21 C
Bahía Blanca
lunes, marzo 4, 2024

Cristina Kirchner en Plaza de Mayo: "Me quieran matar o meter presa, nunca voy a ser de ellos"

En el marco de una jornada lluviosa, la Vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner pronunció su discurso frente a una Plaza de Mayo colmada, a 20 años de la asunción de Néstor Kirchner. Aunque no habló de candidaturas, propuso "tres o cuatro ejes" para desarrollar un nuevo programa político.

La llegada de Néstor Kirchner a la Presidencia

En medio de una jornada marcada por las lluvias, a las 15:30 horas la Vicepresidenta llegó al escenario para dar su discurso frente a una Plaza de Mayo colmada. En este marco, recordó la llegada de Néstor Kirchner a la presidencia en 2003.

"Hace exactamente 20 años que llegábamos con él acá, a esta misma plaza, en la que 30 años antes habíamos estado", recordó Cristina Kirchner, "ese país que recibió aquel presidente patagónico de apenas 22% de los votos".

"No lo duden que sigue viviendo en el corazón del pueblo, en el corazón de cada argentino y cada argentina", agregó.

Además, explicó que, "ante tanta desinformación", es necesario recordar que "cuando él llegó después de la crisis del 2001 el Estado era así de chiquitito". "Pero la deuda externa que le habían dejado era así de grande", apuntó.

Cristina 25 de mayo 2023

VOS PODÉS HACER TU APORTE
Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestro medio y porque buscás fuentes de información alternativas a los medios corporativos que expresen otras voces. Ayudanos a construir más y mejor periodismo.

Colaborar

"Tampoco estaba el correo que había sido privatizado", comentó, "la ANSES tampoco existía, porque cuando él llegó en la Argentina se jubilaron unos pocos". En ese contexto, "los recursos de los trabajadores habían sido entregados a las famosas AFJP".

"Las AFJP se terminaron quedando con los sueldos más altos como aportantes", añadió, "y los más bajos los terminó pagando el Estado".

"En 2009 recuperamos la administración de las AFJP. Toda la gente había quedado a la intemperie. No había blanqueado los aportes y no se podían jubilar", explicó.

A los genios de las finanzas

Por otro lado, reflexionó: "Si todo en manos de los privados, de los buenos administradores", "¿Por qué la Argentina debía tanta plata?". "Porque habían contraído deuda externa, porque la habían estatizado en el '82", apuntó, al tiempo que comentó que:

"Siguieron durante toda la década de los '90, para sostener la falsa dolarización, endeudando al país y el día que se cayó la falsa dolarización estalló el país".

En este contexto, remarcó que "a la patria hay que amarla completa" y afirmó que "esta plaza fue poblada de represión a Madres y Abuelas" cuando "se caía la convertibilidad y se apropiaban de los depósitos a plazo fijo en el 'corralito' del señor clavo de ojitos claros".

Asimismo, comentó en referencia a los discípulos de Domingo Cavallo, que "cuando hoy escuchamos a los discípulos y colaboradores de ese ministro explicarnos lo que van a hacer", "a nosotros, porque claro, nosotros no entendemos de economía como ellos".

"Fuimos los kukas los que pagamos los depósitos a plazo fijo. Cuando fueron a buscar los dólares y los pesos a los bancos, no estaban. Se los quedaron los genios de las finanzas. Esos dólares y pesos los pagaron los kukas, Néstor y Cristina", enfatizó.

"Anoten genios de la economía, se la garpamos nosotros la de ustedes", agregó, "nosotros, los kukas, los perucas".

La deuda y el FMI

Posteriormente, Cristina Kirchner hizo referencia al pago de la deuda al FMI y otros acreedores en el marco de las gestiones kirchneristas. "Cuando Néstor llegó al gobierno y recibió la deuda soberana defaultaeada", detalló, "la más grande de la historia, 150% del PBI".

"La reestructuró contra viento y marea", continuó, "logrando la quita de capital de intereses más grande de la que se tenga memoria". Sobre el tema, recordó que:

"Era la deuda que había sido estatizada en el 82 cuando se iba la dictadura militar. y la deuda que se contrajo durante los 90 para sostener la falsa convertibilidad".

En este contexto, señaló que el entonces presidente "decidió, junto a Lula, pagar al contado la deuda con el FMI". "Es ahí cuando la Argentina y su gobierno votado en las urnas recupera el timón de la economía", puntualizó, lo que permitió el comienzo de "un proceso de reindustrialización, inclusión, de valor agregado, tecnología, repatriación de científicos e investigadores".

