El Hospital Municipal sigue colapsado por las enfermedades respiratorias, accidentes y personas sin obra social

hospital municipal

El miércoles pasado, el Hospital Municipal de Bahía Blanca anunció que aplicaría durante el fin de semana largo restricciones a la admisión de nuevos pacientes por tener la totalidad de sus camas ocupadasDesde el nosocomio anunciaron que las mismas continuarán por varias semanas por la situación de colapso.

El director del centro médico municipal, Dr. Gustavo Carestía, alertó que la situación es tan crítica que durante el fin de semana tres pacientes pediátricos que requerían internación en terapia intensiva fueron derivados a otros nosocomios.

Gustavo Piñero, vocero del sanatorio, indicó que entre el jueves y el viernes de la semana pasada, lograron dar altas de clínica médica, liberando así 7 camas de cara al fin de semana largo. “Esas camas hoy ya las tenemos ocupadas“.

Cada vez se hace más difícil esto“, manifestó el profesional de la salud, al tiempo que explicó que conviven con pacientes con COVID-19, patologías invernales de adultos y pediátrica y con un alto número de personas que ingresan al hospital como consecuencia de accidentes de tránsito. Sobre esto, Piñero lamentó que “el tema de la alcoholemia y la imprudencia al volante es cada vez mayor“.

Asimismo, el médico del Hospital Municipal sostuvo que por la situación económica que vive el país, “muchísima gente está perdiendo las obras sociales“, por lo que eligen el sanatorio público para su atención médica.

Si bien disminuyó la internación en sala de pediatría común, durante el fin de semana se derivaron tres pacientes pediátricos que requerían atención en terapia intensiva a otros centros de salud por la falta de camas. “Tenemos destinadas 4 camas para terapia pediátrica y sumamos otras 2; igual tuvimos que derivar a tres pacientes”, remarcó Carestía.

En las áreas de adultos, señaló que la situación es similar, con altos niveles de ocupación. Según estimó, la situación recién podría mejor en cuanto a una baja en la ocupación de camas a fines de julio.

Jamás vimos esto en pacientes pediátricos, probablemente esté vinculado con el aislamiento durante dos años por la pandemia que no permitió a los chicos adquirir la inmunidad habitual frente a enfermedades comunes; los virus siguen circulando y afectan a los chicos de forma grave”, describió.

“Es una situación compleja. Nunca vimos esto, en esta dimensión; siempre hemos tenido chicos internados serios, pero no en este volumen y cantidad”, aseveró.

Mencionadas en esta nota:

Las últimas noticias

Seguinos en redes

Offtopic: