Comuníquese con nosotros
jair bolsonaro video impeachment

Latinoamérica

Bolsonaro podría enfrentar juicio político luego de la difusión de un polémico video que lo tiene como protagonista

Un video difundido en Brasil pone de manifiesto una vez más, la tosudez y el fanatismo del  presidente Jair Bolsonaro y podría llevarlo a enfrentar a un juicio político. Se trata de una situación que motivó la renuncia del exministro de Justicia, Sergio Moro, y fue difundido por la señal opositora Globo News y se ve al presidente carioca insultando a los jueces supremos y gritando “Quiero a todo el mundo armado!. El pueblo, armado, jamás será esclavizado”, en referencia a las políticas de aislamiento social que él mismo rechaza.

El presidente de la Corte Suprema de Brasil, Celso de Mello, ordenó liberar el video en un nuevo capítulo del enfrentamiento que mantienen los poderes judicial y ejecutivo de la República Federativa del Brasil.

A raíz del video, la Corte Suprema pidió a la Procuración General que investigue al presidente por los delitos que insinua en sus manifestaciones. Además, estas expresiones abren la puerta para su impeachment en el Congreso.

En el video, Bolsonaro se expresa sin filtro con un estilo marcadamente grosero. Utiliza la palabra “bosta” y se refiere a los jueces supremos como “perversos”. También se refiere de manera despectiva a la prensa:

“La cuestión de la prensa: hoy la resumí en 20 segundos frente al Palacio. Les dije: no voy a hablar con ustedes porque inventan. A esos tipos hay que ignorarlos 100 por ciento. Si no, no podemos ir para adelante”.

Además, tras tildarlos de mentirosos, el presidente agregó: “Estamos siendo pautados por esos mentirosos. Si pudiéramos hace cero con la prensa, esa es la salida”. También expresó que “están hinchando las pelotas del Supremo (la Corte) para abrir un impeachment, porque no presenté el examen del virus”.

Bolsonaro se mostró preocupado por su futuro político: “Tenemos que preocuparnos porque la lucha por el poder continúa a todo vapor” y agregó: “El campo está fértil para que aparezca por ahí alguna porquería….Si algo da mierda en algún ministerio eso va a parar sobre mí”.

A Bolsonaro le preocupa, especialmente, la Corte Suprema donde cuenta con el rechazo de más de la mitad de los magistrados (11 en total): “Si quieren tomar medidas, ahí vamos a tener una crisis política. No voy a meter el rabo entre las piernas. Con boludeces no”.

También se despachó contra intendentes y gobernadores que dispusieron una cuarentena por su cuenta:

“Es fácil imponer una dictadura en Brasil. Es fácil porque el pueblo está adentro de sus casas. Por eso yo quiero, ministro de Justicia (Sergio Moro) y ministro de Defensa (Fernando Azevedo), que el pueblo se arme. Es la garantía de que no va a aparecer un hijo de puta para imponer una dictadura aquí. Miren, una bosta de intendente publicó una bosta de decreto (para obligar a la cuarentena) para esposar a todo el mundo que saliera de su casa… Por eso pido a Fernando y a Moro que firmen hoy la resolución (para liberar aún más la portación de armas). Quiero dar un puto recado para esas bostas”.

A continuación, el presidente increpó incluso a Sergio Moro: “Fue decidido hace unos días que no se podía colocar esposas en nadie. Entonces ¿por qué están colocándolas en ciudadanos que van a trabajar? ¿Y la Justicia no dice nada?”

Además, envió una fuerte amenaza a sus propios ministros:

“Hay ministros de los que solo se dicen cosas buenas (…) Pierde aquel ministro que fuera elogiado por Folha (de Sao Paulo) o por Globo.”

“Despierten para la política y expónganse (a favor del gobierno y el presidente). Al final de cuentas el gobierno es uno solo. Si yo caigo, cae todo el mundo. Y si un día tengo que caer, que sea por una bandera justa”.

Tampoco escondió su inseguridad por la posibilidad de dejar el cargo anticipadamente, a lo que se refirió con que “la lucha por el poder a todo vapor” y remacó que es “una realidad que no se puede esconder más. Hay gente en los ministerios que fue plantada por ellos”, sin especificar quiénes serían “ellos”. 

“Ya intenté cambiar el equipo de seguridad (de él y su familia) en Río de Janeiro. Lo intenté oficialmente pero no lo conseguí. Eso se acabó. No voy a esperar que se joda toda mi familia, ni tampoco amigos míos, porque no puedo sacar a alguien de la seguridad. Voy a cambiarlos. Y si no puedo, entonces voy a cambiar al jefe de ellos (de la Policía Federal). Y si no consigo cambiar al jefe entonces cambio el ministro (de Justicia que comanda la Federal). Y punto final”.

Las críticas contra los medios brasileños continuaron:

“Disculpen, pero son una vergüenza. Al punto que nadie me informa y no da para trabajar así. Por eso voy a ¡interferir! Y punto final. No es una amenaza ni una extrapolación. Es una verdad. Yo les di los ministerios. El poder de veto. Pero ahora cambió”.

Se trata de uno de los pasajes más polémicos de sus declaraciones y que podría dar lugar a un juicio político en su contra, ya que revela su intención de proceder por encima de las propias autoridades ministeriales e incluso, de quien entonces era Ministro de Justicia, Sergio Moro.

Portal online de actualidad política, desde Bahía Blanca para toda la Provincia de Buenos Aires, la Nación Argentina y el mundo. Líder bahiense en periodismo ciudadano.

Comentarios
Arriba