23.1 C
Bahía Blanca
jueves, febrero 22, 2024

"Toto" Caputo y Francos se enfrentan por el "valor razonable" del dólar

A menos de una semana del cambio de gobierno hay internas en el equipo económico libertario. Luis "Toto" Caputo, que sigue sin conseguir dólares, cuestionó a Guillermo Francos por adelantar una devaluación; mientras que el entorno de Javier Milei quiere convencer a Raúl Rigo para que siga al frente de la Secretaría de Hacienda.

El presidente electo hizo toda su campaña electoral con eje en la economía. Incluso se presentó en los debates presidenciales como "experto en crecimiento con o sin dinero", alentando las expectativas por el manejo de la economía nacional.

Sin embargo, a pocos días de asumir la presidencia de la Nación, Javier Milei no tiene completados todos los casilleros del ministerio de Economía. Faltan definir nombres para puestos claves y los que ya están nombrados tienen cortocircuitos entre ellos.

"Toto" Vs Francos

Al flamante ministro de Economía de Milei, Luis "Toto" Caputo, no le cayó nada bien que el futuro ministro del Interior, Guillermo Francos, le pusiera un valor al dólar a través de los medios. Sobre todo si ese valor supone una devaluación del 100%.

Guillermo Francos

"Entre 600 y 650 pesos podría ser un valor razonable del dólar oficial", dijo el ex Corporación América y BID en una entrevista televisiva, y pidió "estar tranquilos con el dólar" porque "no hay motivo por el cual hubiera una disparada".

VOS PODÉS HACER TU APORTE
Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestro medio y porque buscás fuentes de información alternativas a los medios corporativos que expresen otras voces. Ayudanos a construir más y mejor periodismo.

Colaborar

El comentario respecto a que no habrá una disparada es lo que más inquietó a Caputo: no porque no tenga intenciones de devaluar, sino porque efectivamente habrá un sacudón muy fuerte, que se irá a precios de alimentos y energía.

En este contexto, además, vale recordar que Caputo no comparte la idea de sacar los controles cambiarios el primer día de gobierno, por lo cual tampoco tendría mucho sentido una devaluación sin acceso al mercado oficial.

Ruidos por las retenciones

Por otra parte, Fernando Vilella, que en breve será designado secretario de Bioeconomía -nombre que reemplazará a Agricultura- invitó hace unos días a empresarios del agro a participar de una reunión a la que quiere llevar tranquilidad ante los pedidos que viene recibiendo.

Fernando Vilella

En la invitación, Vilella aclara que la idea es "co crear" con el sector privado en materia de campo y agro.

El futuro funcionario estuvo la semana pasada en Maizar, la asociación que reúne a los productores de maíz y trigo, y recibió el reclamo habitual del sector: la necesidad de bajar las retenciones a las exportaciones.

El ex decano de la Facultad de Agronomía de la UBA no supo qué responder, y les pidió "paciencia" porque "si bien yo estoy de acuerdo, esa es una respuesta que tiene que dar el ministro" Caputo.

Sin embargo, la respuesta de Caputo es un no rotundo, al menos por el momento.

Es que el jefe de Economía señala que en el paquete de leyes que Milei quiere derogar está la baja de la cuarta categoría del Impuesto a las Ganancias. Entonces, si saca Ganancias y alguna otra tasa, tiene que tener algún ancla de ingresos, por eso quedarán las retenciones.

Los asesores se bajan del barco

Mientras discute con Francos por el valor del dólar y con Vilella por las retenciones, Caputo recibe duras críticas de parte de los cuadros de La Libertad Avanza (LLA) que quedaron afuera del organigrama y hasta de la asesoría.

El más elocuente fue el ex menemista Carlos Rodríguez, que desde su cuenta social X realizó una más que lógica explicación de por qué los dólares blue y financieros pasaron de una calma casi total a subas muy fuertes, en cuestión de horas.

"(Milei) estuvo 6 meses de campaña vendiendo espejitos de colores y salió elegido. Ahora quedan diez días. No hay billones de dólares para dolarizar, no hay gabinete en las sombras. Es hora de despertarse", expresó.

Y a continuación apuntó que:

"Al final, además de buenos deseos, se consiguieron dólares? Parece que vamos a tener que arreglarnos solos, lo que me parece muy bien. Lo que me pregunto es si Milei tiene un plan y gente adecuada para eso...".

La crítica a Caputo se sustenta en que el "Messi de las finanzas" no consiguió aún ninguna garantía de financiamiento externo: el Fondo Monetario Internacional (FMI) le dijeron al flamante ministro que el organismo no hará otro desembolso de 20 mil millones de dólares, y que a lo sumo puede aportar entre 2 mil y 3 mil millones de DEGS o a través del fondo verde. Ese dinero no sólo no sirve para dolarizar, sino que tampoco frena una corrida al dólar producto de un plan de salida de las Leliqs.

Por esta razón, cuentan en LLA, también se alejó el otro ex funcionario cavallista que jugaba de asesor, el ex ministro Roque Fernández.

Casilleros por llenar

Mientras los ministros designados se enfrentan y los asesores se alejan, a Milei le falta aún nombrar a los responsables de áreas claves que dependen de Economía.

El más importante de los organismos donde falta su titular es AFIP, donde Milei se debate entre dos nombres y un problema: nadie quiere agarrar porque saben que la política de ajuste se verá reflejada en números muy malos de recaudación.

Los dos nombres en danza son los de abogado laboralista Liban Kusa y el economista  Darío Epstein, uno de los que acompañan a Milei desde el primer momento y no le han dado aún lugar.

En tanto, el equipo del presidente electo le habría ofrecido tres veces al actual secretario de Hacienda del Ministerio de Economía, Raúl Rigo, que continuara en su cargo después del 10 de diciembre.

Raúl Rigo

Sin embargo, el funcionario rechazó la propuesta cada vez que se la hicieron llegar.

Rigo es un funcionario de carrera que conoce como nadie la botonera de las políticas económicas. Tal es así que es considerado el funcionario clave que puede facilitar la implementación o impedir casi cualquier política económica.

En ese sentido, cabe recordar que Rigo estuvo sentado a la mesa encabezada por Sergio Massa para los gobernadores que fueron a reclamarle precisiones sobre los fondos para afrontar pagos de salarios y aguinaldos de diciembre. La sola de presencia de Rigo aseguró a los participantes que el dinero llegaría.

De momento, Rigo no parece interesado en mantenerse en el cargo y los trascendidos sugieren que las razones podrían variar entre no querer quedar asociado al sello de LLA, hasta que estima que el ajuste que pretende Milei es impracticable.

Podría interesarte:
Personas mencionadas en esta nota:

Las últimas noticias

Latest Posts

.links span { display:none }