La oposición se impuso en Diputados y avanza con el tratamiento del presupuesto universitario

Las bancadas opositoras impusieron su agenda en la Cámara de Diputados, y ahora las comisiones de Presupuesto y Educación deberán dictaminar sobre el presupuesto universitario y la restitución del fondo docente, a pesar de la resistencia del PRO y La Libertad Avanza.

Este 21 de mayo se llevó adelante la sesión especial solicitada por Rodrigo De Loredo, jefe de la bancada radical en la Cámara de Diputados, para emplazar a las comisiones de Presupuesto y Educación, y debatir la ampliación del presupuesto universitario, así como la restitución del Fondo Nacional del Incentivo Docente (FONID).

En este contexto, la UCR, Unión por la Patria, el Frente de Izquierda, Hacemos Coalición Federal, la Coalición Cívica e Innovación Federal aportaron 152 votos, imponiéndose ante los 81 rechazos del PRO y La Libertad Avanza.

Cabe recordar que el debate es una respuesta al ahogo presupuestario al que el Gobierno de Javier Milei viene sometiendo a las Universidades, y que derivó en la multitudinaria marcha del 23 de abril.

Asimismo, ocurre luego de que De Loredo y el radicalismo se negaran a dar quórum en la sesión solicitada por el peronismo para tratar este tema el mes pasado, el día siguiente a la manifestación.

Con este resultado, el jueves 14 se discutirán 9 expedientes destinados a resolver la situación presupuestaria de 60 universidades nacionales. El martes 28, entre tanto, se discutirá sobre el FONID.

Por lo pronto, Milei adelantó durante su discurso en el cierre del 41º Congreso Anual del IAEF, que estaba dispuesto a vetar el proyecto. En un mensaje a los legisladores, expresó:

«Yo les aviso, por si les interesa, que cualquier proyecto que manden desde el Congreso, que quieran romper el equilibrio fiscal, romper la caja y hacer volar este país por los aires, se los voy a vetar, me importa tres carajos«.

Una nueva derrota legislativa para el oficialismo

La UCR, con el apoyo del peronismo y un previo acuerdo con el Gobernador Alfredo Cornejo, logró alcanzar el quórum alrededor de las 14:20 horas, con la presencia de 137 legisladores, y la resistencia de libertarios y macristas, que finalmente bajaron al recinto para sentarse en sus bancas.

Con la intención de frenar la sesión, el Ejecutivo había anunciado un acuerdo con las Universidades para solventar los gastos de financiamiento. Sin embargo, no logró detener el debate, que se extendió por casi 5 horas.

Entre tanto, el macrista Alejandro Finocchiaro había emitido un oficio buscando desactivar la jugada, que derivó en un efusivo intercambio virtual con De Loredo, pero no pudo evitar que se discuta la actualización de recursos universitarios y los salarios docentes.

La desesperación por complicar el quórum y sostener el supuesto equilibrio fiscal implicó que se pretendiera realizar una reunión con el secretario de Educación, Carlos Torrendel, a la misma hora.

Lo cierto es que ninguno de los legisladores invitados asistió, y dentro del Congreso se habla del malestar del Secretario con el Gobierno, al punto de estar a favor de la restitución del FONID.

El Exministro de Educación de Mauricio Macri, Finocchiaro, fue el encargado de negociar con los bloques opositores (particularmente con el radicalismo, la Coalición Cívica y los liderados por Miguel Ángel Pichetto).

La motivación del oficialismo era evitar que se comprometiera el resultado fiscal del gobierno con medidas que supondrían una inversión de 1 billón de pesos.

Enojo libertario tras el quórum

En el marco de la sesión se plantearon 19 pedidos de cuestiones de privilegio, mientras que el diputado libertario Julio Moreno Valle (Salta) aseguró que la sesión no tenía «ningún sentido» y estaba «fuera de lugar».

«Milei está anunciando que poco a poco está acomodando las variables económicas y las universidades van a recibir aportes para que sigan funcionando. Hablan de declaraciones de emergencia, incremento y actualización para las universidades, financiamiento. ¿Qué nos está pasando? Fracasaron los gobiernos anteriores, dejémoslo trabajar a Milei. La prioridad uno de este gobierno es la educación pública» opinó.

Entre tanto, Leopoldo Moreau, de Unión por la Patria replicó: «Cómo es posible que tengan la desfachatez de hablar de la educación pública si la han destruido en estos meses».

«Han desvalorizado a las universidades diciendo que son nidos de formación ideológica. Un diputado de su bancada decía que defienden la educación pública y si cerraba los ojos parecía de nuestra bancada», completó.

Un momento incómodo para Menem

Durante el debate, el presidente de la Cámara Baja, Martín Menem, se vio abrumado ante la situación y no logró mantener las riendas de la sesión incluso con la ayuda de Pichetto.

Una muestra de esta situación fue la situación que se vivió alrededor de las 17 horas, cuando el jefe del bloque de Unión por la Patria, Germán Martínez, mocionó para que se votara el emplazamiento de las comisiones que conducen Finocchiaro y José Luis Espert.

En lugar de llevar adelante la votación, el riojano decidió darle la palabra a De Loredo, lo que desató un nuevo cruce con la bancada peronista sobre el reglamento.

El radical apoyó la moción para realizar la votación y cuestionó las prioridades del Gobierno, criticando los recortes educativos.

Sin embargo, Menem cedió la palabra al Exministro de Educación, lo que redundó en otra discusión en el recinto y la discusión con De Loredo. Mientras Finocchiaro lo acusaba de no respetar la palabra, el radical aseguraba que su rival no era «honorable».

Ya admitiendo la derrota, el titular de la bancada PRO, Cristian Ritondo, eligió fingir incomprensión, preguntando si se votarían el presupuesto y el FONID de forma conjunta. Cuando se le respondió que sí, se limitó a decir: «Ok, solo para que quedara claro».

Mencionadas en esta nota:

Las últimas noticias

Seguinos en redes

Offtopic: