Unión por la Patria conformó una mesa para articular la campaña bonaerense con la nacional

La estrategia electoral bonaerense de Unión por la Patria (UP) comenzó a ordenarse el miércoles por la noche, al conformarse la «Mesa de Coordinación de Campaña«, con el objetivo de orientar el proceso electoral «de abajo hacia arriba» y articular la estrategia nacional con la provincial y municipal.

La mesa ampliada, que no tendrá un jefe sino que será horizontal, quedó conformada por el gobernador Axel Kicillof, junto a su vice y compañera de fórmula, Verónica Magario; el presidente del PJ bonaerense, Máximo Kirchner, el ministro del Interior, Eduardo «Wado» de Pedro, el jefe de Gabinete bonaerense, Martín Insaurralde; los ministros bonaerenses Andrés Larroque (Desarrollo de la Comunidad); Cristina Álvarez Rodríguez (Gobierno), Gustavo Menéndez, director del grupo BAPRO y precandidato a intendente de Merlo; el jefe de Asesores y mano derecha del del gobernador, Carlos Bianco, y el ministro de Obras Públicas de la Nación, Gabriel Katopodis.

Además en la mesa hay una fuerte presencia de intendentes y ministros con peso en la primera y tercera sección electoral, es decir, el Conurbano bonaerense, el territorio «núcleo duro» de los votos kirchneristas, donde UP busca hacer foco.

Del cónclave participaron y los intendentes Jorge Ferraresi (Avellaneda); Mario Secco (Ensenada) y Fernando Espinoza (La Matanza).

La presencia de «Wado» no es menor, debido a su rol de coordinador de campaña nacional de la fórmula Sergio Massa-Agustín Rossi. La participación del ministro del Interior buscará aceitar la sincronización de la campaña nacional con la bonaerense.

Aunque no hubo representante del Frente Renovador, Massa le asignó esa responsabilidad al intendente de San Fernando, Juan Andreotti, quien no pudo estar presente en esta oportunidad. La idea es repetir la mesa que funcionó en 2019 y que el tigrense integró en aquel momento.

El armado de conducción cobra relevancia en un contexto en el que varios municipios gobernados por intendentes del peronismo tendrán internas el 13 de agosto, en las Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO).

Ejemplo de ello es el proceso que deberá atravesar La Matanza, donde Fernando Espinoza buscará la reelección, pero primero deberá derrotar en las PASO a su adversaria Patricia «Colo» Cubría, pareja de Emilio Pérsico, líder del Movimiento Evita.

El objetivo principal de la Mesa es «traccionar votos desde abajo hacia arriba», es decir, que los intendentes movilicen en el territorio para apuntalar votos a nivel provincial y nacional.

En la mayoría de los distritos donde gobierna el peronismo, los jefes comunales superan en intención de voto tanto a la fórmula provincial como la nacional y también que son los que tienen despliegue territorial para mover la campaña.

El propio Kicillof habló del rol protagónico que tendrán los intendentes en esta campaña el martes, cuando recibió a los jefes comunales de UP y también a los candidatos «sin tierra».

En ese encuentro, acompañado por el consultor político Ignacio Ramírez –el ideólogo de la «campaña del Clio» de 2019-, delineó los objetivos de la campaña bonaerense -que tendrá su anclaje central en la gestión de estos 4 años-, les pidió unificar el discurso.

Seguinos en redes

Lo que se lee ahora

Personas mencionadas en esta nota: