Se suman causas de dos ex prófugos a la Megacausa Zona 5

Se llevó adelante la audiencia número 55 de la llamada Megacausa Zona 5, en la que se resolvió incorporar al juicio las causas de dos ex militares. Durante la jornada también se produjo la ampliación de la declaración indagatoria de uno de los imputados.

Incorporación de dos nuevas causas

Terminada la etapa de declaración de víctimas propuestas por el Ministerio Publico Fiscal, los jueces Ernesto Sebastián, Sebastián Foglia y Marcos Aguerrido, decidieron dar curso al pedido de la fiscalía y de las querellas: la unificación de dos nuevos tramos que estaban listos para ser juzgados.

Se trata de dos causas de acusados que pertenecieron al ámbito del Batallón de comunicaciones 181. Es decir, parte de lo que se está juzgando cada jueves en la Megacausa.

Esta acumulación, además de ser necesaria por la coincidencia de los delitos que se juzgan, evita más dilaciones y acelera -en parte- los procesos de juicio. Se evita así volver a repetir otro debate con estos dos imputados solamente.

Roberto Carlos Brunello y Ernesto Emilio Ramón Etchart

Los imputados, Roberto Carlos Brunello y Ernesto Emilio Ramón Etchart, quienes fueron sumados al juicio, prestaban servicio en el Batallón de Comunicaciones 181. El primero como jefe de la Compañía de Combate “Mayor Keller” y el otro como jefe de sección de la Compañía Comunicaciones y Comando.

Ambos puestos estaban vinculados estrechamente a los operativos donde eran secuestradas personas de nuestra ciudad y la zona, que luego permanecían desaparecidas y/o eran asesinadas.

Tanto Brunello como Etchart permanecieron prófugos de la justicia desde que se los requirió para rendir cuentas como partícipes de delitos de Lesa Humanidad durante la dictadura genocida.

Entre el año 2021 y 2022 fueron capturados, y el pasado jueves siguieron su primera audiencia desde la Unidad 34 de Campo de Mayo, donde se los notó en perfecto estado de salud.

Nosotros no fuimos

La audiencia del jueves también fue utilizada por el imputado Enrique Stel para ampliar su declaración indagatoria.

Enrique Stel

Stel reside en un barrio cerrado de la Provincia de Tucumán donde cumple prisión domiciliaria. En el año 1976, revistaba en el Batallón de Comunicaciones 181 como jefe de una de las Secciones que componían la Compañía de Combate “Mayor Keller”, con el grado de subteniente.

También participó de la guerra de Malvinas bajo las órdenes del carapintada Aldo Rico. Está acusado de ser parte del plan criminal desde el Batallón de Comunicación 181 y partícipe de haber intervenido en los llamados “operativos antisubversivos”.

Fue señalado por ex conscriptos como parte de “los que iban casi siempre, salían y eran parte de esos “operativos”. A través de ellos, eran secuestradas personas y donde, reconocido por el propio Stel, él tenía varios suboficiales y cerca de 40 soldados a su cargo.

Las personas secuestradas eran llevadas a Centros Clandestinos dentro del Batallón y algunas eran luego trasladadas al Centro Clandestino de Tortura y Exterminio “La Escuelita”.

Al igual que muchos de los imputados en la causa, también está acusado por el delito de Abusos sexuales.

Stel pidió declarar luego de terminadas las declaraciones de la Fiscalia, y realizó a modo de autodefensa una serie de refutaciones a testigos y víctimas que lo involucraron de alguna manera.

También aclaró que eran muchas, diez según dijo, las unidades militares que había. Estas eran autárquicas, es decir que cada una tenía un jefe a cargo, una misión específica, finanzas propias, logística propia, personal propio, etc. Se llaman unidades independientes a pesar de compartir el mismo predio, indicó.

Sus declaraciones tienen la clara intencionalidad de separarlo de distintas acciones que salían desde la unidad militar general del V Cuerpo de Ejército. El único responsable del uso de las instalaciones, que según dice eran espacios comunes, era el comandante en jefe.

Además, comparó su funcionamiento con los barrios cerrados o clubes de campo, de los que debe tener conocimiento ya que vive en uno de ellos en la localidad de Yerba Buena, Tucumán.

Añorando la impunidad perdida

Luego se dedicó a dar detalles sobre las instalaciones y los servicios que se realizaban en las unidades, donde según lo relatado, pareciera que ninguna acción los involucraba en cuestiones de ilegalidad, como si allí no hubiese pasado nada de lo recordado por cientos de testigos-víctimas.

Además, remarcó que cree que es imposible reconstruir la historia a 47 años de los hechos, ya que:

Seguramente la documentación se ha incinerado, y ni yo ni ninguno de los que estamos siendo juzgados somos responsables de que este debate se esté realizando fuera de todo plazo razonable”.

“Las cosas lamentablemente son así“, dijo, lamentando no seguir teniendo la misma impunidad que han tenido durante décadas todos los responsables.

En una extensa segunda parte, se dedicó a cuestionar a testigos, documentación, libros históricos y hasta desacreditar a otras fuerzas. Según entiende, solo se apunta a la fuerza del Ejército.

Por otro lado, agregó que en el año 1976, en la guarnición militar había 2.100 personas y en la Base Naval Puerto Belgrano había más de 12.000 personas.

En este contexto, el imputado se preguntó “¿A quiénes se refieren los testigos cuando dicen, ‘fueron las Fuerzas Armadas’?“, intentando descalificar la valoración de los testigos que, según comentó, no reconocen una fuerza de otra, e insinuando claramente que la Armada tenía mucho más poder de represión.

Lo que sí está comprobado ampliamente en las casi 300 sentencias de causas de Lesa Humanidad en todo el país, es que todas las fuerzas actuaron en conjunto y en colaboración unas con otras. Eso el imputado no lo nombró en su larga exposición.

Para Stel, quienes deben dar explicaciones de lo sucedido, y proporcionar archivos y datos, están muertos, depositando toda la responsabilidad en los jefes del Ejército y deslindándose él mismo. En síntesis, añorando la impunidad de la cual el represor gozó hasta el día de hoy.

El dudoso “buen recuerdo” del soldado

Para cerrar, Stel resaltó de manera favorable la declaración de un solo testigo, y fue la del ex conscripto Jose Luis Pichi, quien declaró el 15 de septiembre del año pasado.

Pichi había declarado que mientras hacía el servicio militar, en una prueba de tiro una de las balas le atravesó la pierna.

La “prueba” consistía en que los oficiales disparaban al piso y alrededor de los soldados mientras ellos debían permanecer quietos para evaluar la reacción de cada conscripto.

Quien había disparado la bala que le atravesó la pierna a Pichi fue el acusado Enrique Stel.

Sin embargo y llamativamente, en este juicio, el ex soldado, recordó muy poco de su primera declaración y terminó diciendo que Stel era un buen oficial. Esto fue resaltado por el represor, quien comentó:

“Me alegra que el soldado José Luis Pichi a 47 años de distancia me recuerde como un buen oficial”.

Asi concluyó sus casi 4 horas de exposición el ex militar de la “compañía antisubversiva Mayor Keller”.

Otro genocida fallecido

Esta semana el Tribunal informó del fallecimiento de otro de los imputados, Gabriel Cañicul, que ya estaba condenado a prisión perpetua en la causa “González Chipont” en el año 2017.

De esta manera, serian dos los genocidas fallecidos desde el inicio del juicio. Tejada fue el anterior, pero con la incorporación de las dos últimas causas acumuladas, el número de imputados de la Megacausa sigue siendo 38.

Quincuagésima quinta audiencia de la Megacausa Zona 5 (11 de mayo de 2023)

¿Cuándo siguen las audiencias?

El jueves 18 de mayo no habrá audiencias, por lo que la próxima se realizará el día martes 23 de mayo, en la sede del Tribunal Oral de Chiclana y Lavalle, desde las 9 horas.

Los juicios son Orales y Públicos, y puede concurrir cualquier persona que así lo desee con su DNI.

Además, las audiencias también se emiten de manera virtual por los canales de YouTube de la Subsecretaria de Derechos Humanos de la Provincia de Buenos Aires y del Poder Judicial, así como en el micrositio de la Megacausa Zona 5 en El Ágora Digital.

Mencionadas en esta nota:

Las últimas noticias

Seguinos en redes

Offtopic: