Comuníquese con nosotros

Noticias de Bahía Blanca – El Ágora Digital

Héctor Gay: “en estos tiempos en que aparecen personajes oscuros que hoy se muestran como salvadores de la ciudad”

cierre de campaña de Héctor Gay

Bahía Blanca

Héctor Gay: “en estos tiempos en que aparecen personajes oscuros que hoy se muestran como salvadores de la ciudad”

El intendente Héctor Gay cerró su campaña en la Plaza del Sol ante unas 300 personas. Sin datos duros de gestión para exhibir, Héctor Gay le habló a los convencidos en un tono maniqueo y predemocrático, refiriéndose a sus oponentes como “personajes oscuros” y su espacio político como “buena gente”.

“La idea era cerrar de una manera diferente, en un lugar abierto. Nosotros no tenemos nada que ocultar” manifestó al inicio de su discurso apuntando contra el cierre de campaña del Frente de Todos que se desarrollaba casi en simultáneo.

Se trató de un discurso breve, en el que el jefe comunal resaltó que “somos un equipo, un grupo grande, pero sobre todo somos buena gente. Y lo más importante es eso”.

“Esto es bueno de recalcar, en especial en estos tiempos en que aparecen personajes oscuros que hoy se muestran como salvadores de la ciudad, de la Provincia y la Nación”.

La actitud de Gay se contrasta con sus palabras en caliente tras las PASO, cuando dijo que “la elección nacional y provincial está terminada”. Análogamente, el tiro por elevación a su principal rival, Federico Susbielles, se choca con sus dichos cuando aún ejercía la profesión periodística y elogiaba su gestión al frente de Pami.

Además, según publica Nova Bahía Blanca, Gay aprovechó las últimas horas antes de la veda para apostar a una campaña del miedo devaluada y con poco efecto.

“No nos tenemos que olvidar que cuando Cristina  fue presidenta, visitó solo dos veces en ocho años Bahía Blanca y eso no fue casualidad, nunca le importó la ciudad” manifestó el intendente de Cambiemos.

En todo caso, el cierre de campaña de Gay, austero y para los propios, se contrasta fuertemente con el que hiciera en 2015, año en que llegó al Sillón de Bordeu. Entonces caminaba por las calles del centro bahiense junto a sus seguidores, conversando con gente y festejando su triunfo con una actitud marcadamente canchera.

Es que la “revolución de la alegría” finalmente no sucedió. Cuatro años más tarde su alineamiento incondicional con el presidente Mauricio Macri y la gobernadora María Eugenia Vidal, así como su deficiente gestión comunal, menos valorada en las urnas que incluso la del presidente, lo dejan en una posición precaria par competir por la reelección y más frente a un oponente que le pisó los talones en las PASO.

Bahiense, Licenciado en Filosofía por la Universidad Nacional del Sur (2006). Director del portal El Ágora Punto Digital

Comentarios

Más en Bahía Blanca

Arriba