Con los votos de la oposición colaboracionista, el oficialismo aprobó en general la Ley Bases

La Cámara de Diputados aprobó en general la Ley Bases con 142 votos a favor, 106 en contra y 5 abstenciones, y ahora los legisladores deberán avanzar con la votación en particular.

A poco de las 8 horas de la mañana, el debate de la Ley Ómnibus entró en su recta final con el inicio de los cierres a cargo de los jefes de cada bloque, y tras la votación en general, se plantearán cuestiones de privilegio y comenzará la votación en particular por capítulos.

S trata del segundo intento del oficialismo para avanzar con el proyecto que actualmente tiene 223 artículos, y que incluye reformas en la obra pública, privatizaciones de organismos del Estado y la Reforma laboral.

Así, a minutos de las 9 horas, se llevó adelante la votación del proyecto en general, que resultó en 142 votos a favor, 106 en contra y 5 abstenciones. El oficialismo obtuvo este resultado con el apoyo mayoritario de los bloques del PRO, la Unión Cívica Radical, Hacemos Coalición Federal e Innovación Federal.

Cierres de los jefes de las bancadas

Durante su alocución, el jefe de la bancada de Hacemos, Miguel Ángel Pichetto, cuestionó las intervenciones de los otros legisladores y manifestó que «hemos escuchado todos discursos viejos, atrasan 50 años. Algunos creen que todavía está el muro de Berlín».

Además, sostuvo un cruce con el legislador Bertie Benegas Lynch por sus críticas a los políticos. «Tiene que cuidar las palabras, que la ley va a salir, pero no por las ‘pirañas’. La Ley va a salir por el esfuerzo de la política», expresó.

Entre tanto, Rodrigo De Loredo (UCR), protagonizó un discurso cargado de críticas contra el Gobierno y el texto del proyecto, aunque aseguró que su bloque acompañaría el proyecto «por el pueblo».

«Este Gobierno está llevando adelante un ajuste con voracidad fiscal arrolladora, que lo argumenta desde una racionalidad teórica pero que lo ejecuta de una forma cruel. Se jactan de los despidos, de la interrupción de servicios, sin reparar que hay personas detrás de cada una de esas decisiones. Hay que tener cuidado de aquellos que divorcian la razón del corazón”, manifestó.

Por otro lado, explicó que «este bloque no va a acompañarlos a ustedes, va a acompañar a un pueblo que alberga una esperanza, que la ha convertido prácticamente en una religión». «Vamos a estar observando», agregó, «hoy este bloque de la UCR viene a decirle al Gobierno que le viene a dar las herramientas que reclama, pero le viene a quitar las excusas con las que gana tiempo».

El último orador de Unión por la Patria fue Leopoldo Moreau, quien adelantó que su espacio votaría en contra y se deshizo en críticas a la administración nacional.

«Se pretende que nuestro país sea una factoría. Nosotros vinimos con la convicción de votar en contra«, sintetizó, y señaló que «nos encontramos con este escenario y sectores que dicen que tienen que darle herramientas al Gobierno».

«Pero eso es jugar al ‘adivina, adivinador’. No podemos poner la ciencia de la Argentina, los intereses del país en una timba para ver a dónde sale”, observó, al tiempo que concluyó:

«Lo que ha quedado en claro en este debate es que en la Argentina hay una oposición, y eso es muy importante. Espero que poco a poco los demás se vayan dando cuenta que tienen que cruzarse de vereda también. Hay que darle gobernabilidad a una sociedad que está a la intemperie y que está abandonada, por políticas deshumanizantes y en Estado que no funciona para nada”.

¿Cuáles son los puntos de discusión?

Son 3 los puntos en cuestión de la Ley Bases de cara a la votación en particular, y que preocupan al oficialismo, que en principio no puede garantizar su aprobación.

Una de ellas es la restitución del impuesto a las Ganancias, que entró en crisis durante la madrugada y que no cuenta con el apoyo de algunos gobernadores de Juntos por el Cambio.

En la previa de la votación en general, el Régimen de Incentivos de Grandes inversiones (RIGI) fue otro de los elementos cuestionados en las intervenciones de los Diputados.

En este contexto, La Libertad Avanza no cuenta con los números para aprobar el cuestionado blanqueo, que permite regularizar activos no declarados de hasta 100 mil dólares.

Las discusiones habrían llevado a que el Ministro del Interior, Guillermo Francos, se acercara al Congreso y sostuviera una reunión con el Gobernador Maximiliano Pullaro e intendentes de todo el país. Aunque en Diputados aseguraron que «vino a saludar«, la presencia de Karina Milei echó por tierra la explicación.

La hermana del Presidente Javier Milei apareció justo cuando comenzaron a complicarse las discusiones en torno a los otros artículos. En particular, el tercero de facultades delegadas, con el que el Ejecutivo pretende tener luz verde para eliminar organismos del Estado.

La cantidad de empresas es uno de los puntos álgidos. Mientras los aliados piden que La Libertad Avanza amplie la lista de excepciones, desde el entorno del jefe de bloque libertario, Gabriel Bornoroni, buscan evitarlo, lo que empantana las negociaciones.

Desde el oficialismo admiten que la votación no está encaminada para el RIGI, pero sí Ganancias, ya que esta última avanza gracias al pedido de los gobernadores.

Mencionadas en esta nota:

Las últimas noticias

Seguinos en redes

Offtopic: