• 25 de septiembre de 2022

Ariel Basteiro: “Esperemos que la justicia argentina pueda también demostrar el delito que acá en Bolivia falta poco para que se determine”

contrabando armas bolivia

El embajador argentino en Bolivia, Ariel Basteiro, conversó con Juan Ignacio Guarino al aire de El Ágora en Radio Nacional sobre el hallazgo de 40 mil municiones en Bolivia, que son parte del contrabando de armas que realizó en noviembre de 2019 el gobierno del entonces presidente argentino, Mauricio Macri. Además, se refirió a las causas penales que cursan ante el poder judicial argentino y boliviano, destacando los avances en la investigación realizados por la justicia del país andino.

“Se confirma la prueba del delito, toda la prueba del delito está en Bolivia: la nota de Tercero Lara agradeciendo por las 40 mil municiones… son justamente estas municiones que ahora la justicia determinó que están aquí en Bolivia (…) Fue un regalo del gobierno de Macri, una donación a una dictadura, para reprimir a un pueblo”.

El hallazo y su significado

“En estas semanas la Fiscalía de la ciudad de La Paz envió al juzgado del juez Catania de Argentina una serie de documentación que había sido pedida por el juzgado argentino” explicó Basteiro y señaló que esto se da “a partir de un acuerdo entre las justicias argentinas y bolivianas, de cooperación cuando se trate de temas de origen penal”.

“Apareció un montón de información que hasta el momento no se tenía con precisión” agregó y explicó que entre “todas ellas una que se destaca puntualmente es la confirmación de que la Fuerza Aérea Boliviana tenía en su poder en diferentes cuarteles las 40 mil municipios que todavía hasta el día de hoy no se habian hallado“.

“En noviembre del año pasado la policía boliviana en uno de sus depósitos denunció la presencia de 26.900 municiones que habían llegado de Argentina enviadas por el gobierno de Macri y de la ministra Bullrich” recordó y apunto que llegaron “en un avión que se había enviado para traer aquí a Bolivia un grupo de gendarmes del grupo Alacrán”.

En ese marco, Basteiro explicó que se supo que las municiones eran 70 mil ya que el año pasado, “la ministra de seguridad en ese momento, (Sabina )Federic junto con (Martín) Soria, el Ministro de Justicia. y la titular de la AFIP, Mercedes Marcó Del Pont, hicieron la denuncia” y que “el número de las 70 mil municiones” surge “a partir de una nota que había en Gendarmería y que había en el Ministerio de Seguridad, que el día 12 de noviembre del año 2019 solicitaban 70 mil municiones”.

“Se confirma la prueba del delito, toda la prueba del delito está en Bolivia: la nota de Tercero Lara agradeciendo por las 40 mil municiones… son justamente estas municiones que ahora la justicia determinó que están aquí en Bolivia”

“Son municiones hechas en Fabricaciones Militares con número de partida registradas en la Gendarmería Nacional, y habían sido adquiridas por el Ministerio de Seguridad para teóricamente garantizar seguridades en lo que fue el G20 en el año 2017 en Argentina”.

“En esa documentación que llegó esta semana pasada al juzgado de Catania, hay declaraciones de los oficiales y sub oficiales de la Fuerza Aérea Boliviana que recibieron ese cargamento” en las que manifestaron que “las autoridades militares argentinas que les entregaron esas cajas” dijeron “que no había ningún tipo de documentación, que no había ningún tipo de registro, que no tenían papeles” que consignara el material bélico entregado.

También señaló dichas autoridades eran “el comandante Caliba, un Comandante de Gendarmería que cumplió funciones aquí en Bolivia, y el Capitán de Navío Alonso, que también era el agregado militar en ese momento”.

“Esa misma noche ellos tuvieron que registrar y y aclarar cuál era el cargamento que habían recibido porque desde Argentina toda esa todo ese cargamento sin un solo papel” remarcó y señaló que esto “muestra claramente la figura de contrabando, el agravado que se tiene en Argentina y de tráfico de armas aquí en Bolivia”.

Masacre de Sacaba
Masacre de Sakaba (foto de archivo, 2019)

Los avances en la investigación judicial

“Esperemos que en Argentina la causa tome mayor dinámica” expresó Basteiro y recordó que en nuestro país, la denuncia fue “casi al mismo momento de conocer la noticia”, mientras que “en Bolivia en la denuncia se hizo mucho después… uno o dos meses después”.

No obstante, señaló que la justicia boliviana procedió más rápidamente y “ya tiene procesados al general Tercero Lara, que era el responsable de la Fuerza Aérea en ese momento, al comandante de la Policía, a funcionarios de Cancillería, a un oficial también de la Policía y del Ministerio de Defensa, así que el proceso acá yo creo que antes de fin de año va a tener ya sentencia”.

También explicó que “en Bolivia se está haciendo un juicio a Jeanine Áñez, que fue la presidenta usurpadora, y en estos días se va a saber la sentencia” de la causa conocida como Golpe de Estado 2. Por otra parte, el contrabando de armas se investiga en la causa Golpe de Estado 3, mientras que la causa Golpe de Estado 1 investiga las masacres de Sakaba y Senkata.

“La justicia boliviana actuó de manera más clara o más rápida que la justicia argentina” advirtió, al tiempo que indicó que

“En la justicia argentina el proceso está abierto. Hay 14 imputados, Macri, Bullrich, los ministros que estuvieron involucrados, Faurí, Aguad y y Marcos Peña, más Secretario de Estado, más Comandante de Gendarmería, más autoridades de aduana”

“Esperemos que el juez Catania y toda la justicia en general trabaje y pueda también demostrar el delito que acá en Bolivia falta poco para que se determine” expresó y apuntó:

“Lo que queda cada vez más claro es que hubo contrabando, que este cargamento entró de manera ilegal y que tuvo el objetivo de que sirviese para reprimir al pueblo boliviano que salía en defensa de la democracia”.

“Es la primera vez que un gobierno argentino se ve claramente apoyando un golpe militar y regalando armas para reprimir a un pueblo (…) Fue un regalo del gobierno de Macri, una donación a una dictadura, para reprimir a un pueblo. Eso es objetable desde todo punto de vista y hay que levantar la voz, hacerlo conocer, pese a que los grandes medios o los medios de las corporaciones no lo quieran difundir o no lo difundan” concluyó.

 

 

Convidame un Matecito

Esto podría interesarte:

Read Previous

El nuevo patrullero oceánico llegó a Mar del Plata para combatir la pesca ilegal

Read Next

¿Por qué Estados Unidos no quiere que Argentina desarrolle energía nuclear?