35.5 C
Bahía Blanca
martes, febrero 20, 2024

Tras las tensiones por su reunión con Guzmán, Alberto tuvo que elogiar la gestión de Massa

En el marco de su visita a Washington, el Presidente Alberto Fernández concretó un a reunión con el Exministro de Economía Martín Guzmán. La situación generó un fuerte cruce entre Casa Rosada y Sergio Massa, actual titular de la cartera. Temiendo por la posibilidad de su renuncia, Alberto volvió sobre sus pasos para aliviar las tensiones con el ministro.

En diálogo con el periodista Tomás Rebord, el Presidente Alberto Fernández fue preguntado por las razones de la salida de Martín Guzmán del Ministerio de Economía. Al respecto, el mandatario afirmó que "habría que preguntarle a él" y manifestó que "no me gustó la forma que se fue y por eso tengo gratitud eterna con Sergio".

Además, aprovechó la oportunidad para elogiar a Sergio Massa por ponerse a cargo de la cartera, y aseguró que el líder del Frente Renovador viene realizando un trabajo "encomiable". "La está llevando muy bien", expresó, al tiempo que agregó que:

"Es muy importante lo que está haciendo y muchos de los problemas de inflación y pobreza no es culpa de él, sino que es parte de la economía como tal".

Por otro lado, recordó que "antes de su llegada los medios hablaban de una Asamblea Legislativa porque me iban a sacar".

Sus declaraciones ocurren poco después del fuerte choque que tuvo con el Ministro de Economía en el marco de su visita a Washington. Allí, el presidente retomó el contacto con Martín Guzmán.

VOS PODÉS HACER TU APORTE
Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestro medio y porque buscás fuentes de información alternativas a los medios corporativos que expresen otras voces. Ayudanos a construir más y mejor periodismo.

Colaborar

Según trascendió, el acercamiento se produjo a través de Santiago Cafiero, quien previamente había sostenido una reunión en un hotel de New York antes de la cumbre con el Presidente Joe Biden. En este contexto, el canciller posibilitó una comunicación telefónica entre Alberto Fernández y su exministro.

Aunque el encuentro pretendía ser discreto, Massa se enteró de la situación y no tardó en expresar su descontento con la situación. La magnitud del choque habría sido tal, que en Casa Rosada incluso temieron por la renuncia del ministro.

En este marco de tensiones, Alberto -que venía alentando la candidatura de presidencial de Daniel Scioli- decidió cambiar su discurso para intentar enfriar las relaciones con el funcionario y evitar su posible salida.

Guzmán, el tercero en discordia

La figura de Guzmán aún se mantiene envuelta por las críticas de varios sectores del oficialismo por su papel en el acuerdo con el FMI firmado el pasado de marzo de 2022. Entre sus principales detractores, además de Masa, están la Vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner y el Diputado Máximo Kirchner.

Cabe recordar que los cuestionamientos luego de la firma desataron una crisis dentro de la coalición que derivaron en la renuncia del entonces titular de la cartera en julio de ese año y su decisión de mantener un perfil bajo.

Sin embargo, desde el entorno del exministro no reconocieron la charla con el Presidente, aunque admitieron que existe un acercamiento con el albertismo incluso desde antes de que se produjera la charla que causó las tensiones. Además de dialogar con Cafiero, Guzmán tendría contacto con el Exministro de Trabajo Claudio Moroni y Matías Kulfas, quien estuvo a cargo de la cartera de Desarrollo Productivo.

Ambos exfuncionarios fueron señalados por la Vicepresidenta de forma previa a la derrota electoral de 2021, cuando se refirió a "funcionarios que no funcionan" durante un acto que sostuvo en La Plata.

Por su parte, luego de su intempestiva salida del Ministerio de Economía, Guzmán creó un think tank llamado "Fundación Suramericana", destinada a brindar asesoramiento económico en Argentina y la región. Junto a él, participan del proyecto otros 30 profesionales.

Además, durante los últimos tiempos dio contadas entrevistas periodísticas y comunicó a Casa Rosada que existe una cláusula en el acuerdo con el FMI que permitiría la modificación de las condiciones en caso de ocurrir "shocks relacionados con el clima".

Al tiempo en el que se produjo su comunicación con el presidente, el exfucionario se encontraba en Nueva York para brindar una conferencia sobre la "deuda soberana" en la universidad de Columbia, en la que también participaría el premio Nobel de Economía Joseph Stiglitz.

Martín Guzmán junto a Alberto Fernández

Entre tanto, durante la visita a Washington Massa se avocó a mantener reuniones en el Tesoro y el Departamento de Estado y, según trascendió, no tuvo palabras elogiosas con el acuerdo firmado por Guzmán. Ahora, el FMI exige que se limite el alcance de la última reforma jubilatoria y aseguró que estudiará en detalle la reglamentación de la normativa.

Cabe recordar que la moratoria previsional pasó por el Congreso con un fuerte cuestionamiento de ciertos sectores de la oposición y su promulgación demoró diez días, hecho que causó el malestar del Máximo Kirchner.

Tanto desde desde el massismo como del kirchnerismo discuten otras decisiones tomadas durante la gestión de Guzmán. Por ejemplo, la falta de controles en la Aduana que derivó en maniobras de sobrefacturación que medidas cautelares por 2.600 millones de dólares.

El hecho llamó la atención en el FMI y obligó al Director General de Aduanas Guillermo Michel a viajar a Estados Unidos junto a la comitiva argentina para dar explicaciones.

A esto se suman los "sobrecargos" que la entidad monetaria cobra al país y que llevó al presidente a exigir su eliminación, reclamo que repitió también en la cumbre iberoamericana que sesionó la semana pasada en Santo Domingo. Aunque desde cancillería celebraron la inclusión de la solicitud en el documento final de la cumbre, luego Casa Rosada no trasladó el pedido de Casa Blanca.

La gestión Massa

La llegada de Massa a la cartera de economía incluyó también un cambio en la forma de llevar adelante la gestión. Mientras Guzmán apuntaba a un abordaje académico, el actual Ministro se decanta por un enfoque pragmático y llevó su propia agenda a Washington.

Massa ya tenía una relación compleja con Casa Rosada, y el acercamiento al exministro empeoró la situación. Además, ayer trascendió un presunto encuentro en Olivos entre Fernández y el titular de la cartera, que finalmente no se concretó por la negativa del ministro.

Desde su entorno afirman que "los días de buenas noticias buscan la foto, pero en las malas la Casa Rosada pide que hable Economía, como si fuera otro gobierno".

Por otro lado, el representante del Frente Renovador espera un resultado favorable con respecto a la auditoría de la UBA sobre el canje de bonos en dólares de la ANSES, y en su entorno se preparan para apuntar contra los responsables de resultados económicos que sean ajenos a la gestión.

Una muestra de este enfoque se pudo ver luego de la publicación del índice de pobreza del INDEC. En ese contexto, desde Economía aseguraron que el resultado a la crisis en torno a la renuncia de Guzmán.

Podría interesarte:

Las últimas noticias

Latest Posts

.links span { display:none }