Datos preeliminares arrojan la vuelta del déficit financiero en las cuentas públicas

Luego de la celebración por parte del gobierno nacional de que se había alcanzado superávit financiero, los datos preliminares de las cuentas públicas de febrero arrojan la vuelta del déficit como un golpe de realidad que se lleva puesto el discurso libertario.

Los datos oficiales aún no están disponibles pero los números que trascienden muestran nuevamente el rojo del déficit en las cuentas públicas.

Este martes, el economista Martín Barrionuevo, senador nacional por Corrientes, manifestó que en febrero volvió el déficit financiero al tiempo que el superávit fiscal primario se redujo sensiblemente en relación a enero, por un monto de 1,7 billones de pesos.

Así, los ingresos cayeron en 745 mil millones de pesos al tiempo que el gasto subió 960 mil millones de pesos.

La caída de la recaudación es producto de la recesión generada por las políticas del gobierno, tanto por el recorte de la motosierra como por la “licuadora” que quita poder adquisitivo al peso argentino.

El propio Barrionuevo explicó que reconstruyó los datos en base a la página oficial “Presupuesto Abierto” y que su informe sólo mide el gasto de la Administración Pública Nacional, sin tener en cuenta empresas públicas y entes autárquicos.

En ese marco, el economista explica que cuando se sumen los gastos totales, la cuenta podría dar mucho peor porque el grueso de las empresas públicas son deficitarias.

Efectivamente, la recaudación tributaria en el primer bimestre del año fue la más baja en 9 años, según un informe del Instituto Argentino de Análisis Fiscal (IARAF). Entre los impuestos con mayor caída se encuentran Bienes Personales (-64,7%), Combustibles (-60,8%) y Ganancias (-38,7%).

No obstante, sí aumentaron el impuesto PAIS (292,4%), retenciones 126,6% y aranceles de importación 26%. También la recaudación de IVA repuntó un 6,8%.

En ese marco, gran parte del superávit financiero de poco más de 518 mil millones de pesos de enero se derivó principalmente del aumento en la recaudación del impuesto PAIS, tributo generado por Alberto Fernández para descacoplar el valor del dólar del oficial.

Es decir, se trata de un tributo que es parte del cepo o desdoblamiento cambiario.

También el superávit de enero se explica por el aumento de los derechos de exportación (retenciones) luego de la megadevaluación generada por Milei y Caputo a días de haber iniciado el gobierno.

En su momento, Milei había celebrado el “logro” del superávit primario y financiero pero consultores económicos advertían ya que el resultado de enero no se podía extrapolar a otros meses.

Efectivamente el resultado fiscal de enero no suele ser representativo de la dinámica que tomará el resto del año. En la mayoría de los últimos años hubo superávit primario en enero pero luego déficit durante el resto del año.

Mencionadas en esta nota:

Las últimas noticias

Seguinos en redes

Offtopic: