17.1 C
Bahía Blanca
martes, diciembre 5, 2023

El Gobierno busca fortalecer el pedido de juicio político contra los jueces de la Corte Suprema

Alberto Fernández le entregó al titular del bloque de diputados oficialistas, Germán Martínez, y a la presidenta de la Comisión de Juicio Político de esa cámara, Carolina Gaillard, el pedido de juicio político a los cuatro jueces de la Corte Suprema firmado por 11 gobernadores. El FdT busca sumar la firma de más mandatarios como también agregar nuevos elementos a la denuncia. En respuesta, Larreta se embanderó como vocero de Juntos por el Cambio para anunciar el rechazo a la iniciativa.

El pedido de Juicio Político

Según informó la Casa Rosada, en la tarde de este miércoles Fernández convocó a los legisladores para entregarles el documento con los fundamentos para impulsar el juicio político contra Horacio Rosatti, Carlos Rosenkrantz, Juan Carlos Maqueda y Ricardo Lorenzetti.

"Les solicitó a los diputados que inicien su pronto tratamiento legislativo", destacó el comunicado del gobierno. En estos días terminará de pulir los detalles del decreto con la secretaria Legal y Técnica, Vilma Ibarra.

Antes de formalizar el documento con la acusación, el oficialismo buscará sumar nuevos elementos que refuercen lo elaborado por el Presidente y los mandatarios provinciales.

Una vez admitida la presentación en la mesa de entradas de Diputados, comenzará la investigación a cargo de la Comisión de Juicio Político, compuesta por 31 integrantes.

VOS PODÉS HACER TU APORTE
Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestro medio y porque buscás fuentes de información alternativas a los medios corporativos que expresen otras voces. Ayudanos a construir más y mejor periodismo.

Colaborar

Antes de la etapa de pruebas contra los supremos y la convocatoria a los acusados y constitucionalistas, se estudiarán agregar al escrito que se firmó ayer, jurisprudencia que sustancien la denuncia.

Luego de que se conociese que el gobernador de Entre Ríos, Gustavo Bordet, no firmó el escrito como se afirmó en un primer momento, en Casa Rosada no descartan conseguir el apoyo de gobernadores aliados como son los de Río Negro (Arabela Carreras), Neuquén (Omar Gutiérrez), Salta (Gustavo Sáenz) y Misiones (Oscar Herrera Ahuad).

La acusación la encabezan Alberto Fernández y los gobernadores Axel Kicillof (Buenos Aires), Jorge Capitanich (Chaco), Gerardo Zamora (Santiago del Estero), Sergio Ziliotto (La Pampa), Gildo Insfrán (Formosa), Ricardo Quintela (La Rioja), Gustavo Melella (Tierra del Fuego), Osvaldo Jaldo (Tucumán), Alicia Kirchner (Santa Cruz), Mariano Arcioni (Chubut) y Raúl Jalil (Catamarca).

En la denuncia se advierte desde "la violación de la Ley de Ética Pública" hasta la causal de mal desempeño "a partir de decisiones que tienen que ver con la declaración de inconstitucionalidad de la ley 26.080", que rigió el funcionamiento del Consejo de la Magistratura durante 16 años y que fue reemplazada, por una arbitraria decisión de la Corte, por la derogada ley 24.937.

Otro de los puntos tiene que ver con el fallo por la coparticipación federal que benefició a la Ciudad de Buenos Aires y perjudicó al conjunto de provincias argentinas.

"Este fallo de la Corte Suprema implica arrogarse facultades legislativas que no le corresponden, ya que, sin pronunciarse respecto de la inconstitucionalidad de la ley en cuestión, ordena que el Estado Nacional se abstenga de aplicar una norma plenamente vigente”, aseguraron.

Por estas razones, los acusan de "invadir las esferas de las competencias exclusivas y excluyentes de los restantes poderes" por el Ejecutivo y Legislativo. Por lo que consideraron que "quebraron los pilares básicos en los que se asienta un sistema republicano de gobierno”, remarca el documento.

El tratamiento parlamentario

Tras el ingreso de la denuncia a la Cámara de Diputados, una comisión ad hoc comenzaría a trabajar durante el período de sesiones extraordinarias. Sin embargo, resulta altamente probable que el oficialismo no logre su objetivo.

Sucede que el Frente de Todos carece de las mayorías calificadas necesarias en ambas cámaras para desplazar a los cortesanos.

El gobierno cuenta con la ventaja de que en la comisión de juicio político presidida por Gaillard hay 16 integrantes del FdT sobre un total de 31, lo que le garantiza la mayoría simple para sentar en el banquillo a los cuatro magistrados.

Con ese número, el FdT podrá abrir un sumario e iniciar la acusación formal por mal desempeño en sus funciones contra Rosatti y los otros tres cortesanos.

A esa primera etapa preliminar le sigue una "etapa informativa sustanciando el sumario con medidas de pruebas, informes, citación a testigos, careos, derecho de defensa de los acusados", detalló el diputado oficialista Marcelo Casaretto.

En esta etapa, la estrategia del oficialismo será exponer cada uno de los accionares irregulares de los jueces del máximo tribunal.

El oficialismo espera sustanciar con elementos de prueba su postura y de esa manera lograr que no solamente sean sus 116 diputados quienes acompañen el dictamen.

En los últimos días, sectores de la UCR disconformes con la "tibieza" de su dirigencia nacional exigieron que el partido centenario "no mire al costado" y repruebe el accionar de los magistrados y funcionarios del PRO que atentan contra la institucionalidad republicana.

De todos modos, para aprobar la formación de la causa necesitaría de una mayoría calificada de dos tercios de los miembros presentes en el recinto durante la votación.

Si la iniciativa se rechaza en el pleno de la Cámara, podrá ser retomada posteriormente, ya que no perderá estado parlamentario por tres períodos, es decir, hasta el 30 de noviembre del 2025.

Pero si se diera el resultado que Diputados aprobara el dictamen, el siguiente paso se daría en el Senado, donde uno o dos integrantes de la Cámara baja deberían presentar la acusación.

En el Senado también se requiere de una mayoría de dos tercios, en este caso para declarar culpables a los jueces de la Corte y de esa manera desafectarlos del máximo tribunal, inhabilitándolos de por vida a ejercer cargos públicos.

Larreta, el embanderado de JxC

Descontando a los sectores rebeldes del radicalismo, la mayoría de la alianza Juntos por el Cambio ya se expresó en contra del juicio político a la Corte.

Y quien habló en nombre de la alianza fue el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta.

"Aunque el kirchnerismo quiera anular uno de los tres poderes no lo vamos a permitir. Vamos a oponernos en el Congreso. No vamos a permitir que se lleven puesta la república", indicó Rodríguez Larreta durante una conferencia de prensa.

Para el alcalde de la Capital el juicio político que ayer impulsó el presidente junto a gobernadores es "una locura" y se trata de un "nuevo ataque a la Justicia" (sic).

"Una semana después de desconocer un fallo de la Corte, el Presidente acompañado por algunos gobernadores dijeron 'esta Corte no nos gusta, cambiemos a todos los jueces'. No tienen el poder absoluto", apuntó.

En ese sentido, el mandatario porteño reiteró que "hubo una declaración contundente" de toda la alianza opositora contra el juicio político.

"El kirchnerismo quiere pasar por encima de las leyes y cambiar al árbitro, que en una república como la nuestra es la Justicia. Nos vamos a quedar sin Argentina si seguimos con esta violación sistemática de las normas", resaltó.

Podría interesarte:

Las últimas noticias

Latest Posts

.links span { display:none }