La Legislatura chubutense derogó la ley de zonificación minera por unanimidad

Tras las masivas movilizaciones en contra de la Ley de zonificación minera en Chubut, sancionada hace menos de una semana, el gobernador Mariano Arcioni dio un paso atrás en respuesta a los reclamos. Este martes, la Legislatura provincial derogó por unanimidad la normativa que habilita el desarrollo de proyectos mineros en la zona conocida como “la meseta”.

Por el nivel de virulencia de las protestas, desde las 8 de la mañana, el debate del cuerpo legislativo se realizó de manera virtual ya que “no se encuentran dadas las condiciones edilicias, ni de seguridad necesarias para continuar con el normal desarrollo de la labor legislativa y administrativa”.

La derogación fue aprobada de manera únanime por todo el cuerpo legislativo. Así, los legisladores que aprobaron la iniciativa resolvieron modificar su postura ante el estallido social y el clima tenso en la provincia. Afuera de la sede provincial, cientos de manifestantes se habían congregado para esperar los resultados de la votación.

En la reunión programada se trató el proyecto firmado por Mariano Arcioni que deroga la Ley de Zonificación de la Actividad Minera en Chubut. Si bien había cuatro proyectos en carpeta, se decidió por avanzar con la iniciativa propuesta por el gobernador.

Durante el desarrollo de la actividad parlamentaria, la diputada del Frente de Todos, Mónica Saso revirtió su voto a favor de la megaminería de la semana pasada, pero lo justificó al asegurar que muchos de los artículos en el texto incluían parte del reclamo social ambiental.

La diputada de Chubut Unido y ex intendenta de Rawson, Rossana Artero, consideró que “cambiar de opinión es de gente racional” y una “actitud de grandeza”.

Ayer, lunes, el gobernador Mariano Arcioni anunció la decisión de derogar la legislación aprobada la semana pasada que generó protestas y violentos incidentes, y anticipó la convocatoria a un plebiscito “para escuchar a todas las voces del pueblo” en este tema, con un mensaje a través de su cuenta en la red social Twitter.

“Respeto profundamente a quienes se han manifestado pacíficamente estos días y quiero pedirles de abrir una ventana de tiempo durante la cual nos demos una oportunidad, la oportunidad de pensar cómo damos trabajo a quienes no lo tienen, cómo generamos inversiones para industrializar nuestra producción, y con qué recursos mejoramos nuestra educación, nuestra seguridad y nuestra salud”, planteó Arcioni.

El mandatario afirmó que se abrirá un nuevo proceso de diálogo social con todos los actores involucrados en este proyecto, ya sea que “estén a favor o en contra”.

El rechazo a la normativa se produjo de manera transversal en toda la provincia desde el ámbito político, como sindical e incluso de representantes de la Iglesia en la región. El panorama se recrudeció a raíz de que el gobierno provincial dispuso de la represión de las protestas, lo que agravó el clima social.

Quienes se oponen a la ley aseguran que la empresa minera extranjera Pan American Silver, propietaria del proyecto, generará distintos pasivos ambientales, entre ellos, el uso de un método distinto al cianuro pero no menos nocivo: el xantato

“La decisión del gobierno y la legislatura provincial de avanzar con la megaminería no cuenta con licencia social, a lo que se suma el cuestionamiento de diversos organismos científicos y académicos”, sostuvo un documento firmado por Abuelas y Madres de Plaza de Mayo, el Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS), CTERA, Barrios de Pie, Jóvenes por el Clima, y personalidades como Adolfo Pérez Esquivel, Nora Cortiñas, Maristella Svampa y Rita Segato.

Mencionadas en esta nota:

Las últimas noticias

Seguinos en redes

Offtopic: