Oiltanking comenzó la limpieza del derrame de petróleo en el estuario de Bahía Blanca

Tras el derrame de petróleo en las aguas del estuario de Bahía Blanca-Coronel Rosales, la empresa Oiltanking Ebytem, responsable del desastre ambiental, informó que dieron comienzo a las tareas de remediación y limpieza del sector.

El pasado martes se produjo un derrame de petróleo en el estuario, proveniente de la monoboya operada por esa firma en Puerto de Coronel Rosales. Sin embargo, la firma aseguró que el hecho tuvo lugar el miércoles 27.

“El 27 de diciembre de 2023 a las 15:45 hs. se activó el Plan de Contingencias para Derrames de Hidrocarburos en el Agua (PLANACON) mediante aviso a Prefectura Naval Argentina (PNA), Distrito Bahía Blanca. Esto ocurrió luego de que, tal como se informara a PNA, durante el amarre del Buque Cabo Sounión y este sin haber iniciado operaciones (el buque no tenía sus mangueras de bombeo conectadas), se detectara una oleosidad. Esto motivó la suspensión del amarre, previo barrido de la línea marítima y posterior inspección de las instalaciones”, comunicó la empresa.

La respuesta de Federico Susbielles, intendente de Bahía Blanca no se hizo esperar y a través de las redes sociales afirmó:

Si la petrolera hubiera activado en forma oportuna el PLANACOM para contener a tiempo el derrame, habría evitado impactos ambientales de gravedad. Esta medida no se tomó y hoy las consecuencias están a la vista”.

Remití notas a Oiltanking, y a Prefectura Naval como autoridad jurisdiccional para tener información precisa y fidedigna del suceso en el corto plazo. Me consta que el Ministerio de Ambiente de la Provincia inició las actuaciones e investigaciones correspondientes”, agregó.

Finalmente el jefe comunal bahiense señaló:

En base a la información que recibamos, definiremos el rumbo de acción a seguir. La seguridad en materia de operatoria en el estuario no admite fallas, ni falta de diligencia alguna”.

El pedido de Susbielles para avanzar en la búsqueda de información que permita dar con un panorama un poco más claro de la situación, fue acompañado por algunas organizaciones sociales y políticas, como la CTA local, que demandó “que se investigue en detalle este hecho brindando las evidencias recopiladas y que, en caso de demostrarse su responsabilidad, sea sancionada y se haga cargo de la mitigación de daños”.

Comenzaron las tareas de limpieza

La empresa Oiltanking informó que tras recibir la autorización de las autoridades intervinientes, dieron comienzo a las tareas de remediación y limpieza del sector del canal del embudo y adyacencias, afectadas parcialmente por la presencia de petróleo en la ría.

La labor está siendo llevada adelante por contratistas especializados provistos por la empresa, con el seguimiento y control de personal de las áreas de ambiente local y provincial y otras autoridades.

El objetivo de las operaciones de limpieza es «reducir el volumen de hidrocarburo presente«, informaron. A tal fin, se emplearon grupos de trabajo manual, con apoyo de embarcaciones.

El personal especializado trabajó en remover todos los elementos manchados en la vegetación. Además, precisaron que todo el material afectado que se retire, será embolsado, trasladado por vehículos habilitados y recibidos en la Terminal para su disposición final que estará determinada según los procedimientos ambientales vigentes.

Las consecuencias del derrame

Oiltanking es una filial del holding alemán Marquard & Bahls AG, que también tiene actividad en Brasil, México, Colombia, Perú y Panamá, y actualmente opera un oleoducto que transporta petróleo crudo desde el Puerto Rosales (Punta Alta) hasta Bahía Blanca.

Aunque se desconocen las cantidades de petróleo derramado y los impactos que eso generaría, hay organizaciones locales que ya dan cuenta de una afección a “sectores sensibles para muchas especies vulnerables de la fauna marina de la Reserva Natural Bahía Blanca, Bahía Falsa y Bahía Verde”.

En una entrevista brindada a Radio Nacional, el director de la Estación de Rescate de Fauna Marina Guillermo “Indio” Fidalgo, Pablo Petracci, dio a entender que la presunción es que el derramo “fue más de lo que dijeron” y que “la empresa no actuó a tiempo y, por esa razón, la Prefectura tampoco”.

Sobre ese escenario, Petracci también dijo que el daño que se pueda haber generado “permanece 250 años en la fauna marina”.

“Estamos esperando que empiecen a aparecer las aves empetroladas que son las primeras que sufren las consecuencias de esta situación”, aseguró.

Mencionadas en esta nota:

Las últimas noticias

Seguinos en redes

Offtopic: