14.2 C
Bahía Blanca
lunes, mayo 20, 2024

El FMI le niega un nuevo desembolso a Caputo y la recuperación en V queda descartada

El FMI confirmó que Argentina no recibirá los fondos extra que Luis Caputo había solicitado para salir del cepo cambiario, y el Ministro suma otro fracaso mientras crece el escepticismo por la supuesta recuperación en V de la economía.

Sin desembolso del FMI

El Ministro de Economía, Luis Caputo, sostuvo una reunión con la segunda del Fondo Monetario Internacional (FMI), Gita Gopinath, en la que la economista adelantó que la República Argentina no recibirá un nuevo desembolso.

El funcionario había viajado a Washington para solicitar entre 10 mil y 15 mil millones de dólares para cumplir con la promesa del Presidente Javier Milei de eliminar el cepo cambiario este año.

Sin embargo, desde el entorno del Ministro reconocieron que la posibilidad de recibir un nuevo desembolso se enfrió.

Aun así, para el FMI la negativa fue clara desde el principio, ya que el Gobierno Nacional rechazó la propuesta de realizar una devaluación del tipo de cambio y avanzar hacia un régimen de flotación, junto a una suba de tasas.

VOS PODÉS HACER TU APORTE
Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestro medio y porque buscás fuentes de información alternativas a los medios corporativos que expresen otras voces. Ayudanos a construir más y mejor periodismo.

Colaborar

Sin aceptar estas medidas, difícilmente el fondo acceda a entregar fondos. Aun así, el libertario negó hacer la devaluación que pide el fondo y Caputo continúa apostando a la bajada de tasas.

Una de las metas del Ministro era conseguir el financiamiento para comenzar a salir de las restricciones cambiarias, pero su plan viene sumando fracasos y el FMI era su última apuesta.

El exministro de Mauricio Macri recibió una felicitación de la número uno del Fondo, Kristalina Georgieva, sobre la bajada de inflación. "Está avanzando muy rápidamente en el ajuste fiscal", celebró la búlgara.

Sin salida del cepo ni reactivación económica

La política económica impulsada por Caputo comenzó a recibir críticas incluso de los economistas liberales. Entre ellos, Domingo Cavallo, quien advirtió que no habrá reactivación si no se levanta el cepo cambiario.

Durante una charla con el CEO de Cocos Capital, Ariel Sbdar, el exministro comentó que "hasta que no se libere y reunifique el mercado cambiario, no veo que haya una reactivación importante de la economía".

"Va a seguir un clima recesivo e incluso con tendencia a ser depresivo, una recesión prolongada. Recién después de esos cambios y que se anuncie un plan de estabilización, la economía va a dejar de declinar", agregó.

En otras palabras, la supuesta recuperación en V pronosticada desde el espacio libertario está cada vez más lejos.

Cavallo también criticó el crawling peg del 2% mensual en el tipo de cambio oficial en un contexto de alta inflación, y advirtió que "aumenta muchísimo el riesgo de que para poder unificar y liberalizar el mercado de cambios tengan que admitir un salto devaluatorio fuerte".

Esto "puede dar lugar a que se desbanden las expectativas y tenga impacto inflacionario", agregó.

El economista Martín Uribe también se expresó contra la política económica de Caputo, y manifestó que "el cepo cambiario es uno de los impedimentos más grandes que ha tenido la Argentina para crecer en los últimos quince años".

"Es inentendible por qué sigue vigente el cepo cambiario. Esa es la gran diferencia entre un gobierno de ideología libertaria y un gobierno de ideología liberal. Un gobierno de ideología libertaria tiene el estómago para mantener el cepo cambiario por 120 días. Todavía no ha tocado nada del cepo cambiario. Un gobierno liberal no hubiese mantenido el cepo cambiario ni por un día", dijo al respecto.

Según manifestó, las restricciones se tienen que "levantar inmediatamente porque es lo que le está poniendo freno al crecimiento argentino" y lanzó un dardo envenenado contra el Ministro:

"¿Por qué lo hacen? Para mí es inexplicable, pero puedo dar dos razones posibles. Una, la falta de un marco conceptual claro: éste es un gobierno en el que el marco conceptual de los que dirigen la economía no es muy sólido. Una cosa es ser un trader en Nueva York y otra cosa es ser un economista con un marco conceptual macroeconómico sólido. Eso no existe en este momento".

Sin optimismo para el segundo semestre

El pronóstico de una recuperación en V impulsada por las exportaciones de materias primas es visto con escepticismo por la mayoría de los analistas, que consideran que la economía comenzará a recuperarse mucho más lentamente.

Uno de los que se expresó al respecto fue Matin Rapetti, director de Equilibra, quien comentó que "no vemos una recuperación sólida en forma de V en la segunda mitad del año como sostiene el gobierno".

"Tampoco una reducción significativa de la inflación que derive en tasas mensuales del 2 o 3% hacia fin de año", agregó.

En este contexto, criticó la "inconsistencia" de la estrategia cambiaria y monetaria del Gobierno. "Sostener el ritmo de depreciación cambiaría al 2% mensual llevará a la economía a una situación de atraso cambiario", señaló.

"No creemos se pueda mantener si se pretende relajar las restricciones cambiarías de modo significativo durante lo que resta de 2024", añadió, al tiempo que aclaró:

"Decimos relajar en vez de levantar porque vemos virtualmente imposible que desaparezcan todas las restricciones este año, dada la insuficiencia de reservas y de flujos netos de dólares a la economía".

Sebastian Menescaldi, de EcoGo, entre tanto explicó que hay incompatibilidades entre pretender una recuperación rápida y acumular reservas, ya que con la recuperación también se produciría un aumento de importaciones.

"Parte del programa económico se basa en la recomposición del balance del Banco Central, con lo cual necesitas sí o sí juntar dólares. Hoy, sin crédito en el sector público, el sector privado tapado de deudas, la única forma que vemos de conseguir dólares es manteniendo el nivel de actividad medio pisado o bajo. No se puede recuperar tan rápido, porque si te recuperas muy rápido vas a ir en contra de la acumulación de reservas", detalló.

En este marco, "estamos previendo que la recomposición de la actividad va a ser un poco más lenta" y "recién a mediados del próximo año podríamos volver a estar en niveles similares a los que tuvimos a fines del año pasado, esto si todo marcha bien".

Al referirse al tema, el especialista en consumo Guillermo Oliveto comentó que "es importante entender que este año, el crecimiento del PBI estará impulsado principalmente por el agro y la energía".

Sin embargo, "esto podría no traducirse en un crecimiento sostenido del consumo", indicó, y opinó que "el crecimiento del consumo no lo veo como una V, sino como una pipa de Nike, una recuperación más cercana al fin de año o el verano. Es que el mercado está hablando más bien de una recuperación hacia el 2025".

"Lo que falta es un puente entre esa macroeconomía y la microeconomía", continuó, pero:

"Hay una celebración en el mercado financiero y una tranquilidad en la macroeconomía, con correcciones más rápidas de lo esperado, pero, por otro lado, hay una gran preocupación en la economía real".

El ex titular del Banco Central, Alejandro Vanoli, quien además es director de la consultora Synthesis, también se mostró crítico del programa de Caputo y la pretensión de mantener el superávit fiscal sin crecimiento:

"La historia argentina refleja que solo es posible sostener superávit fiscal sustentable con una política de crecimiento. Si se analizan los últimos 50 años, Argentina tuvo dos períodos de superávit fiscal, entre 1991 y 1994 y un período más extenso entre 2003 y 2011. Resultado fiscal favorable que se terminó tras la pérdida del crecimiento en ambos casos".

Entre tanto, "en los períodos de ajuste fiscal como en el gobierno militar, 2001 y en el Gobierno de Macri, no solo no mejoraron las cuentas públicas", sino que "se profundizó la recesión, lo que agravó a su vez la cuestión fiscal".

"Fueron tiempos de un círculo vicioso de ajuste y recesión como puede producirse los próximos meses si el Gobierno no cambia su política económica", concluyó.

Caen los bonos y acciones, suben el dólar blue y el riesgo país

La situación es agravada por el fin de la fiesta financiera que hasta hora venía disfrutando el gobierno de Milei, situación que achacan a la escalada del conflicto en Medio Oriente y la situación inflacionaria estadounidense.

El dólar blue, que venía a la baja, acumuló una suba de 40 pesos en los últimos 3 días. Actualmente se encuentra en torno a los 1035 pesos, el valor más alto en los últimos dos meses.

Entre tanto, el MEP llegó a $1031,08; el CCL a $1075,4; y el oficial se comercializó a $912,61. 

En contraposición, el riesgo país dejó de descender y trepó a los 1.400 puntos básicos. Las acciones y bonos argentinos tampoco dieron buenas noticias, y mostraron una caída.

En la Ciudad de Buenos Aires aseguran que la situación económica argentina fue arrastrada por la decisión del titular de la FED, Jerome Powell, de anunciar que no habrá un recorte de las tasas de interés en el corto plazo.

Si las tasas norteamericanas se vuelven tentadoras, generan una salida de fondos de las economías emergentes hacia los bonos del Tesoro.

En este contexto, el BCRA compró 93 millones de dólares en el mercado, una suma que apenas llega a la mitad las compras diarias que se registraron en los últimos 15 días, lo que da cuenta de una reducción en las liquidaciones del agro.

Podría interesarte:
Personas mencionadas en esta nota:

Las últimas noticias

Latest Posts

.links span { display:none }