Alicia Castro renunció como embajadora con críticas al canciller Felipe Solá

En rechazo a la postura argentina sobre Venezuela, Alicia Castro renunció a su postulación como embajadora argentina en Rusia. “Hoy quiero presentar mi renuncia como embajadora, porque no estoy de acuerdo con la actual política de Relaciones Exteriores”, escribió.

La decisión de la ex diputada fue comunicada al gobierno nacional en las últimas horas. Presentó una carta en la que se expresó en desacuerdo con la política de Relaciones Exteriores, posteriormente a que el Palacio San Martín condenara a Venezuela ante el Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas (ONU).

Castro había sido designada como futura embajadora en Rusia, aunque su pliego no llegó a ser tratado en el Senado, debido a la pandemia de coronavirus.

Para la ahora ex candidata, la decisión de Argentina de acompañar la denuncia por violaciones a los derechos humanos en Venezuela “constituye un dramático giro en nuestra política exterior y no difiere en absoluto de lo que hubiera votado el gobierno de Macri”.

En su renuncia, explicó que “el Grupo de Lima fue creado durante la restauración neoliberal por un grupo de gobiernos de extrema derecha, alentados y financiados por los Estados Unidos con dos objetivos explícitos: promover un ‘cambio de régimen’ en Venezuela” y “desarticular el bloque regional”.

En este sentido, de haberse desempeñado finalmente como embajadora, “no podría seguir instrucciones de Cancillería que no comparto y que considero reñidas con el interés de la Nación”.

“Mi posición y mi ideal de construcción de la Patria Grande es hoy, como fue durante los dos gobiernos Kirchner, y seguirá siendo, firme e inclaudicable. Siempre”, expresó.

Durante los gobiernos de Néstor y Cristina Kirchner, Alicia Castro fue embajadora ante Venezuela y luego en el Reino Unido.

Tras conocerse la condena argentina ante la ONU, criticó al canciller Felipe Solá y calificó como “lamentable el giro de nuestra política exterior”. Además, lo cuestionó por votar en línea con los gobiernos de Jair Bolsonaro (Brasil), Sebastián Piñera (Chile), Iván Duque (Colombia) y Martín Vizcarra (Perú).

Esta es la segunda vez que Castro cruza a Solá, ya que lo había hecho en julio, a través de Twitter, cuando el titular del Palacio San Martín calificó de “autoritario” al gobierno de Maduro.

Por otro lado, había cuestionado al secretario de Asuntos Estratégicos, Gustavo Béliz, por publicar una columna sobre el plan América Crece, de Washington, en la que consideró que “Estados Unidos se posiciona una vez más como un socio proactivo para el desarrollo de América Latina”.

Alberto Fernández le habría pedido en los últimos minutos que considere su renuncia.

También podría interesarte

Maia Ailén Dittler Blazquez

Read Previous

Reapareció Álvarez Porte: “la Taser le permitiría actuar al policía en distintos eventos”

Read Next

Infectóloga estima que Bahía Blanca tiene el doble de casos diarios que los que se informan