Jubilados: el 86,8% de los beneficiarios cobrará más que con la fórmula de Macri

aumento jubilados febrero

El gobierno nacional otorgará un aumento escalonado a las jubilaciones a partir de marzo de 2020, que beneficiará a la mayoría en relación a lo que hubieran ganado con la fórmula previsional sancionada en 2017.

Se tratará de una suba del 2,3% más una suma fija de 1.500 pesos, que se traducirá en un 13% para la mínima. Con la fórmula impulsada por Juntos por el Cambio y sancionada en diciembre de 2017, el aumento hubiera sido de 11,6%.

El aumento supera la ley de movilidad del macrismo en quienes reciben haberes de hasta 16.200 pesos, es decir, a más de la mitad del universo previsional. Pasando dicho valor, la curva de aumento es menor. El resultado: el achatamiento de la pirámide previsional, es decir, la disminución de la brecha entre las jubilaciones más chicas y las más cuantiosas.

Concretamente, en nuestro país 2,8 millones de jubiladas y jubilados reciben 14.068 pesos del haber mínimo o menos, por encontrarse en proceso de pago de la moratoria.

Luego, quienes cobran hasta dos jubilaciones mínimas (28.136 pesos) son más de 1,5 millón de beneficiarios, y 1,4 millones superan dos haberes mínimos de ingreso previsional.

Posteriormente, en junio habrá otro aumento por decreto, que está prevista que sea la última y que el Congreso sancione una nueva fórmula de movilidad previsional.

La inflación acumulada de noviembre a enero dio 10,6%, a lo que le ganarán las subas del grueso de los beneficiarios del sistema previsional. La variación también regirá para las pensiones, asignación universal por hijo y asignación familiar.

Sergio Massa, titular de la Cámara de Diputados, armará una comisión para que proponga los ejes principales que constituirían los futuros incrementos.

Cabe recordar que la fórmula macrista, que Alberto derogó por decreto al asumir, establecía que los aumentos se derivaban de un 70% por inflación y un 30% por índice RIPTE (salarios).

A su vez, la anterior fórmula de movilidad, sancionada durante el kirchnerismo, poseía mayor ponderación a la fluctuación salarial (50%) y también a la recaudación del sistema previsional (aportes, contribuciones e impuestos destinados al pago de jubilaciones).

De este modo, la fórmula derogada durante la represión de la Plaza de los dos Congresos, ataba la recomposición de los haberes de trabajadores pasivos a la creación de puestos de trabajo. De este modo, garantizaba la sustentabilidad del sistema previsional.

Mencionadas en esta nota:

Las últimas noticias

Seguinos en redes

Offtopic: