Massa y Kicillof cerraron la campaña bonaerense y convocaron al peronismo "a dar vuelta la historia"

Este martes 17 de octubre, Día de la Lealtad peronista, el candidato a presidente, Sergio Massa, y el aspirante a la reelección en la gobernación de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, cerraron la campaña bonaerense de Unión por Patria (UP) con un multitudinario acto en Avellaneda.

La movilización popular se vio reflejada a través de las miles de banderas que decoraron cada rincón del estadio de Arsenal de Sarandí. Hubo acompañamiento por parte de los municipios y gremios, así como también de gran parte del gabinete nacional y el provincial y de organizaciones de todas las tribus peronistas. El estadio colmó al tope su capacidad: adentro lograron ubicarse cerca de 40 mil militantes, mientras que otros 20 mil quedaron afuera.

La locomotora bonaerense

Arropados por la más pura liturgia justicialista, la apertura del acto estuvo a cargo del intendente anfitrión, Jorge Ferraresi. Luego, Axel Kicillof tomó la palabra y habló unos 20 minutos.

Efusivo y emocionado, el mandatario agradeció «a los y las intendentes, y a los candidatos de todas las categorías«. Haciendo alusión al Día de la Lealtad, el gobernador realizó un repaso de las medidas que implementó Juan Domingo Perón cuando estuvo a cargo de la secretaría de Trabajo, antes de asumir su primera presidencia.

«Lealtad con nuestra dirigencia, nuestros compañeros y sobre todo los trabajadores, los humildes, los necesitados, con la doctrina y con la historia. Hay historia, hay doctrina y hay futuro compañeros«, afirmó casi afónico Kicillof.

Ya en clave electoral, el gobernador afirmó:

«Faltan pocos días para una elección histórica. Hoy hay que meter los votos en las urnas para defender una patria libre, justa y soberana«.

En reiteradas ocasiones, el mandatario provincial recordó el compromiso de su gestión con la elección nacional, motivo por el cual no desdobló los comicios:

«La Provincia no se salva sola, tenemos elecciones conjuntas, no alcanza un gobierno local, ni la provincia, necesitamos un proyecto nacional que aguante el embate de los sectores concentrados, de las deuda que nos dejaron. Necesitamos grandes acuerdos para lo que viene, como ya lo dijo la compañera Cristina», destacó.

Kicillof sabe que una posible administración nacional del líder de La Libertad Avanza, Javier Milei, sería trágica para la provincia. Esto es porque la provincia de Buenos Aires necesita de los fondos nacionales discrecionales, más allá de la coparticipación para poder gestionar. Y Milei prometió acabar con ambas políticas.

Además, el mandatario recalcó la necesidad de reducir a la mínima expresión posible el corte de boleta, para impulsar las candidaturas nacional y provincial desde el territorio:

«Venimos a reafirmar que la dignidad en Argentina no es un negocio, es un derecho. Creemos que para defender los derechos hay que gestionar incansablemente por las mayorías. La patria es el otro y por eso, lo que necesitamos el próximo domingo es la boleta completa de Unión por la Patria«, cerró el mandatario provincial.

Y cerró: “Lo que necesitamos el domingo es Unión por la Patria, que Sergio Massa sea el próximo presidente, no vamos por menos, vamos por más, el próximo domingo a defender los derechos, a dejar todo”.

“La estamos dando vuelta”

Como era de esperarse, el cierre estuvo a cargo de Sergio Massa, quien tomó la palabra y aseguró: “Estamos construyendo desde la provincia de Buenos Aires y el norte grande la victoria”.

El ministro-candidato agradeció especialmente el esfuerzo de la provincia por impulsar la candidatura nacional y fue contundente:

Soy bonaerense por elección y por condición. Sé que el domingo gran parte del triunfo va a ser producto del esfuerzo, del trabajo y del resultado de los compañeros y compañeras de la provincia de Buenos Aires. Gracias Axel, de verdad, por el trabajo de estos meses”, dijo, antes de pedirle disculpas al gobernador de Tucumán, Juan Manzur, presente en el lugar y que pretende ser el motor del electorado de UP del interior del país.

«Sé del esfuerzo que vienen haciendo y sé que ese deseo de que el domingo cueste lo que cueste se va a hacer realidad el domingo porque estamos dando vuelta la historia, estamos construyendo desde la provincia de Buenos Aires, desde el norte argentino, desde la Patagonia, la victoria de Unión por la Patria«, exclamó el ministro de Economía.

«Venimos en este 17 de octubre a decirles a nuestros trabajadores y nuestras trabajadoras que nuestro primer compromiso, nuestro primer acuerdo sobre la lealtad de nuestro gobierno desde el 10 de diciembre es lealtad con el trabajo«, dijo Massa y agregó:

«Creemos en una sola clase de hombres y mujeres, los que trabajan, y queremos una Argentina que siga generando trabajo, que nos permita mejores salarios, mejores jubilaciones, que nos permita incorporar a los trabajadores de la economía social al sector de la protección del Estado».

Massa se posicionó en defensa de la educación pública y se diferenció de los otros candidatos a la presidencia. En el acto, apuntó contra los que «creen que se puede arancelar la escuela, que se puede mandar a una familia a mendigar un voucher, que se puede cobrar la universidad«.

Además, el ex presidente de la Cámara de Diputadas recordó la eliminación del impuesto a las Ganancias para los trabajadores, cuyo proyecto de ley fue aprobado en el Congreso semanas atrás.

«Ya hay más de un millón de argentinos que aunque vaya (Patricia) Bullrich a la tele a decir que lo va a sacar, desde este mes ya no pagan Ganancias. No se los va a sacar nadie porque el Congreso lo hizo ley, quédense tranquilos«, añadió.

Sobre el final del discurso, Massa asumió «un compromiso de trabajo» y, en dirección a Kicillof, declaró: «Quiero que cuentes conmigo vos y tu equipo».

Al cerrar, afirmó:

«El 10 de diciembre como presidente la lucha contra la inseguridad va a ser una pelea personal. Contra la inseguridad, contra el narcotráfico, contra la trata de personas, contra el delito, contra aquella justicia que se hace la desentendida y libera delincuentes que conviven con las victimas. Me van a tener al lado trabajando codo a codo porque quiero que la defensa de la vida y de la paz sean valores que representen a Unión Por la Patria».

Finalmente dijo que «dejará la piel para construir el triunfo de Unión por la Patria«.

Debajo del escenario siguió el acto todo el arco peronista de la provincia de Buenos Aires. Estuvieron intendentes, líderes sindicales como Hugo Moyano, referentes de las organizaciones sociales y el presidente del PJ bonaerense, Máximo Kirchner.

De izquierda a derecha: La vicegobernadora Verónica Magario, el ministro del Interior Eduardo «Wado» de Pedro, la presidenta de la Cámara de Diputados Cecilia Moureau y el diputado nacional Máximo Kirchner

Las diferencias con la oposición y nuevas propuestas

Tras el acto, el ministro-candidato dialogó con el canal C5N, en donde se refirió a Milei y Patricia Bullrich (Juntos por el Cambio), diferenciándose de ellos al señalar que «andar repartiendo cargos» antes de la primera vuelta es una «muestra de debilidad«.

«Es una muestra de debilidad que un candidato ande repartiendo cargos, porque lo que los argentinos eligen es quién lidera. Y cuando vos empezás a repartir cargos como caramelos, en realidad lo que estás haciendo es de alguna manera tratar de armarte como muletas porque no te da a vos la autoridad política, la capacidad de liderazgo, la capacidad de solución de problemas para convencer al electorado«, dijo Massa.

Cabe recordar que tanto Bullrich como Milei se apresuraron a anunciar quiénes serían potenciales ministros o funcionarios suyos en caso de llegar a la presidencia en diciembre. En cambio, Massa no dio nombres particulares pese a afirmar que no mantendría el esquema actual del Poder Ejecutivo:

«Si hay gente trabajando en una tarea y es parte de mi fuerza política, merece que yo le tenga respeto hasta el momento en qué termina su tarea. Obviamente yo creo que hay que hacer cambios, tengo además la decisión de hacer cambios respecto del rumbo y del funcionamiento del Estado. Yo creo en un Estado presente pero eficiente«.

En tanto, en la misma entrevista, Massa anunció que cuando el presidente Alberto Fernández regrese de la gira por China, eliminarán por decreto la incompatibilidad entre la pensión por discapacidad y la posibilidad de tener un empleo en blanco.

«Es una deuda de la democracia, no vamos a esperar hasta diciembre, lo vamos a hacer por decreto cuando regrese Alberto Fernández, porque la mejor forma de integrar en nuestra sociedad es facilitar la vuelta al empleo de las personas con discapacidad«, anticipó.

Mencionadas en esta nota:

Las últimas noticias

Seguinos en redes

Offtopic: