En pleno rebrote, Gay presiona para que Bahía Blanca vuelva a fase 3

Pablo Romera, secretario privado del Municipio, adelantó que elevarán un informe al gobierno bonaerense “respaldado con números“. “No podemos esperar más tiempo para que los chicos vuelvan a las escuelas“, afirmó. También se refirió a los controles, las elecciones y los “halcones y palomas” de Juntos por el Cambio.

Pablo Romera adelantó esta mañana que “la intención es que el martes Provincia nos devuelva a fase 3“, en una entrevista para La Nueva Provincia.

“Está respaldado con números de la Provincia, no es solo una opinión. Observamos una leve tendencia al amesetamiento de casos y la circulación en la ciudad se redujo un 30 % cuando pasamos a fase 3, no a fase 2. Lo que le decimos a Provincia es que no podemos esperar más tiempo para que los chicos vuelvan a las escuelas; no lo vamos a negociar. Y también entendemos como muy crítica la situación del comercio, es una injusticia que esté cerrado”, detalló el secretario privado del Municipio.

Vale recordar que esta “leve tendencia al amesetamiento de casos” choca con la realidad: este jueves el propio Municipio informó más de 400 nuevos contagios en la ciudad en las últimas 24 horas, muy por encima del promedio de los últimos días.

Por supuesto que es un momento crítico, pero si miramos el año pasado vamos a observar diferentes momentos realmente difíciles que tienen una explicación“, amplió.

El funcionario indicó que:

“Nosotros siempre sostuvimos que el manejo tenía que ser con una visión integral, que abarque la salud, la economía, la salud mental y la educación, algo que desde julio de 2020 veníamos planteando que se empiece a trabajar en los protocolos para volver a la presencialidad”.

Por tal motivo, Romera detalló que se encuentran elaborando un informe para enviar hoy mismo a la jefatura de gabinete de la Provincia.

“Analizamos los números que tienen que ver con la incidencia de contagios, la razón, la ocupación de camas; en síntesis, cómo está evolucionando el sistema sanitario. Vemos una situación que no se puede desconocer y hay cuestiones que como espacio político no vamos a negociar y tiene que ver con la presencialidad en las aulas.

Debería haber un pacto social para que la presencialidad de los chicos en las escuelas sea lo más importante. Porque ahí estamos hipotecando el futuro, ya no se trata de abordar la pandemia”, subrayó.

Nuevamente, Juntos por el Cambio prioriza su campaña electoral por sobre la salud de los argentinos esgrimiendo el ya refutado argumento de la falta de datos científicos sobre la circulación y contagios de COVID por la presencialidad en las escuelas.

Cabe destacar que científicos del Conicet presentaron un estudio donde señalan la sustancial disminución de contagios una vez aplicada la suspensión de clases presenciales.

Mencionadas en esta nota:

Las últimas noticias

Seguinos en redes

Offtopic: