El Gobierno deja en la calle a miles de trabajadores en la previa de Semana Santa

El Gobierno Nacional avanzó con el despido de miles de trabajadores estatales a pocas horas del inicio de la Semana Santa, y desde el Poder Ejecutivo anunciaron que son 15 mil empleados del Estado despedidos hasta el momento.

Las «buenas noticias» de Milei

Durante su participación en el Foro Económico Internacional de las Américas, el Presidente Javier Milei celebró que «echamos a 50.000 empleados públicos» y se jactó de que además «ahora están cayendo más contratos y van a caer 70.000″.

La cifra luego fue corregida por el Vocero Presidencial, Manuel Adorni, quien durante una de sus conferencias aclaró que «del universo de contratos analizados«, que asciende a 70.000, los despidos totalizan hasta el momento 15 mil, mientras que «el resto se renueva por seis meses».

«El trabajo es muy quirúrgico, entonces los tiempos son más lentos de lo que a uno le hubiese gustado«, aclaró sobre la decisión de dejar en la calle a miles de trabajadores en la víspera de semana santa.

Javier Milei en el Foro de las Américas (2024)

Despidos masivos en el Estado

La realidad es que poco de quirúrgico tiene el accionar del Estado Nacional y la lista de despidos en las distintas dependencias públicas y organismos descentralizados del país se engrosa día a día.

Tal es el caso de la ANSES, cuyo titular (Mariano de los Heros) manifestó sus intenciones de «reducir entre un 30 y 40 por ciento la planta». En este contexto, entre el viernes y el lunes pasados se oficializaron 851 salidas.

De ellas, 60 corresponden a los empleados encargados del sistema de cargas a nivel central, esenciales para liquidar correctamente las jubilaciones. Es decir que el desguace de Milei en el Estado pone en riesgo el funcionamiento de los organismos.

Esto se suma al cierre de las delegaciones provinciales del ENACOM, que acumula 300 empleados despedidos, una cifra que puede ascender incluso a 500 empleados.

Los trabajadores del Centro Nacional de Alto Rendimiento Deportivo (CeNARD) también fueron víctimas de la motosierra a pocos meses de iniciarse los Juegos Olímpicos de París.

Por su parte, el Servicio Meteorológico Nacional efectivizó 48 despidos esta semana, que se suman a otros 20 realizados previamente, mientras que el Ministerio de Seguridad despidió a 100 empleados.

En el Ministerio de Economía los despidos abarcan al 15% de la planta total, mientras que en la Secretaría de Comercio contabilizan 60. En la Cartera de Seguridad son 100 los empleados afectados, mientras que en Interior son 57 hasta el momento.

La situación se hace extensiva para PAMI, la Agencia Nacional de Discapacidad, el SENASA, el CONICET (con 140 trabajadores administrativos despedidos), Parques Nacionales (100 despidos), Etc.

A principios del mes el Ministerio de Capital Humano también comunicó el cierre de sus 59 Centros de Referencia ubicados en diferentes puntos del país, lo que implica la salida de 600 trabajadores.

En cuanto a la Biblioteca Nacional, 121 trabajadores fueron notificados por mail de sus despidos. En otras dependencias, las formas de comunicación incluyeron mensajes de WhatsApp, Twitter, o incluso notificaciones en sus lugares de trabajo.

A esto se sumaron desinteligencias que derivaron en la imposibilidad para chequear los expedientes electrónicos, y las notificaciones de fin de contrato a personas con cargos concursados.

Así, a la incertidumbre de los trabajadores se sumó la improvisación del Gobierno, que llevó a que en algunos casos -como en los Centros Regionales de Desarrollo Social- se enteraran de la situación por medio de los propietarios de los locales donde funcionan las oficinas.

La respuesta sindical

La situación encendió las alarmas de los dos sindicatos que nuclean a los trabajadores estatales, UPCN y ATE, que realizaron una movilización conjunta en la Secretaría de Trabajo a pesar de sus diferencias internas.

Al respecto, el secretario general de UPCN, Andrés Rodríguez, denunció la arbitrariedad de los despidos y remarcó que:

«Estamos peleando palmo a palmo esta cuestión, la situación es muy heterogénea. Hay organismos con los que tenemos buen diálogo y se están negociando reincorporaciones y en otros no».

Además, expresó que «la sensación de todos es que si sigue este deterioro, indudablemente va a desembocar en una medida de fuerza«, pero «todavía no hay una fecha pautada».

Entre tanto, el secretario General de ATE nacional, Rodolfo Aguiar, convocó a una jornada de ingresos masivos y simultáneos en toda la administración pública el próximo 3 de abril.

«Haremos ingresos masivos y simultáneos a toda la administración pública, esto es todos los turnos, nos vamos a poner de acuerdo en un horario porque no descartamos un escenario como ocurrió no hace mucho en la Argentina en la época de Macri, en donde se enfrentó a un proceso de cesantías similares«, explicó.

A esto se suma la preocupación por los despidos en el sector privado, que llevaron a la CTA (en el marco del plenario realizado este martes) a considerar:

«Una nueva jornada de lucha nacional con paro y movilización que permita continuar el camino iniciado el 24 de enero y a la vez expresar desde un marco de unidad la diversidad de conflictos que hoy se desarrollan a lo largo y ancho del país».

Mencionadas en esta nota:

Las últimas noticias

Seguinos en redes

Offtopic: