35.5 C
Bahía Blanca
martes, febrero 20, 2024

Atentado contra CFK: La jueza Capuchetti bloquea información clave del celular de Gerardo Milman

Los abogados de Cristina Kirchner, José Manuel Ubeira y Marcos Aldazábal, le pidieron a la jueza María Eugenia Capuchetti que les permita acceder a los resultados de las pericias que se realizaron al celular del diputado Gerardo Milman después de que ordenara mantenerlos guardados.

El 15 de septiembre pasado Capuchetti "ordenó mantener en una caja fuerte, en sobre lacrado y cerrado, información digital relativa a Gerardo Milman".

Se trata del registro de llamadas y mensajes entrantes y salientes del celular de Milman pero no de su contenido. Es decir, lo que podría permitir saber con quién se comunicó el diputado PRO al momento del intento de magnicidio.

Cabe recordar que Milman participó de las marchas del violento grupo de odio Revolución Federal (investigados en otra causa); también presentó un proyecto en el Congreso donde hacía mención a un falso atentado contra CFK; que dos días antes del intento de magnicidio un testigo lo escuchó decir "cuando la maten yo voy a estar camino a la Costa"; que el mismo día del ataque pedía precisiones sobre la custodia vicepresidencial y que una de sus ex asesoras reveló que borró su celular en las oficinas de una ONG de Patricia Bullrich.

Con todo esto, la jueza Capuchetti demoró casi un año en secuestrar su celular y ahora que ya lo tiene bloquea el acceso a la información que pueda quedar ahí, si no es que ya se borró todo su contenido.

VOS PODÉS HACER TU APORTE
Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestro medio y porque buscás fuentes de información alternativas a los medios corporativos que expresen otras voces. Ayudanos a construir más y mejor periodismo.

Colaborar

Además cabe recordar que Milman entregó su celular a la Justicia pero el 4 de septiembre su abogado dijo que tenía "dos líneas móviles, más una utilizada solo para WhatsApp". Entonces, el fiscal Carlos Rívolo le pidió a la jueza Capuchetti que pidiera el tráfico de IMEI, que es la identificación de cada celular, de las dos líneas de Milman, incluidas las llamadas y mensajes entrantes y salientes.

La jueza se negó a cursar el pedido del fiscal. Alegó que "no surgía de ningún lado que dar a conocer el tráfico de IMEI requiriera informar datos sobre llamadas y mensajes entrantes y salientes". Algo insólito, ya que el tráfico de un celular implica necesariamente sus llamadas y mensajes enviados y recibidos.

Entonces Capuchetti le dijo a Rívolo que si quería pidiera él ese material. Rívolo lo hizo y resaltó que las compañías telefónicas "debían informar si era necesaria la remisión de datos sobre llamadas entrantes y salientes para dar cuenta del tráfico de IMEI". La pregunta era retórica ya que es obvio que sí.

Las empresas Telecom y Telefónica enviaron la información del celular de Milman, incluyendo las llamadas y mensajes entrantes y salientes. Rívolo le remitió la información a Capuchetti, pero esta dijo que:

"Telefónica y Telecom no dieron una respuesta satisfactoria al pedido del fiscal, ya que no informaron si para remitir el tráfico de IMEI era necesario revelar información vinculada con llamadas o mensajes".

Sostuvo que se "extralimitaron" en el envío y ordenó entonces que todo quedara en un sobre cerrado y en la caja fuerte del juzgado de ella. Para complicar más todo, Capuchetti le dijo a Rívolo que vuelva a preguntar a las empresas telefónicas si para informar sobre el celular tienen que mandar las llamadas y mensajes entrantes y salientes.

Para los abogados de CFK, en lugar de avanzar con la investigación la jueza Capuchetti "prefirió iniciar un camino burocrático kafkiano en el que el MPF (Rívolo) debe preguntar lo que siempre supo". Agregaron que:

"Estas pérdidas de tiempo, por su parte, pueden generar pérdidas de prueba: por ejemplo, abonados contactados por Milman pueden tener mucho más tiempo para borrar sus dispositivos si surge un dato relevante".

Ubeira y Aldazábal presentaron un "recurso de reposición" contra la medida adoptada por la jueza. Le reclamaron a la magistrada que la anule porque "debe poner a disposición de las partes la información digital vinculada con Gerardo Milman de modo urgente".

"Verdaderamente, nos enfrentamos a situaciones insólitas. Recordamos, por si alguien lo olvidó, que lo aquí se investiga es un intento de asesinato contra la Vicepresidenta", advirtieron. Los abogados pidieron a la jueza que "deje sin efecto el burdo trámite que ordenó el 15 de septiembre" y ponga "a disposición los datos".

También remarcaron que "el fiscal avisó que la contestación sobre el tráfico de IMEI incluye datos sobre llamadas y mensajes". La querella calificó la decisión de "irracional" y advirtió que la "actitud" de la magistrada "respecto de todo el trámite vinculado con Gerardo Milman cada vez despierta mayores sospechas de que las obstrucciones a la producción de prueba son producto de mala voluntad y no solo de una evidente incompetencia".

Podría interesarte:

Las últimas noticias

Latest Posts

.links span { display:none }