Por la caída de Macri, desde Cambiemos analizan que Vidal sea candidata a vicepresidenta

La posibilidad cierta de que en un eventual ballotage Cristina Fernández de Kirchner triunfe sobre Mauricio Macri, atemoriza al gobierno y obliga a los estrategas de Cambiemos a evaluar distintas alternativas que le permitan salir airoso al presidente en la búsqueda de su reelección.

Es tal la desesperación que parece haberse apoderado del oficialismo, que hasta volvieron a reflotar la opción de que sea María Eugenia Vidal quien acompañe en la fórmula a Macri, teniendo en cuenta que el presidente genera cada vez más rechazo. Al mismo tiempo, son conscientes de que la gobernadora bonaerense es la única figura del PRO que es vista con cierta simpatía en los sectores populares.

Sin embargo, en los despachos oficiales también saben de antemano que Vidal no resignará su deseo de ser reelecta en el principal distrito electoral del país ante lo que siente como una derrota cierta a manos de CFK o un cargo «de segunda» en el mejor de los casos.

No faltaron quienes se juegan a que “si en junio no mejora la imagen de Mauricio, la jugamos a María Eugenia, y ella lo sabe porque se lo dijo el presidente cuando la obligó a bajar el desdoblamiento”. En otras palabras, destacan que si la oferta no es atractiva en términos electorales, habrá que volver a “generar esperanza”, y la persona indicada sería Vidal.

Es que a sólo seis meses de las PASO y a ocho de las presidenciales de octubre, la caída constante de la imagen presidencial está generando una gran encrucijada que, por ahora, no encuentra una salida a la hora de evaluar si realmente Macri podría ser una carta ganadora, en el marco de una economía que se cae a pedazos, con una inflación sin control y con gran parte de la población angustiada ante un futuro que no le ofrece ninguna certeza en cuanto a poder despegar.

La más reciente encuesta que circuló por los despachos oficiales, a cargo de la consultora Circuitos, señala que el presidente perdería frente a Cristina por 42,5 a 39,9, mientras que el 64,5 % de los consultados no cree que el Gobierno pueda resolver los problemas económicos del país.

Y como si fuera poco, a ese panorama no demasiado auspicioso para la marcha del Gobierno de aquí hasta las elecciones, los radicales ya anunciaron que están decididos a no hacérsela fácil a su socio político de Cambiemos, sobre todo a partir de lo que significó el reciente (y aplastante) triunfo de Daniel Kroneberger sobre el elegido de Macri, Carlos Mac Allister, en la provincia de La Pampa.

Para colmo, en esta verdadera e inesperada “rebelión en la granja” que lanzó el centenario partido, el ahora candidato radical a la gobernación pampeana deslizó entre sus allegados: “Hay que ver si Macri va a ser el candidato y va por la reelección”.

Y a la hora de imaginar una fórmula Macri – Vidal, quienes ven a esa dupla como la única posible para vencer a CFK ya lanzaron el nombre de la ministra de Desarrollo Social, Carolina Stanley, como su eventual reemplazante para la provincia de Buenos Aires.

Pero más allá de las especulaciones y hasta los deseos de algunas encumbradas figuras del oficialismo, cerca de la gobernadora descartan la posibilidad de que sea Vidal quien acompañe a Macri en la fórmula en el rol de vice. Y ahí sostienen que –a pesar de haber bajado también en las encuestas- la reelección en la Provincia no corre riesgos, teniendo en cuenta que a la imagen de Vidal no la afecta como al presidente la crisis económica ni la inseguridad.

Mencionadas en esta nota:

Las últimas noticias

Seguinos en redes

Offtopic: