17 de octubre: "El día que los obreros fueron a rescatar a Perón de las garras de la oligarquía"

17 octubre

El profesor de historia, Héctor “Nino” Benvenutti estuvo en El Ágora en Radio Nacional y conversó con Juan Ignacio Guarino sobre la figura de Juan Domingo Perón y la historia del Día de la Lealtad peronista, a pocos días del 17 de octubre. Además, se refirió a la importancia de la movilización en el contexto económico y social que atraviesa actualmente el país.

Para comprender la figura de Perón, el profesor de historia señaló que es necesario situarse en el “año 45, en un contexto histórico internacional y nacional muy particular“. “El dominio de los Estados Unidos como primera potencia mundial estaba en ascenso”, comentó, y agregó:

“En la argentina se estaba saliendo de un proceso que se había inaugurado en junio de 1943 con la llamada revolución en contra de los gobiernos conservadores de la década infame“.

De esa de esa revolución va a surgir la figura de un joven coronel -joven de cincuenta años- llamado Juan Perón“, detalló, quien llegaría a la “secretaria del trabajo y previsión, y que a partir de ahí inicia su proyecto político”.

Una figura polarizante

Asimismo, Benvenutti explicó que “la figura de Perón, y las políticas sociales de Perón en favor de los trabajadores, molestaron a todo el arco ideológico de izquierda y derecha” y señaló que “a partir de eso empiezan a ver a la figura de Perón enemigo”.

La llegada del embajador norteamericano Spruille Braden a la Argentina, adoptando una postura favorable a los intereses contrarios a Perón, acentúo la división entre el llamado peronismo -que todavía no estaba conformado- y el antiperonismo”.

En este contexto, Guarino le consultó cómo es que una figura de tanto peso, que se convierte en Vicepresidente, Ministro de Guerra, y Secretario de Trabajo y Previsión, “termina preso sin una acusación formal“.

Al respecto, el profesor explicó que “fue un proceso interno, inclusive dentro de las fuerzas armadas”, donde “había sectores probritánicos y pronorteamericanos bien marcados”, así como “sectores que habían sido germanófilos”.

Dentro mismo de las fuerzas armadas había disidencias, esas disidencias marcaban distintos modelos, no sólo político y de conducción militar sino también económicos”, remarcó.

En este sentido, la “figura de Perón encarnaba un nuevo modelo de conducción de la fuerza armadas, pero también con respecto a la industria y también con respecto a la clase trabajadora”.

Además, apuntó que “en ese contexto de octubre de 1945, Perón fue presionado desde distintos frentes“. “Tal es así que presentó la renuncia a Farrell [Presidente en funciones]”, continuó, “con una condición, que se convoque a elecciones libres y populares”.

Héctor “Nino” Benvenutti en El Ágora en Radio Nacional

La celebración del 17 de octubre

Durante la entrevista, Benvenutti fue consultado por la consolidación del 17 de octubre como celebración peronista. El profesor replicó que esto ocurrió “durante la primera presidencia de Perón, ese 17 de octubre fue, como diría Scalabrini Ortiz, el suelo de la patria sublevada”, donde acudieron “algunos calculan trescientos mil personas, otros quinientos mil”.

Además, señaló que entre “la multitud en plaza de mayo y alrededores”, “no solamente había trabajadores y dirigentes sindicales, sino que había muchos hombres y mujeres del común“. En ese sentido, concluyó:

“El 17 de octubre fue tomado después, allá por el año… Creo que fue en el año 47, que se instituyó el 17 de octubre, por la militancia peronista, Día de la Lealtad. El día que los obreros fueron a rescatar a Perón de las garras de la oligarquía”.

En este contexto, resaltó que “había intentos por asesinar a Perón“, y apuntó que “los servicios de inteligencia de las Fuerzas Armadas norteamericanas, y el Departamento de Estado norteamericano” fomentaban “el asesinato político. El magnicidio”. “A esos poderes se enfrentaban Perón y el peronismo“, agregó.

La importancia de la movilización

Por otro lado, Guarino le preguntó por la importancia de la movilización del 17 de octubre en un contexto de pandemia y encierro prolongado. Al respecto, respondió que representa “volver a levantar bien alto las banderas de la justicia social, de la independencia económica y de la soberanía política“.

“esas son las tres banderas fundacionales del peronismo”, explicó, y manifestó que “deben ser irrenunciables para todo gobierno peronista que se precie y para todo militante peronista que se precie”. En ese sentido, resaltó que se trata de:

“Volver a la calle, volver a marchar en pos de mejoras para los asalariados, de mejoras para los sectores desocupados, empobrecidos, con hambre, con miseria… Es volver a los ideales de justicia social”.

Asimismo, reconoció que “el párate producido por la pandemia afectó económicamente a millones y millones de personas en el mundo y también a millones de personas en la argentina”. “Los más humildes, los más pobres, los menos favorecidos son los que más pagaron la cuenta“, añadió.

Héctor “Nino” Benvenutti en El Ágora en Radio Nacional

El futuro del peronismo

Sobre el cierre de la entrevista, y a propósito de la compleja coyuntura política y electoral que atraviesa el peronismo en la actualidad, se preguntó a Benvenutti por el futuro del peronismo. Al respecto, reconoció que “hay muy bajos salarios, hay alta inflación” y expresó que “sí o sí tienen que corregir esas situaciones“.

Además, señaló que “enfrente tenemos enemigos muy poderosos, muy fuertes, que están unidos”. En ese contexto, opinó que:

“Nuestros dirigentes, nuestros militantes más importantes, tendrán que ser lo suficientemente inteligentes como para reinventarse. Hay que reinventar el peronismo“.

Como hicieron Néstor y Cristina en 2003“, agregó.

 

Mencionadas en esta nota:

Las últimas noticias

Seguinos en redes

Offtopic: