• 14 de agosto de 2022

Un pequeño grupo de diputados PRO acompañan a Macri en su declaración

Mauricio Macri debe declarar este miércoles por el espionaje ilegal a familiares de los tripulantes del ARA San Juan. Esta vez, no hubo un llamado a la movilización y sólo irán para apoyarlo un puñado de legisladores del PRO. Ni Larreta, ni Bullrich, ni Vidal serán parte. Tampoco habrá referentes de la UCR ni de la Coalición Cívica, que rechazan la movida por ser supuestamente similar a la que usó CFK en 2016.

Luego del magro resultado de su primera marcha, Mauricio Macri no volverá a hacer una convocatoria para su visita al juzgado de Dolores. Sí lo acompañarán entre 15 y 20 diputados del PRO.

La UCR y la Coalición Cívica no coinciden con la movida, la consideran similar a lo que se organizó con Cristina Fernández de Kirchner en 2016. La presidenta del PRO, Patricia Bullrich, no lo acompañará esta vez.

La primera convocatoria del entorno de Macri a concentrarse en Dolores causó polémica dentro de la alianza opositora.

Primero circuló la versión de que iban a organizar una movilización “masiva” con 400 micros. Finalmente, terminó siendo algo mucho más modesto, con parte del ex gabinete del Macri y algunos legisladores. Pero la polémica no fue por la magra convocatoria sino porque la organización del acto en sí.

El encargado de blanquear la interna fue el gobernador radical de Jujuy, Gerardo Morales, quien dijo que Macri simplemente debería haberse presentado a declarar. Y sostuvo que no estaba de acuerdo con ese tipo de marchas, que le recordaban mucho a las de CFK.

Incluso, Morales le puso más picante: “Muchos en el PRO tampoco comparten el acto de Macri, pero no lo dicen“. En el PRO nadie se hizo cargo y mucho menos Horacio Rodríguez Larreta, a quien cuestionaron por lo bajo por no movilizarse a Dolores con Macri.

Lo cierto es que el jefe de gobierno porteño, María Eugenia Vidal y Diego Santilli se sacaron una incómoda foto con el ex presidente el día anterior.

Pasado el acto, la fallida convocatoria y la indagatoria reprogramada, esta vez no parecía haber mucho interés en repetir el fiasco de convocar a una marcha por Macri. De hecho, se rumoreaba que ni Patricia Bullrich concurriría.

Ante la eventual imagen del expresidente yendo a Dolores en absoluta soledad y el contraste con lo que se vio la semana pasada, se organizó a último momento una comitiva de diputados que lo acompañarán en sus autos particulares. El temor principal era que cierto núcleo duro de votantes salieran a cuestionar a los otros dirigentes del PRO por “soltarle la mano a Macri“. Sucede que hay cuentas troll en Twitter que perfectamente lo podían hacer.

Para desactivar esto, viajará un grupo encabezado por el presidente del bloque de diputados, Cristian Ritondo. Entre los que confirmaron que lo acompañarán estaban Fernando Iglesias, Omar de Marchi, Ezequiel Fernández Langan, Juan Aicega, Julio Sahad, Natalia Villa, Dina Rezinovsky, María Luján Rey, Mercedes Joury, Adriana Cáceres, Carmen Polledo, Pablo Torello, Martin Medina y Jorge Enriquez, entre otros. También se acercarán alguos intendentes y concejales.

Son solamente miembros del PRO, dado que quedó claro que sus socios de la UCR y la Coalición Cívica no comparten la jugada.

Elisa Carrió dijo la semana pasada que con el calor que hacía no iba a ir a Dolores. Esta semana los problemas de salud que enfrenta no le permitirán tampoco asistir. Larreta buscó una forma de apoyar sin estar, pero queda claro que al jefe de gobierno porteño no lo convence demasiado que se agrande como tema de campaña el espionaje a los familiares de los tripulantes del ARA San Juan.

Ni mucho menos darle a Macri la centralidad en la elección.

Macri no tendrá, por lo tanto, una plataforma de relanzamiento político como en algún momento imaginó que podría llegar a ser esa indagatoria.

No importa: el ex presidente seguirá buscando el momento propicio para comenzar a deslizar que puede volver a ser candidato en 2023. Ya dijo ante una pregunta conveniente en una charla partidaria que no descartaba nada y que “en 2023 la gente decidirá“.

La idea de volver al poder seduce al expresidente, cada vez más. El domingo de las elecciones estará todavía en el país, con la idea nuevamente de montarse sobre el resultado, como hizo en las PASO. Luego -si el Poder Judicial lo deja- se tomará algunas semanas para viajar a Arabia Saudita.

Convidame un Matecito

Esto podría interesarte:

Read Previous

Inflación: el gobierno busca controlar las subas en medicamentos

Read Next

Argentina superó a EEUU en porcentaje de población con esquema completo contra el COVID-19