"De la construcción de una red social de inclusión para una sociedad que había sido devastada por la desocupación y la exclusión", sintetizó.

Cristina, Máximo, massa y wado

Una alianza entre lo público y lo privado

La Vicepresidenta también recordó las mejoras en el PBI que ocurrieron entre 2003 y 2015, y enfatizó la necesidad de alcanzar una alianza entre el ámbito público y el privado para el desarrollo del país.

"Cuando el compañero llegó a presidente, el producto bruto de este país era de 164 mil millones de dólares", apuntó, "cuando su compañera entregó el gobierno de 2015, el producto bruto era de 647 mil millones de dólares".

En ese sentido, aclaró que "pagamos durante 12 años y medio 100 mil millones de dólares que no habíamos contraído nosotros" y "con buenos salarios".

"Aquel gobierno termina con el mejor salario en dólares de toda Latinoamérica, con la mejor jubilación, y con la mayor participación de los trabajadores en el PBI, más del 51%", agregó.

Cuando "dicen que mi segundo gobierno no fue tan bueno, es porque fue cuando más plata ganaron los trabajadores", señaló. Sin embargo, explicó que "no fueron 12 años fáciles", "casi me pongo al país de sombrero".

La dos veces Presidenta se refirió a la crisis de 2008, "la del mundo financiero en Wall Street y el mundo entero", y recordó que "en 2009 vino una sequía". Además, cuestionó que el país sea "tan agrodependiente en algunas cosas".

"Entre 2008 y 2009, perdimos millones de cabezas de ganado", detalló, "la sequía del 2009 colgaban a las vacas que se había muerto en los alambrados, y decían esto es culpa de Cristina", manifestó. En este contexto, enfatizó que:

"Necesitamos poder articular algo distinto, no podemos seguir atados a una economía primarizada y a los precios internacionales, a que llueva o a que salga el sol. Necesitamos articular lo público y privado, una alianza para agregar valor e incorporar tecnología".

"Las boludeces que se dicen en los medios de comunicación"

Sobre este último punto, remarcó que las principales economías emergentes "del lado asiático, no solo China, lejos está de la doctrina que nos quieren imponer que el mercado todo lo resuelve". "Son modelos de acumulación acordados entre el sector público y privado", subrayó, al tiempo que declaró:

"Esta es la discusión que están esperando millones de argentinos y no las boludeces que se dicen todos los días en los medios de comunicación".

La "plaza de la calabaza"

Por otro lado, recordó el fin de su mandato en 2015, "la 'plaza de la calabaza', la del 9 de diciembre de 2015, cuando nos despedimos". "No para siempre. Es cierto, no me despedí", aclaró.

"Ese día lo recuerdo con mucho amor y cariño", continuó, "le dejábamos un país mucho mejor que el que habíamos recibido era una muestra de orgullo". En este marco, aclaró que "tampoco era Disneylandia", pero remarcó que:

"Habíamos llegado con la deuda defaulteada y nos íbamos desendeudados. El nivel de endeudamiento no solo era ínfimo, las familias tampoco estaban endeudadas, ni las empresas, porque el salario era el más alto de América Latina".

La situación en 2019 y "otra vez el FMI"

Más adelante, la dirigenta habló de lo que dejó la gestión de Mauricio Macri y Cambiemos a fines de 2019, cuando comenzó la gestión del Frente de Todos. "Cuando volvimos en 2019, nuevamente endeudada la Argentina en dólares", lamentó, "en 2016 y 2017 fuimos el país en el mundo que más deuda en dólares tomó".

"Y cuando no se pudo pagar, pasó lo que pasó: otra vez el Fondo Monetario. Pero con un adicional: ya no eran préstamos stand by más o menos normales. Le dieron para que pudiera ganar las elecciones 57 mil millones de dólares, un préstamo inédito, insólito", cuestionó.

"No tiene la culpa el chancho, sino el que le da de comer", agregó sobre el exmandatario, "45 mil millones de dólares le liquidaron y ni así pudieron ganar las elecciones". "Entregaron un país endeudado con dos dígitos de desocupación", expresó.

Sobre las diferencias dentro del espacio oficialista, y en particular con el Presidente Alberto Fernández, apuntó que:

"Todos saben las diferencias que he tenido y tengo, lo dije un 20 de diciembre en La Plata. Va a haber crecimiento, pero cuiden los precios de la economía porque se lo van a llevar cuatro vivos el crecimiento".

"Se lo están llevando cuatro vivos", subrayó, aunque aclaró que "este gobierno es infinitivamente mejor del que hubiera sido el de Mauricio Macri. No tengo dudas".

"Yo soy del pueblo y de ahí no me muevo"

"El problema es la distribución del ingreso", remarcó la dos veces presidenta de la Nación, "creanme que para hacerlo muchas veces hay que ponerle carita fea a los que tienen mucho".

Además, expresó que "no se trata de confrontar", y preguntó:

"¿Por qué se creen que en mi segundo gobierno pudimos llegar al 51% [participación de salario en PBI] y me odian y me proscriben? Porque nunca fui de ellos. Me quieran matar o meter presa, nunca voy a ser de ellos. Yo soy del pueblo y de ahí no me muevo".

Los ejes de un programa político

Cerca del cierre de su discurso, Cristina Kirchner propuso "tres o cuatro ejes" para desarrollar un programa político y remarcó la necesidad de "construir organización, "profundidad territorial" y "profundidad sectorial en los sindicatos".

"Una sola persona no puede. Tiene que haber cuadros que tomen la posta y lleven adelante el programa de gobierno que necesita la Argentina. Necesitamos tres o cuatro ejes sobre los que desarrollar ese programa", detalló.

Dejar de lado el acuerdo con el FMI y renovar el pacto democrático

En primer lugar, explicó que "si nosotros los argentinos no logramos que ese programa que el FMI impone a todos sus deudores sea dejado de lado" y se "nos permita elaborar un programa propio de crecimiento", entonces "va a ser imposible pagarlo por más que digan lo que digan".

Además, remarcó que "necesitamos unidad nacional" y subrayó que "la política tiene que ser la solución". "Que lo aten a un porcentaje de exportaciones, pero que dejen de querer dirigir la política y clausurar la industrialización del país", desarrolló, al tiempo que agregó:

"No alcanza con la materia prima, tenemos que agregar valor para que haya trabajo de calidad y buenos salarios. Se puede hacer porque nosotros lo hicimos durante 12 años y medio".

Articular lo público y lo privado

A continuación, reiteró la necesidad de articular lo público y lo privado. "Tenemos recursos estratégicos extraordinarios gracias a los kukas también recuperamos Vaca Muerta", manifestó, así como "litio, materiales raros". "Debemos tener mirada estratégica, que vengan a explotarlo", continuó.

"Algunos dirigentes a los que respeto porque fueron elegidos en las urnas se ponen contentos porque en Bolivia y Chile sacaron legislaciones que cuidan el litio", recordó, "se piensan que entonces van a venir acá". "¡Qué vocación de colonia! Ponete en la cabeza ser Malasia, Corea, pero no Potosí, por favor", expresó.

La Corte Suprema y la renovación de un pacto democrático

Posteriormente, manifestó que la necesidad de renovar el pacto democrático y "volver a darle al país un Poder Judicial que se ha evaporado entre las tramoyas de una camarilla indigna".

"Aquella Corte que a la que Néstor pidió que se le hiciera juicio político, al lado de este mamarracho que tenemos hoy, nunca se escucharon y se vieron las cosas que se saben y que nos enteramos todos los días", cuestionó.

"No importa si es un jurista de una u otra orientación, pero los argentinos se merecen a volver a tener una Corte que sea llamada como tal sin ponerse colorado", subrayó, y exigió: "Se lo pido a todos los partidos políticos. Es la imagen del país también".

En ese sentido, consideró que "tenemos que repensar el diseño institucional, no podemos seguir con la rémora monárquica y que nunca más rinden cuentas a nadie". Al respecto, objetó:

"No se sabe sus declaraciones juradas, dónde viven y qué tienen, esto no es de república ni democracia".

Endeudamiento y la tarea de la militancia

Finalmente, la Vicepresidenta pidió que "empecemos a cumplir la Constitución, investiguemos a la deuda y sus responsables". "Es hora de que las instituciones no estén para cuidar los intereses de las corporaciones y poderosos", dijo, "sino de todos los argentinos y argentinas".

En este contexto, llamó a realizar una "tarea militante" para desarticular el "entramado de desinformación" y que la ciudadanía conozca quienes son "los verdaderos responsables de la situación que vive Argentina" en materia de "endeudamiento, falta de dólares y corridas que tantas veces han asolado a Argentina".

"Basta de pedirle al otro que haga cosas que nosotros no estamos dispuestos a hacer; hay que romperse lo que hay que romperse", exclamó.

Podría interesarte:

Las últimas noticias

Latest Posts

.links span { display:none }