Escándalo en Santa Fe por una reunión de jueces y fiscales con dirigentes de Juntos por el Cambio

La Cámara Federal de Apelaciones de Rosario convocó a jueces y fiscales a una reunión “con diputados y candidatos a senadores del partido Juntos por el Cambio“. El encuentro estaba previsto iba a ser el próximo lunes, seis días antes de las elecciones. Finalmente, ante las diversas críticas, el tribunal primero anunció que convocaría también a otras fuerzas políticas, pero luego suspendió los encuentros.

La Cámara Federal de Apelaciones de Rosario hizo una peculiar invitación a jueces y fiscales a una reunión “a realizarse el lunes 8 de noviembre con diputados y candidatos a senadores del partido Juntos por el Cambio“.

La carta de la convocatoria decía que los mismos dirigentes solicitaron el encuentro al tribunal para “interiorizarse acerca de las necesidades de la jurisdicción“.

Ellos también pusieron la fecha: menos de una semana antes de las elecciones legislativas 2021.

Que un tribunal se junte con legisladores en un determinado contexto, como el de la actual ola de homicidios y narcotráfico en la zona, podría ser razonable. Pero un encuentro con candidatos en la víspera electoral no parece muy compatible con la garantía de independencia judicial.

El revuelo generado por la difusión del encuentro derivó finalmente en su suspensión.

La Cámara Federal de Rosario -que sería el equivalente a la Cámara Federal de Comodoro Py pero en esa ciudad, como para dar una referencia- está presidida por Aníbal Pineda, Elida Vidal, José Guillermo Toledo y Fernando Lorenzo Barbará.

Todos, menos Toledo, son considerados más bien afines o en sintonía con el peronismo, aunque sus fallos no necesariamente se vinculan con esas posiciones.

La invitación enviada el 3 de noviembre a “las Señoras y Señores Fiscales” decía textualmente:

“Los miembros de la Cámara Federal de Apelaciones de Rosario invitan a Usted a la reunión organizada a desarrollarse el día lunes 08 de noviembre de 2021 a las 10 hs. con diputados y candidatos a senadores del partido Juntos por el Cambio, quienes solicitaron a este Tribunal interiorizarse acerca de las necesidades de la jurisdicción. Les rogamos confirmar asistencia antes del jueves 04/11 a las 12 hs. Atte.Secretaría de Superintendencia Cámara Federal de Apelaciones de Rosario”, decía la misiva.

“Una cosa es recibir al gobernador de manera institucional y otra armar una reunión con candidatos a pocos días de las elecciones. Se le reprocha a Marcelo Sain (quien dirigía el Organismo de Investigaciones del Ministerio Público de la Acusación) que supuestamente hace proselitismo y la Justicia Federal hace precisamente eso”, dijo la diputada provincial Matilde Bruera, abogada y exdefensora oficial.

De hecho, en la Asamblea Legislativa local acaba de aprobar la destitución de Marcelo Sain por expresar su postura o preferencias políticas. Esta circunstancia torna todo aún más enrarecido. Un bloque multipartidario promovió la remoción e inhabilitación del funcionario, cuya gestión abordó la criminalidad organizada propia de la región de manera transversal, con responsabilidades varias: políticas, económicas, policiales, judiciales, y de la organizaciones narco.

El camarista Pineda explicó que el pedido de reunión de legisladores y candidatos de la oposición fue consecuencia de un encuentro que la semana pasada la misma Cámara Federal tuvo con el gobernador Omar Perotti y con el titular de la Corte Suprema provincial, Roberto Falistocco.

Fue un acontecimietno que responde a un reclamo del sistema de justicia de lograr una reforma en Santa Fe que multiplique fiscalías y juzgados.

Hace 40 años que no se crea una fiscalía y 30 un juzgado federal“, dijo. El camarista se quejó de que las trabas a la votación de una reforma judicial a nivel nacional perjudicaron a la provincia que está en una situación acuciante. “El narcotráfico y los homicidios son un problema real y necesitamos una reforma“, insistió.

El pedido de Juntos por el Cambio vino después. Al recibir la invitación, algunos funcionarios en tribunales se sintieron incómodos.

El lunes iban a estar, por ejemplo la candidata a senadora Carolina Losada, el diputado nacional Federico Angelini -que además es vicepresidente del PRO, debajo de Patricia Bullrich-, los diputados provinciales Maximiliano Pullaro y Julián Galdeano y la concejala Germana Figueroa Casas.

En tribunales hay un dato conocido: el secretario relator de la presidencia de la Cámara Federal es Juan Cruz Peña Alvarez, primo hermano del exjefe de gabinete Marcos Peña. Peña Alvarez, además trabajó en Jefatura de Gabinete, y cuando Pineda fue nombrado juez de la Cámara Federal, fue a trabajar como secretario relator.

Cuando comenzaba a crecer el escándalo, ya en la mañana del jueves la Cámara de Rosario comenzó a mandar invitaciones para reuniones con otras fuerzas políticas, por ejemplo, con el Frente Amplio Progresista y con el Frente de Todos, para:

“Plantear la necesidad de fortalecer la Justicia federal de Santa Fe con un proyecto de ley firmado por todos los legisladores de esta provincia donde se creen fiscalías, juzgados y cámaras de apelaciones y tribunales orales y la urgente implementación del sistema acusatorio penal oral”.

Pero poco más tarde, la Cámara decidió finalmente suspender todas esas convocatorias para después de las elecciones, “a fin de evitar interpretaciones electorales“.

La relación Justicia-política en la Argentina, con los antecedentes del gobierno de Mauricio Macri y su ofensiva para colonizar tribunales y perseguir/encarcelar dirigentes opositores, es obvio que despierta suspicacias, más aún si en los días finales antes de elecciones se llama a una reunión en tribunales con candidatos justamente de la alianza que fue protagonista de aquel proceso de lawfare.

Mencionadas en esta nota:

Las últimas noticias

Seguinos en redes

Offtopic: