Comuníquese con nosotros
rodolfo ortega peña

Historia

A 46 años del asesinato de Rodolfo Ortega Peña: los pensamientos quedarán

El 31 de Julio de 1974, es asesinado el abogado y militante peronista Rodolfo Ortega Peña por miembros de la Patota criminal de la Triple A (Alianza Anticomunista Argentina).

Con 38 años y una inteligencia por encima de lo común, Ortega Peña, recibido de abogado a los 20, era diputado por el unipersonal Bloque de Base, con acercamiento al Peronismo de Base.

rodolfo ortega peña

Se separó del bloque del Frente Justicialista, banca a la que había jurado con la célebre frase “La Sangre Derramada No Será Negociada”, por sus críticas a la derechización del peronismo:

“Fiel al mandato popular del Peronismo, convencido que primero está la Patria, luego el movimiento y por último los hombres, trataré muy humildemente de colocar esta banca al servicio del pueblo peronista, de los trabajadores oprimidos, y de todos aquellos argentinos que quieran ver una Argentina realmente liberada.”

Señalado como un humanista ético y revolucionario, Ortega Peña se abocó con igual pasión a la política, a la historia, al periodismo y a la abogacía aplicada a la función social. No dejo más herencia que una gran biblioteca, ya que nunca hizo uso de su profesión liberal para llenarse los bolsillos.

Se lo podía definir como intensamente peronista, con un costado intelectual puramente gramsciano.

Fue su empeño con las causas populares, la lucha por las clases más postergadas y su inquebrantable compromiso con los Derechos Humanos, lo que lo hiciera blanco de los asesinos del pueblo, inaugurando un tiempo donde reinaría el terror, y donde el Estado seria su principal exponente.

rodolfo ortega peña

Hombres de Hierro

Su compañero, socio y amigo, Eduardo Luis Duhalde (Ex secretario de DDHH de la Nación) denunció al entonces Ministro de Bienestar Social López Rega, como responsable del crimen, ya que juntos Duhalde y Ortega Peña, habían evidenciado en su revista “Militancia Peronista para la Liberación”, la organicidad y funcionamiento de la banda de la ultra derecha peronista, Triple A.

Duhalde escribiría en 1998:

“Las nuevas generaciones no conocen a Rodolfo Ortega Peña. Ello evidencia la profunda ruptura social con el propio proceso histórico. Este desconocimiento, se inscribe en un desconocimiento más amplio y general. El ejercicio del olvido al que han sido condenados los Argentinos desde el 24 de Marzo de 1976 hasta el presente, forman parte del esfuerzo por ocultar dos décadas intensas y profundas durante las que los jóvenes de entonces se plantearon con profundo sentido solidario y colectivo, ligar sus vidas con la búsqueda de un mundo mejor, más justo e igualitario, aun a costa de los mayores sacrificios. Rodolfo Ortega Peña fue un hombre ético, de una profunda etnicidad, que lo llevo a soñar con un hombre Nuevo capaz de construir revolucionariamente un mundo mejor.”

rodolfo ortega peña

El presente de la Triple A

La Triple A fue la antesala de lo que luego sería el horror de la Dictadura Genocida. Muchos de sus miembros fueron “mano de obra especializada” durante el Terrorismo de Estado, utilizados para secuestrar y/o torturar.

En Bahía Blanca y con 45 años de atraso, se realiza en la actualidad un juicio de Lesa Humanidad, que tiene por imputados, a cuatro personas acusadas de pertenecer a dicha banda Triple A por el asesinato del estudiante y militante David Cilleruelo y por la investigación de más de una veintena de víctimas.

Como antecedente existen otros juicios: En Mar del Plata, donde fueron juzgados nueve integrantes de la CNU local (brazo universitario de la Triple A), otro en La Plata donde fueron juzgados dos imputados y otro en Buenos Aires con el viejo Código Penal, es decir, sin ser oral y público.

Un testigo en Bahía Blanca, Alberto Rodríguez, resumió en su declaración:

“La historia de este país cambió en esa época… el crimen a plena luz del día, el miedo, el terror que nos impusieron, cambió para siempre las ganas de vivir, la forma de vivir, y nos desaparecieron no solo a los muertos de la Triple A, sino a los 30.000 Compañeros. La desaparición de esa generación, cambio la historia de este país y es por eso que hoy seguimos insistiendo, aunque hayamos tardado 45 años para que se haga justicia.”

“Gente que avanza se puede matar,
Pero los pensamientos quedaran.” León Gieco.

Integrante Agrupacion H.I.J.O.S. Bahia Blanca.

Comentarios
Arriba