A casi 5 meses del atentado político en Bahía Blanca, no hay avances en la investigación

El pasado 25 de mayo un artefacto de detonación remota explotó en la sede principal del Frente de Todos de Bahía Blanca, donde además funcionan las oficinas de dos legisladores provinciales. A casi 5 meses del atentado político, el poder judicial no ha hecho ningún significativo avance en la causa y piden a la ciudadanía datos al respecto a una curiosa casilla de e-mail: explosionbahiablanca@gmail.com.

La agrupación La Cámpora, organización a la que pertenece el Ateneo Néstor Kirchner, blanco del atentado, exigió al poder judicial que «den curso con urgencia a la investigación, para que este delito de extrema gravedad no quede impune».

«El 25 de mayo pusieron una bomba en una unidad básica del Frente de Todos, donde además funcionan las oficinas de dos legisladores provinciales y, a la fecha, la Justicia no sólo no encontró a los autores intelectuales ni materiales del hecho, sino que tampoco produjo ningún avance significativo en la causa. A casi 5 meses, seguimos exigiendo que den curso con urgencia a la investigación, para que este delito de extrema gravedad no quede impune» explican en su sitio web.

Además, explican que «a 143 días del atentado, no hubo allanamientos ni hay pista alguna que conduzca hacia los responsables».

«Las cámaras de la Municipalidad no funcionaban, con lo que fue imposible utilizar sus imágenes para avanzar en la investigación. La novena ciudad más importante del país no pudo aportar ninguna información que pueda permitir dilucidar un caso de violencia política hacia una organización del oficialismo nacional y provincial, pero de la oposición a nivel local».

Cabe destacar que el intendente de Bahía Blanca, Héctor Gay, perteneciente al PRO, degradó el área de Seguridad a subsecretaría tras ser reelecto en 2019. El mismo titular del área, Emiliano Álvarez Porte, explicó en una entrevista radial que muchas de las cámaras de seguridad dejaron de funcionar porque son «un artefacto que está al aire libre» y que «por lo general sufre deterioros, se rompe».

Por otra parte, explican que «desde la Fiscalía, dieron a conocer un correo electrónico para que los vecinos y vecinas aporten datos. Un accionar que parece más una puesta en escena que la búsqueda real y efectiva de esclarecer el hecho».

Efectivamente, se trata de la casilla explosionbahiablanca@gmail.com, que fuera habilitada a finales de septiembre, pese a que el mismo día del atentado se había informado la dirección oficial de la fiscalía fcmfed-bha@mpf.gov.ar para recepcionar todo dato de la pesquisa.

«Nuestra organización política, así como todas las que militan a diario por una sociedad más justa, se enfrenta a diario a los discursos de odio de dirigentes de la oposición, replicados hasta el hartazgo en redes sociales y medios masivos de comunicación» señalan en el comunicado.

«La consecuencia está a la vista: unidades básicas vandalizadas, agresiones orales y físicas a militantes y, en el caso de Bahía Blanca, un explosivo que, por suerte, no tuvo que lamentar personas heridas y afectó sólo bienes materiales tanto nuestros como de comercios y edificios vecinos» agregan.

«Volvemos a pedir a la Justicia que actúe con celeridad y recupere el tiempo perdido. Cinco meses es ya demasiado tiempo. Una causa de esta gravedad no puede quedar dormida» concluyen.

Mencionadas en esta nota:

Las últimas noticias

Seguinos en redes

Offtopic: