simbolismo: el flamante mandatario ordenó a la Casa Militar que le acercaran la espada del libertador Simón Bolívar, reliquia que había quedado depositada en la Casa de Nariño, sede del gobierno, por decisión expresa del antecesor de Petro, Iván Duque, quien rehusó autorizar su salida.

El economista y exalcalde de Bogotá de 62 años se consagró como Jefe de Estado hasta 2026 luego de su victoria en el balotaje del pasado 19 de junio, en el que su coalición Pacto Histórico se impuso con el 50,47% de los votos de los votos sobre el político y empresario liberal Rodolfo Hernández.

A Petro le tocará suceder al gobierno del saliente presidente Iván Duque (con casi 70% de desaprobación), que estuvo signado por su incumplimiento de los Acuerdos de Paz de 2016, el fracaso de su reforma impositiva y las críticas a su gestión enmarcadas en el llamado Paro Nacional nacido en 2019 y que se extendió con sucesivas protestas hasta 2021, y en las que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) constató el uso desproporcionado de la fuerza, desapariciones, entre otros delitos.

Los déficits en torno al cumplimiento y ampliación de los Acuerdos de Paz serán uno de los principales retos del próximo ocupante de la Casa Nariño, en un país en el que según el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) hay 6 conflictos armados aún vigentes. El gobierno entrante, así como el Ejército de Liberación Nacional (ELN), ya manifestaron su voluntad a dialogar camino a lograr la “paz total”.

La reunión con Alberto Fernández

Entre los asistentes a la ceremonia se encontraba el presidente argentino, Alberto Fernández, quien fue el primer mandatario recibido por el flamante presidente colombiano. Allí, el Fernández invitó a Petro a realizar una visita oficial a la Argentina en los próximos meses y le reafirmó su compromiso de seguir apoyando la paz en su país.

Del encuentro, en el que ambos avanzaron en una potencial agenda bilateral en materia política, social, económica y comercial, participaron por la Argentina el canciller Santiago Cafiero y el embajador Gustavo Dzugala.

Por Colombia, en tanto, estuvieron presentes quien ocupará la Cancillería en el nuevo gobierno, Alvaro Leyva Durán; y su vice Francisco Coy.

Alberto destacó el importante potencial para ampliar y diversificar el relacionamiento económico bilateral, “en sectores como el alimenticio, automotriz, maquinaria agrícola y la industria farmacéutica, como así también en lo que respecta a industrias culturales y servicios“.

Convidame un Matecito

Esto podría interesarte:

Read Previous

La provocadora respuesta del Juez de la Causa Vialidad a la denuncia de Cristina Kirchner

Read Next

El zamorismo arrasó en las elecciones municipales de Santiago del Estero