Preocupación de los sectores más vulnerados de la ciudad por la ausencia del Municipio

En medio de la cuarentena total decretada por el Presidente Alberto Fernández, existe preocupación en diversos sectores de la sociedad por el sostenimiento del servicio de comedores escolares y comunitarios en la ciudad de Bahía BlancaUna vez más, las políticas sociales del intendente Héctor Gay brillan por su ausencia.

De acuerdo a lo informado en la página institucional del Gobierno de la Provincia de Buenos Aires, a principios de 2019 fue suscripto un convenio entre el entonces Secretario de Desarrollo Social, Santiago López Medrano, y el intendente Héctor Gay por el que el Municipio queda a cargo de la administración de los recursos de los comedores escolares que funcionan en 189 escuelas de la ciudad, conteniendo las necesidades alimentarias de 23.266 alumnos (cifras de febrero de 2019).

La nueva normativa emitida por la Secretaria General de Cultura y Educación, en consonancia con el resto de medidas adoptadas por el Gobierno Nacional para limitar la propagación del coronavirus (COVID-19), ha previsto la continuidad de las prestaciones alimentarias a través de los comedores escolares y la entrega de viandas, hasta tanto el Ministerio de Desarrollo implemente la entrega de bolsones de emergencia alimentaria.

En Bahía Blanca no se están abriendo los comedores pero por orden del Servicio Alimentario Escolar, se entregan alimentos a las y los niños que asisten usualmente a ellos. Si bien algunas escuelas sufrieron atrasos, la mayoría viene cumpliendo satisfactoriamente con las entregas.

La difícil situación de los comedores comunitarios

No obstante en el día de la fecha el Colectivo de Villas en Agenda emitió un comunicado que circula en las redes sociales titulado “Emergencia Sanitaria, Laboral y Alimentaria“, en el que manifiestan su “honda preocupación por la grave situación social que hoy sufren muchas familias de los barrios y la periferia de Bahía Blanca.”

villas en agenda comunicado

Señalan que las serias consecuencias económicas que acarrea el aislamiento social afectan especialmente a un amplio sector del trabajo informal “que es mayoritario en nuestra ciudad y alrededores” y “que no encuentran respuesta a cómo van a subsistir durante este tiempo”.

Denuncian el cierre de los servicios sociales de las Delegaciones Municipales y de la mitad de las Unidades Sanitarias con lo cual hay un gran déficit en la contención de las necesidades sociales y de salud desde el Municipio, justo en el momento en que resulta más necesaria.

Finalmente enfatizan en el repetido rol de protagonista de las Organizaciones Sociales para buscar paliativos a la crisis ante la falta de respuestas de orden municipal, “estrechando vínculos de solidaridad y cooperación”; e instan “a las autoridades municipales a tomar un rol urgente y activo para contrarrestar la profundización de la emergencia alimentaria, laboral y sanitaria que hoy nos golpea, en conjunto y coordinadamente con las organizaciones y actores sociales que ya estamos dándole pelea”.

El Colectivo Villas en Agenda está compuesto por diferentes Organizaciones Sociales: Sureando, Giravida, Movimiento Evita, Cáritas Arquidiocesana, Curas en Opción por los Pobres, Centro Loyola de Spurr, Equipo Pastoral Talleres Sur, El Puente, y diversos merenderos.

Mencionadas en esta nota:

Las últimas noticias

Seguinos en redes

Offtopic: