Belén Bartoli: “Se ve todo un sistema de espionaje ilegal que contaba con el aval del Presidente Mauricio Macri”

La periodista Belén Bartoli conversó con Juan Ignacio Guarino al aire de El Ágora en Radio Nacional sobre el lanzamiento de su libro “Espiados”, donde investiga la  causa de espionaje ilegal llevada adelante por el Juez Alejo Ramos Padilla durante 2019 y 2020, y que incluye entre sus protagonistas al espía Marcelo D’Alessio. Además, se refirió a su conexión con la ciudad de Bahía Blanca en el marco de la causa de las bases AMBA.

“La denuncia arranca el 28 de enero de 2019, y en ese verano veía a un juez que lo veía solo“, recordó Bartoli, mientras que por el otro lado “veía que muchísimos medios de comunicación, e incluso el mismo Nacional de ese momento, iba con de todo”.

A pesar de que había un contrataque con cañones -si se quiere- para un solo Juez”, señaló, “este Juez, Ramos Padilla Alejo, avanzaba“. “Me llamaba la atención que la causa siguiera en Dolores”, comentó la periodista, que además remarcó que “la primera causa de espionaje ilegal en la gestión de Mauricio Macri es esta”.

Los protagonistas

Durante la entrevista, Bartoli se refirió a las figuras centrales de la investigación. Por un lado, Alejo Ramos Padilla, “un Juez militante de los derechos humanos“. “Fue el abogado de los ex combatientes de Islas Malvinas”, comentó.

“Gracias a Ramos Padilla, de los 129 soldados que tenemos enterrados en las Malvinas, conocemos la identidad de 119”, puntualizó, y agregó que se trata de “una persona sumamente formada y con una concepción de la justicia que yo no había visto nunca“.

Por el otro lado teníamos a un Marcelo D’Alessio muy verborrágico, muy charlatán“, expresó. “Todavía no puedo decirte si es abogado, o si es contador, o si es perito mercantil”, declaró, “no hay universidad que lo reconozca”.

Sin embargo, “hablaba con la Ministra de Seguridad, Patricia Bullrich“, “con el Fiscal Carlos Stornelli” y “con comisarios de toda la provincia de Buenos Aires”, aclaró, y apuntó: “No era un loquito que andaba suelto por la vida extorsionando, era una persona que entraba en los principales despachos del poder“.

Ambas figuras “se cruzan en esta historia a través de una denuncia de Pedro Echevere“, agregó la periodista, y explicó que:

Abre las cloacas de la democracia, si se quiere, porque se ve todo un sistema de espionaje ilegal que contaba -en mi teoría y en lo que yo propongo en el libro- con el aval del mismísimo Presidente Mauricio Macri“.

D’Alessio y el Poder Judicial

Más adelante, Guarino recordó el intento de intimidación de D’Alessio al Juez Ramos Padilla, a quien confunde con el Juez Federico Villena, y consultó a Bartoli por las relaciones que el espía sostuvo con el Poder Judicial.

Al respecto, la periodista explicó que “Marcelo Sebastián D’Alessio hablaba con muchísimos Jueces“. “Villena era uno, Rodríguez era otro, Bonadío era otro, de la Cárcova era otro”, enumeró, “o sea, hablaba con Jueces Federales de primera línea”.

“Lo cual no me parece mal”, aclaró, y agregó: “El tema es qué hablas y qué no, qué favores te piden o qué delitos cometés”.

Centrándose en el intento de intimidación, señaló que el espía “supo que tenía el celular pinchado porque los mismos contactos le avisaron que alguien estaba haciéndole una escucha directa”. “Si el pedido lo hace un Juez, y te autorizan distintos organismos que responden a la Justicia”, reflexionó, “puedo intuir que te pueden haber avisado desde ese lugar“.

La relación entre D’Alessio y Santoro

Por otro lado, y en referencia a la causa conocida como la Mafia de los contenedores, Bartoli recordó que “una denuncia idéntica hacia D’Alessio -con pruebas de conversaciones de WhatsApp, audios y demás- fue presentada dos años atrás en 2017″. “Por un vecino del country -que además era empresario- Mario Cifuentes“, puntualizó, “a quien D’Alessio extorsionó“.

Daniel Santoro, el periodista de Clarín, llega a tomar conocimiento de esa denuncia de Marcelo D’Alessio, y llega a leer en el expediente que D’Alessio extorsionaba a algunas personas y que utilizaba su figura pública”.

Sin embargo, “en vez de cortar relación, brinda testimonio a favor de Marcelo D’Alessio“, explicó la periodista. De modo que “está sobradamente demostrada […] la relación, que no era de fuente a periodista, entre Daniel Santoro y Marcelo Sebastian D’Alessio”, aseveró.

Bahía Blanca y la causa de las bases AMBA

Cerca del final de la entrevista, Guarino le preguntó por la conexión entre la figura de D’Alessio y la ciudad de Bahía Blanca en el marco de la causa de las bases AMBA. Al respecto, explicó que “la causa de las bases AMBA se desprende de la causa de Marcelo Sebastián D’Alessio“.

“Entre los cientos de contactos que tenía, con quien trabajaba y realizaba tareas de espionaje y operaciones de inteligencia, era con Pablo Pinamonti“, explicó, quien es:

“La persona que la AFI había designado para que fuera el encargado, el coordinador, de las nueve bases AMBA en la provincia de Buenos Aires y el enlace con Arribas y Majdalani, que eran el Director y la Vicedirectora de la Agencia Federal de Inteligencia”.

Asimismo, subrayó que “entre las nueve bases se encontraron más de 70.000 imágenes” y que “ninguna de ellas derivó en una denuncia penal donde se haya demostrado alguna especie de delito”.

En ese sentido, “la calificación de la información”, expresó, “donde la gravedad del delito estaba directamente implicado con la gravedad política“, “te permiten comprender que en realidad esta inteligencia era política y no era de resguardo nacional“.

“Por ejemplo, qué pasaba con Santiago Maldonado y hasta cuanto podía ser grave para la imagen de la Ministra de Seguridad, Patricia Bullrich”, comentó.

Convidame un Matecito

Esto podría interesarte:

Read Previous

Kicillof participó de la inauguración de una nueva línea de producción de cemento de Loma Negra

Read Next

Alberto, CFK y Lula Da Silvia estarán juntos el 10 de diciembre en Plaza de Mayo