Movilización sindical: Moyano pateó el tablero con un contundente pedido a Alberto Fernández

En una masiva movilización, las dos principales centrales obreras del país y movimientos sociales marcharon juntos hacia el Congreso contra los formadores de precios. A pesar de la muestra de unidad, sectores sindicales más afines al kirchnerismo interpelaron al gobierno exigiendo que “ponga lo que tenga que poner” para frenar la crisis y Pablo Moyano redobló la apuesta con un fuerte reclamo a Alberto Fernández.

La movilización fue la antesala de la reunión del Consejo del Salario, el lunes próximo, primera instancia de intercambio formal que tendrá la CGT con el actual equipo económico que encabeza Sergio Massa.

El triunvirato dirigente de la Confederación General del Trabajo (CGT) dio una conferencia de prensa en la sede de la Unión de Empleados Judiciales de la Nación (UEJN) donde realizaron un balance positivo de la marcha.

Allí y en primer lugar tomó la palabra Héctor Daer que recordó que la convocatoria tuvo el propósito de:

Exigir a la sociedad política, a los actores sociales, los empresarios y los que tenemos una responsabilidad sobre el futuro de nuestro país a encontrar una salida en favor de todo el pueblo y no llevar adelante una salida como pretenden los sectores de concentración económica que presionan en un proceso devaluatorio que aumentaría la masa de pobreza estructural que sufre nuestro país”.

Para el principal dirigente de la CGT, la “marcha fue masiva porque el pueblo se sintió representado en esta convocatoria de la CGT”. Para Daer:

“La salida definitiva para nuestro país la enmarcamos en tres ejes: la producción, el trabajo y el desarrollo sustentable. Es la única forma de terminar con las enormes desigualdades que generan estos procesos políticos”.

Al mismo tiempo adelantó el respaldo al ministro Massa en lo que consideró podría ser una renegociación del acuerdo con el FMI:

“Acompañamos los pedidos al FMI que se hicieron por parte de la ministra anterior (Silvina Batakis) y los que hará este ministro porque la Argentina y el mundo no son los mismos ahora que cuando se firmó el acuerdo antes de la guerra de Ucrania. Va a haber un marco de rediscusión y vamos a acompañar los planteos que haga el ministro de Economía”.

Por último reconoció que, ante la situación, “por supuesto que cabe una autocrítica del gobierno pero con la autocrítica no hacemos nada. Hay que tomar las medidas que sean necesarias para salir de este momento”.

Los pedidos de firmeza de Moyano y Yasky

Las dos voces más firmes en cuanto a reclamos concretos al gobierno nacional provinieron del sindicalismo más cercano al Kirchnerismo, puntualmente en las figuras del referente del gremio de Camioneros y uno de los secretarios generales de la CGT, Pablo Moyano, y del diputado nacional del Frente de Todos y referente de la CTA, Hugo Yasky.

La posición contundente de Moyano se vio en la conferencia de prensa que compartió con el resto de los dirigentes cegetistas, donde pidió al gobierno del FdT la estatización de las balanzas que pesan los granos para exportar.

Hay 5 millones de viajes de camiones por año, y el 40% sale en negro“, introdujo el dirigente gremial. “Eso quiere decir que el campo no paga el 33% de las retenciones, sino que paga el 26%“, agregó.

Moyano continuó denunciando posibles irregularidades: “Las balanzas, cuando entran los camiones a cualquier puerto del país, son de las cerealeras. ¿Quién los controla?”. Con ese tono, dijo que “si el Gobierno quiere recaudar dólares, si quiere tomar una medida contundente“, debería hacerse cargo del sistema de pesaje. “Son de Cargill, Dreyfus, ellos mismos se pesan sus productos, y los venden“, arremetió dando los nombres de las empresas responsables de la evasión.

Las mineras que están en la cordillera, son todas extranjeras. El 80% de los trabajadores camioneros son chilenos o de otros países, y hemos realizado medidas de fuerza“, repasó. “Llevan los minerales por Chile y los procesan en destino. Quiere decir que a los tres meses, te dicen ‘de las 100.000 toneladas de piedra, encontramos 100 gramos de oro“, dijo, ejemplificando las irregularidades.

Estas son las medidas que debe tomar el Gobierno“, remarcó con contundencia el líder camionero.

Los reclamos de Moyano no sólo se vieron en la conferencia. De hecho, en medio de la masiva movilización obrera, el líder camionero montó su propio escenario y acto por la Avenida 9 de Julio. En su discurso, el camionero apuntó contra los empresarios nucleados en la Asociación Empresaria Argentina (AEA) y, aunque señaló que sigue respaldando al presidente, Alberto Fernández, le reclamó “ponga lo que tenga que poner para terminar con los especuladores”.

Vamos a denunciar a esta manga de delincuentes que son los empresarios que remarcan los precios. Están AEA, Mercado Libre”, disparó el líder sindical, apuntando contra el rejunte de empresarios más poderosos del país, y señalando a Marcos Galperín, dueño de Mercado Libre.

Y luego mencionó un punto que no tiene acuerdo dentro de la central sindical.

“No podemos seguir con estos niveles de inflación. Alberto, saca ese bono y esa suma fija, y mantené las paritarias libres-dijo-.También con las asignaciones familiares. Tienen que ser universales. Vamos a salir a la calle las veces que sea necesario”.

En un sentido similar se expresó Hugo Yasky, quien afirmó que “la marcha es también para pedirle al gobierno la firmeza que hace falta para enfrentar a estos sectores formadores de precios, especuladores“.

“El objetivo de la marcha es denunciar a los formadores de precios. Hablo de empresas productoras de alimentos extranjeras que la renta que obtienen la ponen en el negocio especulativo del dólar“, remarcó el dirigente de la CTA

Tiene que ponerse por encima de lo que ha sido la inflación acumulada. Tenemos que hacer que el salario mínimo, vital y móvil pegue un salto“, propuso. Y sostuvo que luego de esa medida, el gobierno nacional debería “anunciar una recomposición a través de una suma fija”, en términos similares a los expresados por Moyano.

La posibilidad de que el Ejecutivo decida un aumento salarial por una suma fija generalizada destapó un debate dentro del sindicalismo. Al respecto, Yaski destacó:

“Estamos de acuerdo desde la CTA con la suma fija que plantea Sergio Massa. Y hay dirigentes de la CGT que comparten esta mirada que tenemos nosotros“.

La propuesta de promover un decreto que establezca un aumento de suma fija salió de boca de la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner en su discurso en la sede de la CTA de los Trabajadores, en un acto realizado en julio en Avellaneda. La idea abrió una grieta en el sindicalismo, ya que el sector de la CGT más cercano a Alberto Fernández no compartía la idea, argumentando que la herramienta de recomposición del salario deben ser las paritarias.

Quien en su momento argumentó a favor de la suma fija fue Omar Plaini referenciado en el Frente Sindical para el Modelo Nacional (FreSiMoNa) de Pablo Moyano y los sectores kirchneristas aclaró que “nosotros lo planteamos hace mucho tiempo. En la CGT somos muchos los que pensamos que con la paritaria sola no alcanza“.

Nuestro instrumento es la paritaria, pero la suma fija es para achicar la asimetría que hay con algunos trabajadores que están registrados y no llegan a fin de mes y ni hablar con los sectores informales”, había argumentado el canillita.

Mencionadas en esta nota:

Las últimas noticias

Seguinos en redes

Offtopic: