Sólo uno de cada tres argentinos cree que Milei esté ajustando a "la casta"

Una nueva encuesta de la consultora Analogías informa que la población argentina considera que el presidente Javier Milei está ajustando más a los trabajadores que a «la casta» y que los mayores beneficiados del modelo libertario son los grandes empresarios. Además, se registra un rechazo mayoritario a las principales medidas y objetivos del gobierno.

A poco más del primer mes de gestión del gobierno libertario, el sondeo muestra que la imagen del presidente Javier Milei presenta un diferencial positivo de 5 puntos y se ubica en un nivel levemente inferior al que se expresó en el resultado de la segunda vuelta presidencial (49%). Se trata del único dato positivo que arroja la encuesta para el Jefe de Estado.

Las expectativas económicas para los próximos dos años presentan niveles de optimismo y pesimismo muy similares. Es decir, el Gobierno cuenta con un expectante pero limitado apoyo social y un cuadro de opiniones polarizado.

Los datos recopilados muestran rechazo a la mayoría de los cambios propuestos:

Un 47% opina que el Presidente tiene actitudes autoritarias. Esto, alentado por los intentos de Milei de imponer por decreto muchas de sus propuestas, o de avanzar en el trámite parlamentario de la Ley Ómnibus sin aceptar concesiones ni siquiera a la oposición dialoguista.

Es por ello que un 62% considera que habrá mucha o bastante resistencia social y sindical al ajuste. Las reformas libertarias empeoran sensiblemente la calidad de vida de la población, y por eso se espera una fuerte resistencia de trabajadores y organizaciones sociales.

Respecto de sobre qué sectores recae el ajuste, un 52% opinó que son los trabajadores y jubilados los efectivamente ajustados, mientras que sólo un 33% consideró que es la denominada «casta política«. Es decir, solo uno de cada tres argentinos cree que Milei cumplió con su promesa de campaña.

Para graficar el conflicto clasista que promueve Milei, el 46% considera que los grandes empresarios son los principales beneficiarios de la política económica de la nueva gestión.

En cambio, sólo un 25% respondió que las negociaciones paritarias lograrán mantener el poder adquisitivo del salario. Es decir: los grandes empresarios se verán beneficiados, y los trabajadores serán más pobres.

En consonancia con los reclamos gremiales, el 56% de los encuestados se manifestó en contra de remover la legislación de protección laboral.

 

En cuanto a las políticas con impacto inmediato, el 51% se mostró en desacuerdo con el ajuste presupuestario en educación, ciencia y tecnología. En tanto, sólo el 24% acordó con la pertinencia de equiparar los precios de los alimentos y la energía a valores internacionales. Y el 53% respondió en contra de la dolarización de la economía argentina.

Además, el 47% se mostró en contra de eliminar la obra pública en pos de conseguir el equilibrio fiscal, y el 49% en contra de privatizar las empresas del Estado.

El 49% consideró que «no es justo» que el pueblo argentino tenga que hacer un sacrificio ahora para obtener resultados en un futuro lejano.

La encuesta fue realizada a una muestra de 2.542 casos efectivos, a través de entrevistas telefónicas (formato IVR fijo y móvil), entre el 10 y el 14 de enero de 2024 en las 24 Provincias de la Argentina, con un error muestral de +/- 2,0% en un nivel de confianza del 95%.

Mencionadas en esta nota:

Las últimas noticias

Seguinos en redes

Offtopic: