Las universidades reclaman un trato igualitario del Gobierno tras el aumento discrecional a la UBA

El Consejo Interuniversitario Nacional (CIN) cuestionó la decisión del Gobierno de aumentar únicamente el presupuesto de la UBA, calificando de injusta y provocadora la actitud de ignorar a las instituciones del resto del país.

La Universidad de Buenos Aires (UBA) alcanzó un acuerdo con el Gobierno Nacional, que implica un aumento del 270% en sus gastos de funcionamiento, y de un 300% para los hospitales de la institución.

El hecho ocurre en el marco de las negociaciones con la Secretaría de Educación, liderada por Carlos Torrendell, y del Ministerio de Capital Humano, administrado por Sandra Pettovello, y tras la masiva manifestación en defensa de la educación universitaria ocurrida el pasado 23 de abril.

Sin embargo, el Gobierno de Javier Milei decidió ignorar a las casas de altos estudios del resto del país, que aún reclaman mejoras presupuestarias. Se trata de alrededor de 60 instituciones que no han obtenido respuestas.

Situación de la UBA

Tras el acuerdo con la Secretaría de Educación, la UBA publicó un comunicado en el que anunció que decidió levantar la emergencia presupuestaria. Sin embargo, desde el Consejo Superior indicaron que, aunque es un paso en la dirección correcta, la cuestión no está resuelta.

Cabe señalar que los gastos de funcionamiento representan solo el 14% de los gastos totales, aunque «si ellos no garantizaban ni el presupuesto mínimo para prender las luces, teníamos que cerrar«, comentaron desde el rectorado.

Por su parte, el Gobierno apostó a dividir a las instituciones, concentrándose solo en la UBA e ignorando a las demás.

Una muestra de esto es que la ministra Pettovello sostuvo una reunión especial con el rector Ricardo Gelpi un día antes de atender al resto. Además, el resto de los rectores no logró avances para destrabar los fondos durante sus reuniones.

Entre tanto, Torrendell luego sostuvo otras 3 reuniones, en las que estuvo presente también el cuestionado secretario de Políticas Universitarias, Alejandro Alvarez, y que las autoridades de la UBA utilizaron para insistir con el reclamo presupuestario.

Vicerrector de la Universidad, Emiliano Yacobitti celebró la decisión a través de sus redes sociales, y aseguró que se produjo «gracias a que la sociedad se expresó con contundencia en defensa de las universidades públicas«.

«Vamos a seguir reclamando por los salarios docentes y nodocentes que perdieron más de un tercio de su capacidad económica en 4 meses», agregó, así como «por los recursos para ciencia y tecnología y las obras de mantenimiento de los edificios y laboratorios».

«También es importante que esta corrección sea para todo el sistema y no solo para la UBA. Sentarnos a discutir un presupuesto para el 2025 que contemple los reajustes inflacionarios necesarios, y que se sancione una ley de financiamiento universitario», completó.

El comunicado del CIN

Ante esta situación, el CIN publicó un comunicado manifestando que la decisión «implica el reconocimiento por parte del gobierno nacional de uno de los aspectos del problema«. Sin embargo, remarcó que:

«Resulta inadmisible y provocador que se reconozca solo para una universidad y no para la totalidad del sistema que reúne a un conjunto de 60 universidades a lo largo y a lo ancho del país«.

En este contexto, exigieron «inmediatamente una resolución que garantice un incremento igual al otorgado a la UBA para todas las universidades públicas de la Nación».

Además, indicaron que aún no se solucionó el problema salarial para los trabajadores universitarios, ni del presupuesto del sistema científico y tecnológico, o el monto destinado a obras de infraestructura y becas.

«Rechazamos cualquier metodología que promueva la división entre universidades y dentro de las universidades», indicaron desde el CIN.

 

Entre las instituciones que adhirieron a la publicación del CIN estuvo la Universidad Nacional del Sur, que a través de sus redes y las de su rector, Daniel Vega, difundieron el comunicado. «No aceptaremos que existan estudiantes de primera y de segunda«, remarcaron.

Denuncian la «mirada porteñocentrista» del Gobierno

El Presidente del CIN, Víctor Moriñigo, luego cuestionó el aumento discrecional durante una entrevista a El Destape Radio, en la que comentó que:

«Me sorprendió mucho lo que sucedió ayer, por lo extraño de la noticia y por cómo se fue dando. Por lo injusto, por lo provocador, por el destrato a 60 universidades. Nunca pensé que fuera tan a la vista de todos que el Gobierno entienda ahora que hay algunos de primera y otros de segunda… Es una actitud que nunca vi en 40 años de educación, es la primera vez donde para una universidad va todo y para el resto, cero. Siempre se ha sacado una ventaja en algunas universidades, pero no tan escandalosa».

«Uno elige ver el vaso medio lleno: teníamos razón, la plata apareció y no alcanzaba. Todo esto es un desorden bien organizado, es una enorme pena… No sé cómo lo explicará el gobierno en las próximas horas», añadió, al tiempo que cuestionó la «mirada porteñocentrista» del Gobierno.

Mencionadas en esta nota:

Las últimas noticias

Seguinos en redes

Offtopic: