Lawfare: Casación Penal desarmó una maniobra del procurador bonaerense Julio Conte Grand

julio conte grand

El Tribunal de Casación Penal de la provincia de Buenos Aires anuló, de forma unánime, una causa que impulsaban los “protegidos” de Lomas de Zamora del Procurador General bonaerense Julio Conte Grand. La anulación es un duro revés al lawfare bonaerense.

La causa anulada se trataba de una denuncia iniciada por el Fiscal General de Lomas, Sebastián Scalera y fiscales de su dependencia, en la que se intentó vincular a Daniel Llermanos, abogado de Pablo Moyano, en una extraña maniobra de aprietes.

Fue, en rigor, una suerte de “contraoperación” para desacreditar una denuncia previa, impulsada por el propio Llermanos en la Justicia Federal, para que se investigue si Scalera junto a camaristas de Lomas de Zamora -Alejandro Rojas y Pablo Little- habían “apretado” y “guionado” a testigos para que declararan contra el hijo del camionero en la llamada Causa Independiente.

Esa denuncia llegó una “contradenuncia” que la Justicia terminó por enterrar.

El fin era encubrirse. Era un apriete contra mi, que soy denunciante, para licuar la causa contra ellos. Una contraoperación para desacreditar mi denuncia. Como quiso hacer cambiemos con la causa puf puf”, precisó el propio abogado Llermanos.

Lo que Llermanos denunció en Comodoro Py es nada menos que el Lawfare bonaerense, que involucra a la mesa judicial del expresidente Mauricio Macri, en la que el jefe de los fiscales bonaerenses, Julio Conte Grand, habría tenido un rol central, junto a otras figuras como Patricia Bullrich, periodistas y agentes de la AFI.

“Cuando se hace la denuncia contra Scalera y compañía, acompañada por testimonios de presos, que decían que los apretaban para declara contra Pablo Moyano, la mesa judicial se reunió cinco veces para armar una causa en mi contra”, relató Llermanos.

Para eso, “dieron vuelta” el testimonio de un preso, que cambió su declaración por presiones.

A lo largo de los dos años en los que la causa corrió se pidieron detenciones y allanamientos contra Llermanos que nunca se concretaron porque los jueces las vieron “flojas de papeles”. Esa pesadilla que vivió Llermanos parece haber llegado a su fin y ahora las miradas apuntan a Conte Grand.

Como en las maniobras participaron agentes de inteligencia de la AFI, la investigación quedará en manos del juez federal Ariel Lijo, en Comodoro Py.

Es que el fallo de Casación -en conjunto con los cambios en la correlación de fuerzas en el Senado de la provincia de Buenos Aires- puede marcar el inicio del juicio político contra Julio Conte Grand, el jefe de los fiscales bonaerenses, ex mano derecha de María Eugenia Vidal.

Convidame un Matecito

Esto podría interesarte:

Read Previous

Martín Soria en Bahía Blanca: “Es parte de lo mismo que pasó hace seis meses”

Read Next

Causa Vialidad: Lavagna negó “cartelización” en Santa Cruz y no mencionó a CFK