El INDEC reportó que la inflación de mayo fue del 5,1%

El Índice de Precios al Consumidor del Indec reportó una inflación del 5,1% para mayo, siendo así la segunda baja mensual consecutiva, tras los aumentos extremos del 6,7% en marzo y 6% en abril. La perspectiva del ministro de Economía es que la inflación mensual siga descendiendo, pese a la suba en las tarifas de electricidad y gas, lo suficiente para ubicar el indicador de junio por debajo del 5%.

La lectura negativa de estos mismos datos es que la inflación acumulada en los primeros cinco meses del año alcanza al 29,3%, la más alta desde 1991 (último año previo a la convertibilidad, cuando el índice había registrado alzas del 7,7% en enero, 27% en febrero y 11% en marzo). Y del 60,7% en los últimos doce meses.

Incluso en las optimistas perspectivas de la conducción económica, en todo el año calendario 2022 la inflación no podrá bajar del 66%. Es decir, que resultará la más elevada de los últimos 30 años (en 1991 cerró en 84%).

Como consecuencia de que la inflación mensual de los próximos seis meses será inevitablemente más alta que la de los mismos meses del año pasado, que osciló entre el 2,5 de agosto y noviembre, y el 3,5 de septiembre y octubre, elevando así en unos cuantos puntos la inflación interanual por arriba del actual 60,7%. Las propias proyecciones oficiales indican que todavía habrá varios meses por delante antes de que la inflación mensual baje y llegue al 3,5%.

Desde el Palacio de Hacienda que comanda Martín Guzmán se destaca no sólo la reducción del aumento mensual del IPC en abril y mayo, sino también la desaceleración de la inflación del rubro Alimentos y bebidas, que pasó del 5,9% en abril al 4,4% de aumento en mayo. También había resultado más alta la variación de precios en este rubro en febrero (7,5) y en marzo (7,2).

Desde Economía recuerdan que el salto en el precio de los alimentos en los meses previos reflejaron el impacto de factores externos: “los shocks en commodities por la sequía en Sudamérica y el conflicto bélico en Ucrania“.

También destacaron el menor incremento en el rubro Prendas de vestir y calzado, que con un aumento del 5,8% en mayo se ubicó muy por debajo de las variaciones en los meses previos (10,9% en marzo y 9,9% en abril).

El país se encuentra sumergido en una economía inflacionaria, con un alto grado de generalización del cual le va a costar salir en el corto plazo. Es decir, sin considerar la posibilidad de implementar cambios estructurales.

Una señal de ello es que los dos rubros que menor aumento de precio tuvieron en mayo se ubicaron por arriba del 3%. Es decir, son los que menos suben pero están en niveles de inflación elevada, aun para la propia economía argentina. Ellos son Comunicación (3,1%) y Educación (3,2%).

Otra señal es que incluso los Precios Regulados, aquéllos que para aplicar un aumento requieren de alguna forma de autorización o determinación oficial, subieron 5,7% en el mes. Los rubros que más aumentaron en el mes son, precisamente, dos servicios cuyos precios están regulados.

Salud registró un incremento del 6,2% (6,4% en abril) y Transporte, del 6,1% (5,3% en abril). El incremento de precios en el rubro Salud se explica por el aumento de 8% de prepagas, a lo que se suma la variación de precios de medicamentos. El alza de Transporte se vio influenciado por el aumento en el precio de la nafta, las tarifas de taxi en CABA, suba de precios de automóviles y el incremento en el GNC.

Por otra parte, entre los productos de góndola (alimentación y limpieza), se observan saltos alarmantes de precios en artículos de primera necesidad. Y pese a que son productos incorporados, quizás con otras marcas, en el programa Precios Cuidados.

La Anónima remarcó precios

Hace poco más de una semana, el empresario Federico Braun, dueño de la cadena de supermercados La Anónima, afirmó que su firma “remarca precios todos los días“, algo que luego salió a decir que fue sólo una broma.

Pero los números confirman que esa expresión fue más una confesión que una broma: la empresa de Braun subió los precios, en lo que va del año, 5 puntos más que la competencia.

La Anónima aumentó los precios por encima de su competencia directa en hasta 5 puntos, siendo la cadena dominante en la región patagónica. Ese excedente, además, no es menor, porque los competidores no tienen márgenes bajos de suba. Es decir, son niveles importantes de incrementos en productos de la canasta básica, en un escenario donde los sectores sociales bajos y medios tienen serios problemas para acceder a ese tipo de productos.

La afirmación del dueño de La Anónima se comprueba con los datos que esa misma empresa vuelca a los sistemas de información del Gobierno.

Entre el 1 de enero de este año y la última semana de junio, La Anónima aumentó los precios en la región Patagonia cinco puntos más que una cadena similar en cuanto a volumen de ventas y cantidad de locales. En ese período y tomando la canasta de supermercado (más de 1800 productos alimenticios, bebidas, productos de higiene personal y de limpieza) la firma de Braun aumentó 5,1% más que Carrefour en Santa Cruz.

Subió allí los precios un 30,4 desde comienzos de año, mientras que la cadena francesa los incrementó un 25,3 por ciento. En el otro lugar en donde es fuerte La Anónima, la provincia de Chubut, aumentó un 4,5 por ciento más que su competencia “gemela”. Allí, la firma subió 30,6 contra un 26,1 por ciento de Carrefour.

Mencionadas en esta nota:

Las últimas noticias

Seguinos en redes

Offtopic: