11.9 C
Bahía Blanca
miércoles, mayo 29, 2024

Las presencias en la Plaza de Mayo de este jueves reconfigurarán el nuevo mapa del peronismo

La foto de este jueves 25 en la histórica Plaza de Mayo graficará la correlación de fuerzas al interior del panperonismo, donde Cristina Kirchner reafirma su centralidad como líder del movimiento, convocando -personalmente- a todos los sectores. Las presencias y ausencias podrían reconfigurar las diversas hipótesis electorales, pese a que -por ahora- se descartan definiciones sobre candidaturas.

La vicepresidenta tuvo la potestad unipersonal de enviar las 300 invitaciones a dirigentes del Frente de Todos, gobernadores, intendentes, legisladores, referentes de los movimientos sociales, sindicalistas y representantes de organismos de derechos humanos, como Abuelas y Madres de Plaza de Mayo.

La idea de los organizadores es que esté presente "todo el peronismo", y las invitaciones se cursaron bajo esa idea. Para sorpresa de nadie, el presidente Alberto Fernández no figura entre los invitados.

Sucede que el malestar con el primer mandatario por las diferencias internas creció a raíz de su polémica convocatoria al acto -del que finalmente no será parte-. Fernández invitó a la población a recordar el 20º aniversario de la asunción de Néstor Kirchner para escuchar a su "compañera de vida", sin hacer mención que se trata de la vicepresidenta, dos veces presidenta y líder del movimiento peronista.

Tampoco estará presente el precandidato "albertista" a la presidencia, Daniel Scioli, quien estará en Brasil, en un acto conmemorativo de la Revolución de Mayo, y está en duda la presencia del Canciller Santiago Cafiero, leal a Fernández.

VOS PODÉS HACER TU APORTE
Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestro medio y porque buscás fuentes de información alternativas a los medios corporativos que expresen otras voces. Ayudanos a construir más y mejor periodismo.

Colaborar

Otro en duda es el ministro de Economía Sergio Massa, quien viajará a Paraguay para encontrarse con el presidente electo y tiene en agenda encuentros de gestión. Sin embargo, bajó la orden que 5 mil militantes de su Frente Renovador se hicieran presentes en la plaza, exhibiendo así su respaldo al evento y su alianza con el kirchnerismo.

Exceptuando estos contados casos, casi la totalidad del panperonismo asistirá a la cita con su líder. Además de las organizaciones kirchneristas y el massismo, se espera que el gremio de Camioneros, la Corriente Federal, la CTA, el Movimiento Evita y el resto de las organizaciones de base del peronismo también sean protagonistas.

Una incógnita en ese sentido es qué sucederá con la conducción de la CGT, que todavía no confirmó institucionalmente su presencia.

Pese a que desde el entorno de la vicepresidenta descartan fuertes definiciones respecto a apoyos a candidaturas, todo el arco político espera que CFK vuelva a orientar el debate y la estrategia electoral de cara a las PASO.

Las hipótesis electorales

Mientras reina la incertidumbre y la expectativa, dentro del peronismo se barajan múltiples -y a veces contrapuestas- hipótesis respecto a posibles candidaturas presidenciales y para la gobernación del principal distrito electoral del país: la provincia de Buenos Aires.

Mientras que la candidatura de Massa se desinfla al ritmo de la elevación de los índices de inflación, no decae el espíritu de los Renovadores de que la coalición (que seguramente cambie su nombre) debería encolumnarse en una única candidatura de consenso para evitar la dispersión del voto en las PASO que muestre a Javier Milei o algún/os candidato/s de Juntos por el Cambio por encima de los postulantes peronistas. Lo que podría ser -interpretan- una condena de muerte para el oficialismo.

Bajo esta mirada, una de las hipótesis corre con la idea de posicionar al ministro del Interior Eduardo "Wado" de Pedro como figura del consenso y potencial candidato del kirchnerismo-massismo.

Wado cuenta con las siguientes ventajas:

  • Su edad: Fue impulsado por la propia CFK al desear públicamente que "los hijos de la generación diezmada tomen la posta".
  • Su buen vínculo con los gobernadores, conseguido en su gestión como Ministro.
  • La buena relación que cosecha con los sectores agropecuarios por ser también un "hombre de campo".

De indudable paladar kirchnerista, algunos especulan que una figura como Malena Galmarini -referente del Frente Renovador y pareja de Massa- pueda ser su compañera de fórmula para así sellar la unidad del sector mayoritario del gobierno.

Otras de las hipótesis, busca elevar al gobernador Axel Kicillof a la pelea "a todo o nada" por la presidencia, retirándolo de su bastión -la provincia- donde todas las encuestas lo señalan como claro favorito a permanecer en el Sillón de Dardo Rocha.

En esta jugada, Kicillof haría un "enroque" con De Pedro, quien podría ser uno de los posibles contendientes por la gobernación bonaerense, aunque el Jefe de Gabinete provincial, Martín Insaurralde, también se perfila con ese objetivo.

La lectura detrás de esta idea es que Kicillof sería quien mejor retiene los votos de CFK a nivel nacional, y lo ayudaría su imagen de "moderado" y su condición de economista -considerando la crisis económica que vive  el país-.

Pero, curiosamente, esta lectura coincide con los intereses de los resabios "albertistas", que miran que sin el favorito en la cancha (es decir, Kicillof en PBA), el territorio bonerense queda liberado para disputar una PASO compleja y poder así posicionar a Victoria Tolosa Paz.

Todas estas miradas especulan con las dificultades que plantean los escenarios que podrían depender o no del corte de boleta, algo que la mayoría de la población no hace en el cuarto oscuro.

Sin embargo, tanto De Pedro como Kicillof aseguran en cada oportunidad que esperarán la orden de CFK: es ella quien tiene la lapicera del armado electoral del peronismo y quien definirá la estrategia. Una forma también de sugerir que ningún sector interno está por encima de la voluntad de la líder del movimiento.

En el plano nacional, la posibilidad de la candidatura única encuentra resistencia en el cada vez más reducido círculo presidencial, que insiste con su deseo de anotarse como victoria personal la imposición de las PASO.

Aunque, conocedores de la falta de consenso al rededor suyo y la baja intención de votos, ahora se especula con unificar las precandidaturas "albertistas" de Scioli y el Jefe de Gabiente Agustín Rossi -quien estará este jueves en la Plaza-, formando así la fórmula.

Podría interesarte:

Las últimas noticias

Latest Posts

.links span { display:none }