Carrió quebró la alianza de Juntos con el Partido Socialista en Santa Fe: "Están vinculados al narco"

La líder de la Coalición Cívica y precandidata presidencial, Elisa Carrió, anunció que su partido no integrará el «frente de frentes«, la alianza que formaron en Santa Fe el PRO, la UCR y el Partido Socialista para enfrentar al peronismo. Apuntó contra algunos dirigentes provinciales de Juntos por el Cambio, a quienes acusó de «complicidad» con los narcos.

Carrió detonó una bomba política a un mes de la inscripción de las alianzas electorales y a dos días de la visita del ex presidente Mauricio Macri a Rosario, ciudad impactada por la ola de violencia vinculada al narcotráfico.

El sábado pasado, «Lilita» compartió un video por redes sociales junto a la ex diputada nacional Lucila Lehmann, titular de la CC en Santa Fe.

La Coalición Cívica no puede «avalar frentes de frentes» donde «hay muchas personas vinculadas al narcotráfico«, dijo Carrió, sin mencionar nombres propios.

«Es imposible integrar el Frente de Frentes y mantener una vieja complicidad que destruyó a Santa Fe, más allá del costo político que haya que asumir», agregó.

«Yo creo que la decisión de Santa Fe tiene que ser una de conciencia y de principios. Hay que limpiar Santa Fe, está tomada por el narcotráfico y por el lavado de dinero. Si no se limpia, si no se cambia su sistema político en serio, si la complicidad de la política con el narco y con la policía sigue, si no se crean nuevas fuerzas policiales, si no hay una coordinación con Nación, Santa Fe no tiene salida«, manifestó Carrió.

Queriendo fortalecer su postura, Carrió recordó que su opinión vale no sólo como «líder de un partido que ha ganado muchas veces Santa Fe«, sino también como «fundadora de Juntos por el Cambio» y «candidata a presidente«, reafirmando sus aspiraciones electorales.

«Es una opinión mía, como candidata a presidente pero además como líder de un partido que ha ganado muchas veces Santa Fe y que no podemos traicionar a un electorado, sea mayor o menos. Soy fundadora de Juntos por el Cambio y quiero que el espacio esté unido a nivel nacional, pero eso no puede implicar complicidades en la provincia«, señaló.

El dardo para Macri

Las declaraciones de Carrió en la previa a la llegada de Macri a Rosario fueron interpretadas como un mensaje directo al ex presidente para imponerle la agenda que ya tiene sus complicaciones a raíz de la resistencia de los socialistas para acompañarlo.

De hecho, uno de los recamos del diputado y vicepresidente del PRO, Federico Angelini, al Partido Socialista (PS) es que si se suman a una coalición opositora en Santa Fe, apoyen a los candidatos a presidente de Juntos.

Sin embargo, el PS no se acercó para encontrarse con Patricia Bullrich en las dos veces que visitó Rosario y ahora avisaron que no piensan ir al acto de Macri. Sucede que el PS insistió durante años que «el límite es Macri«.

Con la precandidatura presidencial de Horacio Rodríguez Larreta, el dirigente socialista porteño y aliado del alcalde, Roy Cortina, casi convence a Mónica Fein y a Enrique Estévez (las autoridades partidarias a nivel nacional) de que hay una línea política distinta.

En ese sentido, los socialistas acompañaron a María Eugenia Vidal, se abrazaron con Gerardo Morales y se reunieron con Larreta, pero se resisten compartir una foto con Macri o Bullrich.

«Perjudicaron a la provincia»

Por otra parte, el Partido Justicialista (PJ) santafesino toma envión en la carrera electoral. En Rosario, e jefe de Gabinete de la Nación Agustín Rossi encabezó el primer plenario de La Corriente Nacional de la Militancia y afirmó que «este año se juega mucho más que una elección«, en tanto que recordó que «nunca, desde que asumió Néstor Kirchner, tuvimos en frente a una derecha tan desembozada«.

«La oposición no puede hablar como si hubiese nacido de un repollo. No van a poder resolver los problemas quienes los generaron«, apuntó el jefe de Gabinete.

Por su parte, el jefe del Bloque Justicialista en la Cámara de Diputados de Santa Fe y candidato a gobernador, Leandro Busatto, consideró que en Santa Fe el llamado «Frente de frentes» es «un armado opositor que reivindica las políticas que llevó adelante Mauricio Macri, que perjudicaron a la provincia».

«No queremos que gobierne ese frente, pero tampoco un peronismo que se parezca demasiado«, advirtió.

«Hace diez años, cuando decíamos que la política se estaba alejando de la toma de decisiones en seguridad, se reían de nosotros. Advertimos lo que estaba pasando y no fuimos escuchados. Decíamos que había un doble pacto en Santa Fe: de la política con la policía y de la policía con el delito. Miren si no teníamos razón«, expresó.

Mencionadas en esta nota:

Las últimas noticias

Seguinos en redes

Offtopic: