22.3 C
Bahía Blanca
lunes, febrero 26, 2024

Atentado a CFK: investigan posibles vínculos entre la banda de los copitos, Revolución Federal y Ximena Tezanos de Pinto

Se suman nuevos elementos a la investigación del intento de asesinato contra CFK: Por un lado, un nuevo video de Sabag Montiel manipulando el arma que utilizaría en el atentado; por el otro, se descubrió que dos miembros del violento grupo de odio "Revolución Federal" estuvieron en el departamento  de la vecina de Cristina. Mientras tanto, la vicepresidenta analiza su estrategia como querellante y la Justicia prepara los procesamientos de Sabag Montiel y Uliarte.

El nuevo video de Sabag Montiel

Fernando Sabag Montiel, tenía conocimientos sobre el uso de armas de fuego, según corroboró la Justicia luego de recuperar un video de su celular en el cual se lo observa manipulando la misma pistola que luego gatillaría en el rostro de la vicepresidenta. Además, un testigo dijo verlo intentando accionar la corredera, segundos después de los disparos fallidos.

Las imágenes del video hallado en la tarjeta SIM del celular de Sabag Montiel lo observan meses antes del ataque manejando el arma que sería la utilizada el día del atentado. Con ello  se confirma que el individuo tenía conocimientos sobre su uso, algo que en horas posteriores al hecho se intentó desmentir, catalogando al sujeto como un improvisado.

Además, según un nuevo testimonio de un manifestante que se encontraba cerca de Sabag Montiel el día del atentado, afirmó que lo vio intentando manipular el arma para mover la corredera.

Esto se condice con el ADN hallado en la corredera del arma, lo cual da cuenta del intento de Sabag Montiel de cargar la bala y disparar a matar en una tercera oportunidad que nunca pudo concretarse por ser detenido.

VOS PODÉS HACER TU APORTE
Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestro medio y porque buscás fuentes de información alternativas a los medios corporativos que expresen otras voces. Ayudanos a construir más y mejor periodismo.

Colaborar

La vecina de Cristina en la mira de los investigadores

Otro elemento que se sumó a la investigación apareció el viernes pasado, cuando los investigadores pusieron su atención sobre Ximena de Tezanos Pinto, la mediática vecina de Cristina, quien vive en el piso de arriba del mismo edificio de Recoleta.

Al menos dos miembros del violento grupo de odio "Revolución Federal", que escracharon funcionarios en la vía pública, estuvieron en el departamento de Tezanos Pinto.

"No tengo ningún problema en que me investiguen", sostuvo la vecina de CFK.

"Siempre he estado a disposición y muchas veces he señalado a los guardias, situaciones que yo pensé que tenían que tener más cuidado con la seguridad de la vicepresidenta; por ejemplo, no dejar que yo me cruce con ella. Yo salgo del ascensor y me cruzo con la vicepresidenta".

Sin embargo, lejos de negar los hechos, reconoció haberlos invitado a su departamento: "¿No tengo derecho a dejar subir a quién quiera? ¿Si quiero traer chicos de la plaza y hacer una fiesta en mi casa?", sentenció la vecina de la ex presidenta.

Los dos miembros del violento grupo de extrema derecha que visitaron a Tezanos Pinto serían Leonardo Sosa y Gastón Guerra de Nación, quienes registraron su estadía en el departamento del edificio de Recoleta publicando fotos en sus redes sociales:

Posteo de Leonardo Sosa publicando una foto junto a Gastón Guerra de nación en el departamento de Tezanos Pinto.

La Justicia intenta determinar los vínculos entre "Revolución Federal" y la mediáticamente llamada "banda de los copitos", el grupo integrado por Sabag Montiel, Uliarte y otros que intentaron asesinar a CFK.

La Justicia cree que Sabag Montiel, Sosa y Guerra de Nación -quien estuvo con Tezanos Pinto- estuvieron el mismo fin de semana en la zona donde vive la ex Presidenta y ahora busca nuevos registros para verificar si interactuaron entre ellos o con algún otro integrante de la Banda de los Copitos.

Leonardo Sosa, provocando desde su perfil de Instagram.

¿La vecina de Cristina Kirchner pudo haber tenido algún rol voluntario o involuntario en el atentado? Esta pregunta se conjuga además con el interrogante sobre los vínculos entre los grupos de odio.

Radiografía de "Revolución Federal" y "La Banda de los Copitos"

Revolución Federal es una organización relativamente nueva pero que cobró mucha popularidad por sus escraches violentos y repudiables a distintos funcionarios del oficialismo y la oposición, entre ellos a los ministros Jorge Ferraresi y Sergio Massa, y al diputado nacional Rodrigo De Loredo.

Brenda Uliarte, supuesta pareja del atacante (cuyo vínculo afectivo con Sabag Montiel podría no ser real sino parte de la organización del ataque) e implicada en el atentado, participó de la convocatoria de Revolución Federal que protestó frente a Casa Rosada con bombas de estruendo y antorchas, pese a que los organizadores dicen que no la recuerdan.

La propia joven subió fotos que corroboran su participación en la marcha. Es la primera prueba que vincula en forma directa a Uliarte con Revolución Federal.

La violenta agrupación tiene al menos cuatro subgrupos: "Basta", "Libertad", "Los herederos de Milei" y "Nación de Despojados".

Este último, considerado por los investigadores como el más virulento, posteó en sus redes sociales videos tomados desde los techos del edificio en el que vive Cristina Kirchner.

¿Cómo accedieron allí militantes de una organización que difunde panfletos que rezan "es momento de erradicar al cáncer kirchnerista de nuestra nación. Los sumisos decidimos despertar y organizarnos. ¡Sumate!"?

Detrás del ataque, creen los investigadores, hay una organización, una logística y un financiamiento. En los posteos, una seguidora de Nación de Despojados muestra una actividad intensa, en la que reproduce la convocatoria al plenario de delegados de UNIR, el partido del diputado Alberto Assef, quien arrancó junto a José Luis Espert y luego se fue con Mauricio Macri en las elecciones de 2019.

La cara de Patricia Bullrich promociona el encuentro del 6 de septiembre pasado, en el aniversario del primer golpe de Estado en la Argentina, en 1930. El sitio cuenta con presencia de dos escritores de ultra derecha: Agustín Laje y Nicolás Márquez, ambos posando con un afiche de la protesta del 18 de agosto (#18A), la mencionada violenta manifestación en la Casa Rosada de la que participó Uliarte.

Por otra parte, la mediáticamente conocida como “La Banda de los Copitos” está integrada por Nicolás Gabriel Carrizo, Miguel Ángel Castro Riglos, Sergio Orozco, Leonardo Volpintesta, Lucas Acevedo, Brenda Uliarte y por Fernando Sabag Montiel.

Hasta el momento la justicia detuvo a Sabag Montiel, autor del hecho, y a Uliarte, acusada de ser cómplice, pero no se descarta que en las próximas horas pueda haber nuevas detenciones.

A horas del intento de magnicidio y la detención de Sabag Montiel, todos los integrantes de la banda, con Brenda incluida, dieron una entrevista a Telefe donde se mostraron compungidos con los hechos y negaron tener conocimiento de lo que tramaba el atacante.

Nicolas Gabriel Carrizo

Nicolás Gabriel Carrizo se presentaba como el jefe de la banda. Es el dueño del emprendimiento de algodones de azúcar y quien coordinó y llevó la voz de mando en la entrevista con Telefe. Cuando el canal contactó a Brenda él dijo que la nota "la hacían todos juntos o no se hacía".

En la entrevista aseguró no ser cómplice del atentado y que no sabían lo que estaba tramando Sabag Montiel. Sin embargo, a las pocas horas del ataque subió publicaciones violentas contra el gobierno del Frente de Todos.

"Seguro el próximo sos vos Alberto", escribió Carrizo en una de sus estados de WhatsApp. "El gobierno es vulnerable y espero que les quede claro. Nosotros somos los que mantenemos a estos parásitos ahí. Estarían juzgando a alguien que le hubiese hecho un gran favor a toda la nación", escribió en otra publicación. Luego borró todas las publicaciones.

Según imágenes que aparecieron en estos días, Carrizo hizo inteligencia en la zona en los días previos al ataque y además la Justicia analiza el cruce de llamadas que tuvo con Sabag Montiel previo a los hechos.

Sergio Eduardo Orozco

Sergio Eduardo Orozco es socio de Carrizo y quien resguardó a la banda en su casa en la noche del atentado. Es empleado del hospital Borda por lo que la justicia sospecha que no trabaja como vendedor de copos de azúcar como dijo en la entrevista.

En sus redes sociales publicaba memes racistas. Cuando su nombre queda expuesto en la investigación decidió cerrar sus cuentas.

Miguel Ángel Castro Riglos

En sus redes sociales se hacía llamar Miguel Ángel Smart. En su celular se descubrieron elementos borrados. Cuando detuvieron a Brenda, Castro Riglos dio una entrevista a TN donde dijo que él fue el primer miembro de la banda en enterarse lo que había ocurrido con Cristina y que se lo contó a sus compañeros esa misma noche.

En la entrevista, reveló que Brenda era la única que decía que quería matar a Cristina. Dicha declaración se contradice con la defensa que hizo de la joven en la entrevista con Telefe. Además en sus redes sociales publicó burlas y memes sobre el atentado.

La querella de CFK y los procesamientos

Aunque se confirmó que participará del juicio, Cristina aún no dio la orden de convertirse en querellante en la causa. No le convence la estrategia que le propuso el abogado Gregorio Dalbón.

Un funcionario del área de Justicia contactó a uno de los más importantes penalistas de la Argentina para “formar un equipo”. Allí surgió el apellido de otro abogado que por estos días estará muy ocupado en el juicio por la obra pública de Santa Cruz.

Cristina será querellante; estamos definiendo cómo”, definieron desde su entorno. La vicepresidenta mantiene un voto de confianza hacia la jueza María Eugenia Capuchetti y también al fiscal Carlos Rívolo. La estrategia que piensa la vicepresidenta busca no demonizar a la Policía Federal, a la cual pertenece su custodia personal.

Mientras tanto, la Justicia prepara los procesamientos de Sabag Montiel y Brenda Uliarte. Capuchetti trabaja en el texto y habrá un dictamen del fiscal Rívolo. Como ya se anticipó, la imputación será por tentativa de homicidio agravada por el uso de armas y, todo lo indica, por premeditación y alevosía.

Premeditación por las evidencias de planificación y espionaje previo y alevosía porque a 35 centímetros la vicepresidenta estaba indefensa. A esto se agrega la tenencia ilegal de la Bersa y el acopio de proyectiles. De todas maneras, hay que esperar el texto definitivo.

La jueza y el fiscal no tienen dudas de que Uliarte fue la líder política de Sabag Montiel, porque en su celular aparecen frases del estilo de “basta de quedarse puteando. Hay que tirarle molotovs a la Casa Rosada”; y “Tenemos que generar hechos, no protestas”.

En los próximos días estarán los resultados de la investigación sobre todos los celulares que están en poder de la justicia, así como las cámaras de seguridad. Eso podría abrir nuevas perspectivas.

Hay un obstáculo en la investigación: Sabag y Uliarte tenían varios celulares, algunos de ellos robados. Las carcazas aparecieron en el segundo allanamiento del monoambiente de San Martín, junto con otras partes plásticas rotas.

Hay que ver si en esos días usaron esos celulares adicionales. Pero lo mismo vale para el resto de los integrantes del grupo: es posible que hayan entregado un celular en Comodoro Py, pero que usaron otros.

Podría interesarte:

Las últimas noticias

Latest Posts

.links span { display:none }